Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

domingo, 18 de abril de 2021

EL LIBRO DE GIANNI RODARI. Versos, cuentos y vida


En el año 2020 fue el centenario del nacimiento de Gianni Rodari, por este motivo se ha publicado este libro. En una edición muy cuidada y completa, con ilustraciones que complementan el texto, están recogidos cien poemas y sesenta cuentos que forman una antología de su obra.
Además, aparece intercalada entre ellos su biografía, así como sus opiniones sobre diversos temas, que hacen la figura de este autor más cercana.
Sus historias transmiten que era un hombre bueno, con gran sensibilidad y mucha fantasía. Siendo alguna de sus preocupaciones la infancia y la educación.
Un libro para niños que también disfrutamos los adultos. Que me ha hecho recordar mi infancia y la importancia de la imaginación.

Algunas frases del libro:
“La verdad es más fuerte que todas las cosas, más luminosa que el día y más terrible que un huracán. La verdad es lo único que importa.”

De visita en Moscú: “Lo que de verdad le sorprendió fue que las niñas y niños rusos lo reconocieran y tuvieran memorizados sus cuentos. Le encantó comprobar que la fantasía era algo que unía a los niños de todo el mundo. Un lenguaje compartido.”

Contracubierta o parte de la misma:
(Solo está la firma de Gianni Rodari)

Edición y textos de Jorge de Cascante.

Ilustrado por Marta Altés

Traducido por Jordi Martí Garcés


martes, 13 de abril de 2021

VIDAS SAMURÁIS de Julia Sabina


La crisis del 2008 marcó un antes y un después en toda una generación de jóvenes que tuvieron que hacer las maletas, mientras en su día a día convivieron con la incertidumbre. Este es el motivo por el que Maribel, una recién graduada en historia del arte, decide irse de Madrid a Lille en Francia para hacer su tesis, pero la realidad es que quiere empezar de nuevo, empezar otra vida. El viaje es una huida buscando su propio camino, su identidad y su futuro.
Tal vez por el argumento esperaba bastante más de esta novela, pero le ha faltado algo. No he sentido conexión con los personajes, por lo que sus andanzas no me han atrapado en la lectura. Ese vacío de transmisión de sentimientos me ha hecho ver las situaciones que viven desde la distancia. Aún así, las razones que llevan a la protagonista a tomar ciertas decisiones me han llevado a ver que a veces regresar al origen hace que renazcan las perspectivas. Y aunque no sea mucho, pero algo he extraído de esta historia.

Algunas frases del libro:
“La gente que te encuentras en los primeros viajes no es la misma gente que luego te encuentras en los trabajos o en la sala de espera del médico, cuando lo que en otro momento parecía extraordinario se convierte en cotidiano.”

“Los samuráis no tenían hogar y viajaban para instruirse.”

“Así es este mundo, todo se rige por modas, hasta el pensamiento.”

Contracubierta o parte de la misma:
Maribel ha terminado sus estudios en Madrid y no encuentra su sitio en un país que siente que le está fallando y que no le ofrece ninguna alternativa laboral ni vital. Esta situación, unida a un desengaño amoroso, la lleva a la localidad francesa de Lille, donde bajo el pretexto de preparar una tesis doctoral lucha como una auténtica samurái contra las dificultades que supone empezar de nuevo en una ciudad de la que apenas conoce el idioma. Allí la esperan los retos de una vida que aún no ha tenido que enfrentar por sí sola: encontrar vivienda, crear un nuevo entorno de amistades y descubrir otras maneras de enfocar el amor. En el transcurso de un año vivirá todo aquello que todavía no había experimentado, y lo más importante, Maribel deberá descubrir quién es y cuál es su lugar en el mundo.

Ilustración de la cubierta: Petra Braun

viernes, 26 de marzo de 2021

AMERICANAH de Chimamanda Ngozi Adichie


Las diferentes partes del libro alternan la historia de Ifemelu y la de Obinze. Reconstruyendo su vida en común en Nigeria, desde que se enamoraron en la adolescencia, hasta los años en que cada uno siguió un rumbo distinto emigrando al extranjero. Y su posterior regreso a su país de origen. En concreto el título del libro “Americanah” hace referencia a la palabra con la que se denomina a un nigeriano que habiendo emigrado a América, regresa a su país.
Mientras Ifemelu tuvo la oportunidad de ir a Estados Unidos para ampliar sus estudios, y lo hizo, Obinze se quedó en Nigeria pero, con su deseo de salir y encontrar mejores opciones laborales, consiguió ir a Gran Bretaña.
Lo que les pasó a cada uno y las experiencias que vivieron, junto a los problemas que tuvieron que afrontar, marcaron sus caminos. Levantándose un muro entre los dos. Ambos tuvieron un choque cultural, pues se encontraron con que todo era diferente a como imaginaban. Lo que hizo que tuvieran dificultades para abrirse paso en ese mundo nuevo y adaptarse a cada país. Los temas raciales y la inmigración fueron sus acompañantes durante ese tiempo.
Precisamente las circunstancias vividas en el extranjero hicieron que, por un lado, Obinze se sintiera solo y soportara la dureza de la realidad que le rodeaba, hasta que fue deportado. Y desde luego, para nada era la vida que había imaginado. Mientras que, por otro lado, Ifemelu, tuvo que tomar alguna decisión in extremis para sobrevivir, y aunque parecía que se iba asentando, tras 13 años en EEUU, decidió regresar a Nigeria. En una vuelta a sus orígenes, en un intento de reencontrarse consigo misma.
Precisamente una parte del libro está formada por las entradas al blog que creó Ifemelu cuando vivía en Estados Unidos, donde expresa sus opiniones hablando sobre la raza. Mientras que al regresar a Nigeria, retoma el blog, dándole un vuelco, pasando a hablar sobre la vida. Creo que esta diferencia en el contenido de su blog refleja su estado emocional, que es claramente diferente en un país y en otro.
He leído este libro porque me lo regaló una de mis sobrinas, y le doy las gracias por haberme descubierto a esta autora nigeriana. Porque en esta novela que habla de sueños, de formas de vida y de vivir, de amor, de emigración e inmigración, de racismo, de búsqueda de identidad, a través de los ojos de dos personajes, mientras van pasando de la adolescencia a la madurez, hay parte de la propia experiencia de la autora y ha sabido transmitir su propia mirada.

Algunas frases del libro:
“Mucha gente – sobre todo no negros – dice que Obama no es negro, que es birracial, multirracial, blanco y negro, cualquier cosa menos negro. Porque su madre era blanca. Pero la raza no es biología; la raza es sociología. La raza no es genotipo; la raza es fenotipo. La raza importa debido al racismo. Y el racismo es absurdo porque tiene que ver con el tono de piel y la forma de la nariz y los rizos del pelo.”

“¿Por qué tenemos que hablar siempre de la raza? ¿No podemos ser sencillamente humanos?”

“Cuando empecé a dedicarme a la propiedad inmobiliaria, me planteé reformar las casas antiguas en lugar de demolerlas, pero no tenía sentido. Los nigerianos no compran casas porque sean antiguas. Ya sabes, el granero de un molino de doscientos años reformado, esas cosas que tanto gustan en Europa. Aquí eso no da resultado. Y es lógico, claro, porque somos tercermundistas, y los tercermundistas miramos al futuro, nos gustan las cosas nuevas, porque lo mejor está todavía por venir, mientras que en Occidente lo mejor ya ha pasado, y por eso han de convertir el pasado en fetiche.”

“Tengo la sensación de que dejé de ser negra nada más apearme del avión en Lagos.”

Contracubierta o parte de la misma:
A mediados de la década de 1990, en una Nigeria militarizada, dos adolescentes, Ifemelu y Obinze, se enamoran apasionadamente. Como muchos de su generación, saben que tendrán que dejar el país. Obinze sueña con vivir en estados Unidos, pero es Ifemelu quien consigue vivir en Brooklyn e ir a la universidad. Mientras Obinze lucha para reunirse con Ifemelu, ella se encuentra en una América donde nada es como se imaginaba, comenzando por la importancia del color de su piel.

Traducción de Carlos Milla Soler
Título original: Americanah

Diseño de la cubierta: Penguin Random House basado en el diseño original de 4th Estate


lunes, 15 de marzo de 2021

REGRESO AL EDÉN de Paco Roca


Este libro hace un recorrido por la posguerra española, desde la mirada de una familia. Fueron unos años en los que predominó la miseria, el hambre y la represión. Una época en la que el papel del hombre y de la mujer era muy diferente, así como sus derechos. Mientras la propaganda franquista y la iglesia vendían un pasado idílico que querían recuperar, la realidad de la mayoría de la población era otra muy lejana.
Los personajes de esta historia son Antonia y su familia. Su madre, su padre, sus hermanos y sus hijos. Quienes con el hilo conductor de una fotografía son los protagonistas de unos tiempos pasados pero que perpetúan en la memoria de esta mujer que, aunque no fue feliz, volcó su ilusión en el instante que fijó una fotografía y toda su vida soñó con ese Edén.
Paco Roca vuelve a recuperar la memoria familiar, esta vez hablando de su madre. Y anteriormente lo hizo con su padre, en los libros: “Arrugas” (reseña aquí) donde compartió la vejez de su padre, con el Alzheimer como co-protagonista. Y en “La casa” (reseña aquí) en el cual recuperó recuerdos tras la muerte de su padre. Pero a su vez hace un retrato de la época y de la sociedad coetánea a ellos.
Lo mejor del formato cómic es la buena combinación del texto y de las imágenes, que se complementan perfectamente. Y lo especial es como el autor transmite sensaciones que me han hecho emocionarme.

Algunas frases del libro:
“Mantenemos una lucha constante contra el olvido, que intenta borrar el pasado.
Pero nuestra memoria es limitada y traicionera, por eso el ingenio humano inventó formas de mantener un instante en el tiempo.
Creamos el dibujo y la escritura... Y también la fotografía, capaz de retener un destello de existencia.”

“En aquella “democracia orgánica” de Franco, si realmente había algo democrático era sin duda la miseria.”

Contracubierta o parte de la misma:
A partir de una foto familiar de 1946 en la antigua playa de Nazaret de la capital valenciana, Paco Roca dibuja un fresco sobre la España de la posguerra a través de una de aquellas familias humildes – reflejo de la inmensa mayoría de la sociedad que sobrevivía bajo la dictadura franquista –, con serios problemas para acceder al sustento, obligada a acudir por sistema al mercado negro para hacerse a duras penas con una alimentación básica diaria. Un vigoroso y delicado retrato en cuatricromía de una España de tonos grises y libertades cercenadas por un régimen político caldo de cultivo, igualmente, de la propagación de las miserias morales. Trufada de referentes autobiográficos, Paco Roca da un paso más con Regreso al Edén en su búsqueda de la memoria.

Otros libros de este autor reseñados en este blog: “Los surcos del azar” (enlace aquí)

jueves, 25 de febrero de 2021

REY BLANCO de Juan Gómez-Jurado


El primer libro que leí de Juan Gómez-Jurado fue “Cicatriz” (
reseña aquí), un relato que, por como están estructurados los capítulos, atrapa en su lectura. En los comentarios alguien puso que “El paciente” (reseña aquí) era aún mejor, además ya había leído buenos comentarios y, en efecto, para mi fue aún más adictiva. Después empezó lo que parecía una trilogía, con la novela “Reina roja” (reseña aquí), en la que me pareció que se superaba a sí mismo con un gran thriller, donde la protagonista, Antonia Scott, iba a dar mucho que hablar. Y con muchas ganas continué con “Loba negra” (reseña aquí) que sigue la línea marcada de thriller con matices irónicos y crítica social, pero con la sorpresa de reconocer un personaje de fuera de la supuesta trilogía. Poniendo interesante por donde iba a salir el autor. Y llegando así a la lectura de “Rey blanco”, final de la trilogía o de la pentalogía, y que además podría continuar... tal vez en una “hexalogía”. Palabra que lo mismo la RAE debería ir incluyendo en su diccionario.
Por cierto, hablando de palabras y diccionarios, son geniales las referencias a otras lenguas que utiliza la singular Antonia Scott.
Y es que para mi, lo mejor en “Rey blanco” son los personajes, sobre todo, Antonia Scott y su compañero Jon. Caen bien. Y me gusta que tengan tanta complicidad. Se hacen querer.
Luego están el misterioso jefazo Mentor, que va perdiendo misterio, en favor del enigmático White. Ambos le dan un punto de secretismo que atrapa.
Brevemente aparece la abuela Scott, que en “Reina roja” me gustó mucho y he echado de menos que saliera más. Dando paso a tener mas protagonismo el padre de Antonia. Y precisamente su papel me ha dejado un tanto “¡oh! ¿Y ahora el autor mete en la trama a estos? (no quiero hacer spoiler, supongo que quien haya leído la novela sabrá a qué me refiero).
Y por detrás de los personajes se ha quedado el argumento, porque para mi lo importante era saber si Antonia y Jon conseguirían salvarse. Y tú ¿quieres saberlo?

Algunas frases del libro:
“Estamos construidos a base de incoherencias, y es nuestra capacidad para convivir con ese material inestable lo que nos permite prosperar.”

“Más importante que mantenerse vivo, es mantenerse humano.”

Contracubierta o parte de la misma:
Espero que no te hayas olvidado de mí, ¿jugamos?
Cuando Antonia Scott recibe este mensaje, sabe muy bien quién se lo envía.
También sabe que ese juego es casi imposible de ganar.
Pero a Antonia no le gusta perder.
Después de todo este tiempo huyendo, la realidad ha acabado alcanzándola. Antonia es cinturón negro en mentirse a sí misma, pero ahora tiene claro que, si pierde esta batalla, las habrá perdido todas.
– La reina es la figura más poderosa del tablero – dice el Rey Blanco – . Pero por poderosa que sea una pieza de ajedrez, nunca debe olvidar que hay una mano que la mueve.
– Eso ya lo veremos – responde Antonia.
El final es sólo el principio.

Imagen de la cubierta: Stock

domingo, 21 de febrero de 2021

ANTOLOGÍA POÉTICA de Mario Benedetti


Con prólogo y selección de poemas de Joan Manuel Serrat.

Están agrupados en tres grupos:
“La nostalgia provoca exilio.”
“El exilio provoca nostalgia.”
“El desexilio.”

De vez en cuando regreso a la poesía, es como un pequeño refugio cuando necesito sentir emociones que me hagan vibrar mi interior. Porque para mi la poesía transmite sentimientos, consigue que afloren diferentes emociones, y me crean cierta conexión con su autor, quien creo que a través de sus versos nos hace llegar sus sentimientos más profundos.
Me gusta ir abriendo el libro al azar, leer sin orden, aunque esta vez al estar agrupados por temas he seguido la estructura establecida.
Además, este libro reúne a dos autores que me agradan muchísimo, por un lado Serrat, quien desde mi adolescencia ha formado parte esencial de la banda sonora de mi vida. He pasado y paso muchas horas escuchando sus canciones y leyendo sus letras. Y por otro lado, Benedetti, de quien leí en mi juventud por primera vez “La tregua” y se convirtió en mi libro de cabecera, es con diferencia la novela que más he releído.
Pero la combinación de estos dos personajes ya la disfruté en 1985 (y continúo haciéndolo) cuando se publicó el álbum discográfico “El sur también existe”. Y ahora ha sido curioso leer poemas que estaban incluidos en el disco, porque al leerlos les he puesto música. Aunque las canciones no son exactamente como las poesías, porque Serrat hizo adaptaciones.
En esta “Antología poética” también hay poemas que canta Nacha Guevara, en concreto “Te quiero”. Para mi uno de los más bonitos.
De vez en cuando es un placer regresar a la poesía, perderse entre versos, y dejarse llevar por los sentimientos que transmite.

Algunas frases del libro:
“No toda la poesía vale para ser cantada ni todos los poetas sirven para escribir canciones, de la misma manera que detrás de un buen autor de canciones no hay necesariamente un buen poeta.”

Contracubierta o parte de la misma:
“No es fácil escoger lo más representativo entre la extensa obra de Bendetti, pero confío en que en esta antología estén representados todos los Benedettis que Mario cargaba en su mochila – el oficinista rutinario, el montevideano de clase media, el periodista comprometido, el viajero curioso, el militante de la patria doméstica, el exiliado y el desexiliado, y también el intelectual parcial, el luchador político y, por supuesto, el escritor minucioso y trabajador que nunca dejó de ser –, con la esperanza de que la selección de poemas pueda resultarle tan útil al lector familiarizado con el mundo literario del poeta uruguayo como a aquel que llegue por primera vez a sus versos.
Mario Benedetti ha sido uno de los escritores más fecundos y populares de América Latina. Un hombre de aspecto frágil y sencillo, de gesto y voz mesurada, que acercó a la gente su palabra despojada de solemnidad. Escribió, a contramano de las modas imperantes y de la crítica, historias que son peripecias del hombre medio. Visitó todos los géneros literarios: la novela, el relato, el teatro, pero fue la poesía su predilecto, el que marcó más intensamente su vocación y el más abundante y popular de su obra. Probablemente Benedetti sea el poeta más leído en nuestro idioma y, con toda seguridad, el más cantado.”
Joan Manuel Serrat

Imagen de la cubierta: Javier Jaén

domingo, 7 de febrero de 2021

PROGENIE de Susana Martín Gijón


Es el primer libro de la serie protagonizada por la inspectora Camino Vargas. Y precisamente en estos días acaban de editar el segundo volumen, titulado “Especie”.
“Progenie” empieza con un preámbulo escrito en letra cursiva, con el que también comienzan las diferentes partes, por lo que enseguida intuí que iba a ser una información anexa a la trama principal, pero que en algún momento tenía que conexionar. Mientras tanto te quedas con la intriga.
El libro está dividido en cuatro partes con capítulos cortos, lo que ha hecho la lectura muy fluida. Y la ambientación se sitúa en Sevilla.
Desde el inicio, poco a poco, ha ido presentando a los diferentes personajes, a los que vas situando y conociendo. Para inmediatamente empezar con una investigación policial que ha conseguido mantenerme en alerta, para saber quién se esconde detrás del primer asesinato y porqué. Con una trama que me ha parecido bien entrelazada, y que me ha hecho dudar entre varios sospechosos.
El protagonismo se lo lleva la inspectora Camino Vargas, quien tiene un perfil peculiar, y un pasado que carga a sus espaldas. A nivel laboral se siente orgullosa de su equipo. Y aunque está de forma provisional en su puesto, asume toda la responsabilidad y ejerce el mando. Como punto curioso, en cierto momento acepta recibir la ayuda de la hija de uno de sus compañeros, una adolescente de 12 años con altas capacidades.
El argumento es de los que enganchan, pues los casos crean mucha expectación. Y además, trata entre líneas temas muy importantes como: la maternidad, la fecundación in vitro, el método ROPA, el aborto, la relación entre padres e hijos, la violencia de género, la homosexualidad, las enfermedades degenerativas, las enfermedades mentales, la investigación biomédica. Así como el propio tema de la profesión de policía, tratando el riesgo y peligro que supone, los inadecuados horarios que hacen complicada la conciliación familiar. Consiguiendo con todo ello que la novela sea algo más que intriga policial.

Algunas frases del libro:
“Le fascina todo de las hormigas: su sistema social, en el que sacrifican la individualidad por el grupo, el acatamiento sin fisuras de una estructura piramidal, la veneración hacia la hormiga reina, su laboriosidad y estoicismo. Esos insectos representan todo lo que ella no es. Liviana con el seguimiento de las normas, le cuesta obedecer las órdenes con las que no comulga y los convencionalismos impuestos por una sociedad de la que se siente ajena con demasiada frecuencia. Toma sus propias rutas, a menudo con atajos que la lleven a conseguir su objetivo, todo según su propia idea de la justicia y de la existencia. Lo cual le ha acarreado no pocos problemas, tanto en su profesión como en la vida.”

“Las buenas mentiras se arman con amasijos de verdades.”

Contracubierta o parte de la misma:
Sevilla, ola de calor. Todo el que puede huye a la playa. No así Camino Vargas, jefa accidental del Grupo de Homicidios desde el tiroteo que dejó en coma al inspector Arenas. Alguien ha atropellado salvajemente a una mujer y se ha dado a la fuga. Este asesinato se va a transformar en el foco de atención mediática cuando se filtre un dato aún más perturbador: el homicida introdujo un chupete en la boca de la víctima antes de desaparecer de la escena del crimen. Todos los indicios apuntan a la expareja, un maltratador psicológico, y las estadísticas no están de su lado. Sin embargo, cuando la autopsia desvele que la víctima estaba embarazada y los asesinatos comiencen a sucederse, Camino comprenderá que se halla ante el caso más duro de su carrera.

Imagen de la cubierta: Miguel Tejedo

domingo, 31 de enero de 2021

LAS MAÑANAS DEL CAFÉ ROSTAND de Ismaíl Kadaré


De casualidad, en la biblioteca, encontré este libro. Me llamó la atención el título. Y al leer la contracubierta me atrajo que hablase de París y sus cafés. Pero la realidad ha estado algo lejos de lo que pensé. Aunque el resultado final ha sido que he conocido un país del que no sabía apenas nada, Albania.
Ismaíl Kadaré escribe diversos pensamientos, reflexiones, vivencias, impresiones, que abarcan casi toda su vida, como escritor y como ciudadano de un país que tiene una larga historia de cambios políticos a su espalda. Con diferentes gobernantes: otomanos, monarquía, comunismo, república. Y religiones: cristianismo e islamismo.
“Quinientos años después. Todos se preguntan: ¿Cómo es posible? Después la mayoría prefiere tranquilizarse. No tiene la menor importancia. Es circunstancial. Una tontería.
Entre Albania y los otomanos se extiende el siglo más inmisericorde de la historia, el siglo veinte. Obcecado, dantesco, beethoveniano, Albania lo ha ido cargando sobre sus espaldas año tras año. Liberación de los otomanos. Primer estado republicano albanés. A continuación, primer rey alemán, como en Grecia, según usos balcánicos. Guerra Mundial con sus abismos. República de nuevo, monarquía después, esta vez albanesa. Después Europa, modelo italiano, A continuación, modelo revisado, alemán. Después antiEuropa, modelo comunista. Seguidamente hiperEuropa, modelo atlántico. Epílogo con dos Albanias. Ambas bajo el paraguas de la OTAN. Y de pronto... Jabal y Jabla surgen de una negrura de cinco siglos.
¿Es este un sueño? ¿Albaneses con banderas árabes en las concentraciones? ¿Esas gentes que, como se murmura, pasan de albaneses subyugados a despertarse como musulmanes liberados? ¿Esas increíbles noticias que van de acá para allá como el viento entre las dos Albanias?”
También habla de la situación de los escritores, algo más concretamente de los poetas, y específicamente de las mujeres. Son muchos los temas que aborda, recogidos a lo largo de los años que estuvo yendo al Café Rostand. Así expone sus puntos de vista desde su exilio en París, cuando el comunismo estaba instaurado en su país. Reconstruyendo con sus recuerdos y sus vivencias el pasado que le tocó vivir.

Algunas frases del libro:
“Como la mayoría de los cafés, el Rostand debía gozar de sus propias zonas misteriosas, esas que se creaban entre los clientes y el local y que nunca se explicaban. Eran tantas las personas, con multitud de pensamientos tan diversos, que era imposible que no se produjera un toma y daca entre ellas y el café en el interior de un espacio tan angosto. Mas resultaba por completo imperceptible captar lo que el café tomaba de ellas y, aún más, lo que les daba.”

Contracubierta o parte de la misma:
Ismaíl Kadaré evoca el café en el que tantas horas pasó desde su primer encuentro en París al principio de los años setenta, cuando el régimen comunista de su Albania natal le permitió salir del país unos días para trasladarse a la capital francesa a petición de su editor, Kadaré nos cuenta las primeras sensaciones que sintió al verse en París y la relación especial que desde entonces mantuvo con esta ciudad que tantos años después le acogió permanentemente cuando pudo dejar su país. Durante años, cada mañana, aún hoy en día, ha pasado las horas escribiendo sobre una de las mesas del café Rostand, frente a los jardines de Luxemburgo. Por las páginas de “Las mañanas del café Rostand” pasan los recuerdos de sus vivencias en Tirana y Moscú, sus amigos de juventud en una Albania opresiva y gris, sus primeras lecturas de “Macbeth”, su pasión por las tragedias griegas, la libertad que vive intensamente en sus paseos por París, los escritores a los que tuvo ocasión de conocer, las “cosas inexactas, por no llamarlas irresponsables que se le ocurrían normalmente en España”.

Traducido del albanés por María Roces González
Título original: Mëngjeset në Kafe Rostand, motive të Parisit

Fotografía de la cubierta: Sarah Hadley

miércoles, 20 de enero de 2021

EL LIBRO DE MI MADRE de Albert Cohen


Albert Cohen publicó este libro en 1954, nueve años después de la muerte de su madre. Durante ese tiempo, y posteriormente, vivió con el peso de su ausencia. 
Su contenido es una loa a todas las madres, a la figura materna. Además, da consejos para quienes tienen a sus madres vivas, para que sean más dulces con ellas, para que las amen. 
Comienza mostrando el amor que un hijo puede sentir por su madre, que él mismo siente. Y lo hace como un canto desde lo más profundo de su corazón. Para continuar recordando momentos vividos con ella, su más tierna infancia en la isla de Corfú (Grecia), su llegada a Marsella (Francia), y cuando ya de adulto fue a vivir y a trabajar a Ginebra (Suiza) y su madre lo visitaba. 
Pero luego se pone un poco mas trascendental al compartir sus sensaciones cuando piensa cómo sería su vida si su madre siguiera viva. También explica los momentos en que tuvo la necesidad de que Dios le diera fe, para creer que volvería a ver a su madre cuando él muriera. 
Aunque su tono más desesperado es cuando siente que nunca más será hijo, que nunca más volverá su madre a verle y nunca más charlarán. Precisamente ese “nunca más... mamá” engloba su aflicción interior. 
Para mi ha sido una lectura de las que me llegan directamente sin filtros a mi corazón. Mi madre murió cuando yo tenía trece años. Y aunque dentro de unos días harán cuarenta y dos años que sucedió, sigo sintiendo su vacío. 
En algunos aspectos he sentido empatía con el autor. Por lo que a pesar de lo breve, 144 páginas, me ha dejado su huella. 

Algunas frases del libro: 
“Se acabó, se acabó, mamá no volverá ya, nunca más. Qué solos estamos los dos, tú en tu tierra, yo en mi habitación. Yo, un poco muerto entre los vivos, tú, un poco viva entre los muertos.” 

“Llorar a la madre es llorar la infancia.” 

“Pero era un hijo. Los hijos no saben que sus madres son mortales.” 

“Hijos de madres aún vivas, no olvidéis que vuestras madres son mortales.” 

Contracubierta o parte de la misma: 
“El libro de mi madre” es una novela inolvidable del autor de “Bella del Señor”, considerada como una de las grandes novelas del siglo. El 10 de enero de 1943, la madre de Albert Cohen, enferma del corazón, murió en Marsella bajo la ocupación nazi. Para Cohen, a la sazón en Londres, este hecho significó una catástrofe de la que nunca se repondría. 
En este libro, del que se ha dicho que es la más bella novela de amor que jamás se haya escrito, el autor restituye su infancia en Marsella y sus años de adulto en Ginebra, dos etapas marcadas decisivamente por la omnipresente y entrañable figura materna. Y perfila un personaje femenino cuya irrepetible individualidad encaja magistralmente en las constantes universales que encarna: la madre que encuentra sentido a su existencia en el amor incondicional a su hijo, la mujer que disfruta y padece las pequeñas cosas de la vida, la judía emigrada que sufre extranjería espiritual en un mundo ajeno... 

Traducción de Javier Albiñana 
Título original: Le livre de ma mère 

Ilustración de la cubierta: The three ages of women, Gustav Klimt. Oronoz / Cover

domingo, 10 de enero de 2021

SAKURA de Matilde Asensi


“Sakura” significa cerezo en flor, una bonita palabra para darle título a esta novela, que me ha llevado de viaje de París a Japón, acompañada de una pizca de intriga y de muchas aventuras, protagonizadas por seis personas de distintas nacionalidades que no se conocían previamente, pero que juntas participarán en el juego creado por Ryoei Saito para encontrar el cuadro “El retrato del doctor Gachet” de Vincent Van Gogh, desaparecido misteriosamente. 
En esta convivencia contrasta la mentalidad, las costumbres y las tradiciones occidentales de cinco de los componentes del equipo, con el resto de personajes orientales, sobre todo, durante su estancia en Japón. Introduciéndonos en la cultura ninja. 
Además, hay otro elemento súper protagonista, otro cuadro de Van Gogh, “El retrato de Père Tanguy”, cuyo fondo es parte esencial de la trama. Que por otra parte, gracias a ésto me ha hecho redescubrir esta obra y conocer los grabados japoneses, así como la fascinación que sentía Van Gogh por el arte japonés. De igual manera me ha gustado el reconocimiento que hace la autora a los artistas urbanos, como Banksy y Bleck le Rat. 
Está narrado en primera persona, lo que hace que la lectura sea mas dinámica. Sin embargo, para mi gusto, se dan demasiadas explicaciones de cosas que por lógica se deducirían. Aunque sorprende en el final de la trama, con un argumento original. Menos la parte amorosa, que desde el inicio se veía venir, y que me ha parecido un poco pastelosa. 
Y lo que está genial es que en las guardas del libro están las imágenes del “Retrato de Père Tanguy” y del “Retrato del doctor Gachet”, pues principalmente el primero hay que mirarlo reiteradamente para seguir bien el hilo de lo que va sucediendo. 
Otro complemento informativo es la pequeña bibliografía que relaciona al final. 
En conjunto me ha resultado una novela entretenida sin más, pero me quedo con la parte artística, el impresionismo y los grabados japoneses. Que me han hecho indagar en el tema y he encontrado que en el 2019 se hizo una película documental titulada “Van Gogh y Japón” dirigido por David Bickerstaff. 

Algunas frases del libro: 
“El arte no tiene precio.” 

“En primer lugar los japoneses somos, en general, exageradamente responsables y para nosotros cumplir con los compromisos es algo muy importante, una cuestión de honor.” 

Contracubierta o parte de la misma: 
Una novela que nos traslada de París a Japón de la mano del pintor Vincent Van Gogh. 
Una aventura en la que la búsqueda del retrato del doctor Gachet marcará un antes y un después en la vida de sus protagonistas.

jueves, 31 de diciembre de 2020

LA BUENA REPUTACIÓN de Ignacio Martínez de Pisón


Premio Nacional de Narrativa 2015 

Es el retrato de una familia de clase media en una España bajo la dictadura de Franco hasta los primeros años de la democracia, desde los años cincuenta hasta los ochenta del siglo XX, pasando por tres generaciones. En una ambientación que nos lleva desde sus orígenes en Melilla, a su breve paso por Málaga antes de establecerse en Zaragoza, pero sin llegar a romper el hilo que les une a su pasado. 
Comienza con un prólogo en el que aparece Mercedes, ya viuda, con sus hijas Sara y Miriam, y sus nietos. Para luego empezar las diferentes partes en que se divide el libro, siendo la primera: la novela de Samuel, para seguir con la novela de Mercedes, la de Miriam, la de Elías y la de Daniel. Teniendo entre ellas una continuidad en el tiempo. Hasta que el círculo se cierra. 
Toca diversos temas pero sin llegar a profundizar en ninguno, con lo que con algunos me he quedado queriendo saber algo más. Como sucede con los judíos y una nueva expulsión para sumar a su historia, como consecuencia de la desaparición del Protectorado Español en Marruecos. Aún así destaca el papel de Samuel en la comunidad hebreo judía. 
Lo mismo que queda un tanto coja la historia de algún personaje, como la de Sara y el tiempo que está lejos de la familia. Pero es importante la huella profunda que crea el hueco que deja. 
Luego están Mercedes y Miriam, que a pesar de ser de dos generaciones distintas, ambas decidirán tomar las riendas de su vida, mostrando la cara de como una mujer puede ir abriéndose paso en una sociedad retrógada. 
Para llegar a la tercera generación, Elías y Daniel, que viven su juventud en la recién estrenada democracia, y serán parte importante en el tronco familiar. 
El conjunto de la novela me ha gustado, con algunos detalles en cada personaje y algunos hechos históricos que me han resultado cercanos, además de la estupenda forma de narrar del autor. 

Algunas frases del libro: 
“Además, Melilla no era su ciudad sino la de Samuel, y ella aspiraba a tener su propia vida y no a vivir siempre instalada en la de otra persona, aunque fuera la de su marido.” 

“Crees conocer a una persona y de repente descubres que no sabes casi nada de ella.” 

“La vida podía ser hermosa en su imperfección.” 

“No consiste en tener uno o mil pisos. Consiste en tener un sitio en el mundo. Todos debemos tener un sitio en alguna parte.” 

Contracubierta o parte de la misma: 
Samuel y Mercedes contemplan con preocupación el futuro de sus dos hijas ante la inminente descolonización de Marruecos y el regreso de los españoles del Protectorado a la Península. Estamos en Melilla, son los años cincuenta y, en ese contexto de cambio e incertidumbre, el matrimonio decide viajar a Málaga para establecerse en una España que comienza a abrirse lentamente a la modernidad. 

Fotografía de la cubierta: Ferdinando Scianna magnum photos / Contacto

miércoles, 23 de diciembre de 2020

UNA BIBLIOTECA DE VERANO de Mary Ann Clark Bremer


Narrado en primera persona, como un cuaderno donde relata una etapa de su vida, un momento especial, pues ha terminado la Segunda Guerra Mundial, y ella ha sobrevivido a un ataque de los alemanes, en el que murieron sus padres. Además, también ha fallecido su tío Marcel, de muerte natural. Y su forma de pasar el duelo es regresar al lugar donde había sido feliz, y es un pueblo francés, que solo lo nombra con la primera letra, D. Y aquí tomará el relevo de su adorado tío, quien le transmitió el amor por los libros, y creará una biblioteca. 
Habla más de su tío que de sus padres, y es que Marcel le daba buenos consejos, transmitiéndole su tolerancia y su libertad. 
Los libros le salvaron, le daban vida. Hasta que el amor le dio una vida que no estaba en los libros. Lo que a su vez le llevó a disfrutar más pausadamente de sus lecturas. 
Es un relato corto pero que condensa mucha belleza en lo que transmite, pues los sentimientos de la protagonista (la propia autora), sus sensaciones, el como sobrevive y revive después de las circunstancias personales que sufrió, hacen ver que pueden regresar los buenos momentos, que se puede volver a tener una estabilidad emocional. 

Algunas frases del libro: 
“No creía en la imposición de las ideas, pero sí en la libertad de todos y en la justicia para todos.” 

“Libros que podrían sujetar un edificio entero (por lo que dicen y cómo lo dicen). Ningún libro malo entre tantos libros.” 

Contracubierta o parte de la misma: 
Corre el año 1946. La guerra ha terminado y la joven norteamericana narradora de esta novela ha perdido en ella a sus padres. También, de muerte natural, ha perdido a su tío Marcel, un extraordinario personaje que la educó en el amor a los libros. 
En el pequeño pueblo francés donde pasó los veranos de su infancia, la protagonista deberá ocuparse de poner en marcha una nueva biblioteca tras salir del hospital, ya que las tropas alemanas han destruido la anterior. Tendrá así la oportunidad de pensar en el valor de la lectura y en la compañía que le han proporcionado los libros en los peores momentos, e incluso a la hora de tomar una u otra decisión (mientras el esplendor del verano invade la naturaleza de los alrededores y el jardín de la vieja casona que ha heredado de su tío). Sus recomendaciones a los vecinos del pueblo la harán formar parte fundamental de esa comunidad. 

Traducción de Hugo Bachelli 
Título original: Notebooks I. summen library 

Imagen de la cubierta: Archivo A.C.

jueves, 17 de diciembre de 2020

LA PACIENTE SILENCIOSA de Alex Michaelides


Esta novela es un thriller psicológico que me ha atrapado desde la primera línea, consiguiendo mantenerme en tensión todo el tiempo y me ha sido casi imposible deducir el final, hasta que en mi propia cara ha estallado un tremendo giro, del que solo puedo decir: chapeau. 
Me ha parecido que tiene un buen argumento, un buen desarrollo de la trama y unos personajes creíbles, tal vez haya influido que el propio autor cursara estudios de psicoterapia, y su propia formación ha dado sus frutos en este libro. 
Son dos los protagonistas, por un lado está Theo Faber, quien encontró su vocación de psicoterapeuta cuando a los 18 años la propia psicoterapia lo salvó, gracias a una profesional llamada Ruth. Cuyas sesiones le dieron como resultado calidad de vida. Sin embargo, años después de aquello, en el momento en que quiere salvar a una paciente, se da cuenta de que en realidad todavía necesita salvarse él. Por otro lado está Alicia Berenson, quien dejó de hablar cuando la ingresaron en un centro especializado, acusada del asesinato de su marido. Pero su voz la tenemos a través de un diario que escribió. Y va a ser la paciente de Theo, quien inicia el proceso de entenderla para así poder ayudarla. 
Junto a la intriga de qué pasó y como acabará todo, que hace que la lectura sea adictiva, está toda la parte de temática psicológica en la que se tratan temas muy interesantes sobre los traumas infantiles, las heridas psicológicas en niños, la necesidad de ser queridos, el dolor que genera la falta de amor, las situaciones y vivencias que dejan huella. Y como cada uno de nosotros somos el resultado de nuestro pasado. 
Además, como cuestión candente, plantea la situación sobre los efectos colaterales que puede tener una decisión por no pensar en las consecuencias de nuestros actos. Que a su vez llevan a la necesidad de expiar la culpa. 
Para mi es un thriller que tiene algo diferente a otros ¿te lo vas a perder? 

Algunas frases del libro: 
“La furia asesina, la furia homicida, no nace en el presente. Se origina en ese territorio anterior a la memoria, en el mundo de la primera infancia, a causa de abusos o malos tratos a una edad temprana, y con el paso de los años va acumulando carga hasta que estalla; a menudo contra un blanco equivocado.” 

“Hay demasiado dolor en todas partes, solo que cerramos los ojos para no verlo.” 

Contracubierta o parte de la misma: 
Alicia Berenson, una pintora de éxito, descarga cinco tiros a la cabeza de su marido, y no vuelve a hablar nunca más. Su negativa a pronunciar palabra alguna convierte una tragedia doméstica en un misterio que atrapa la imaginación de toda Inglaterra. Theo Faber, un ambicioso psicoterapeuta forense obsesionado por el caso, está empeñado en desentrañar el misterio de lo que ocurrió aquella noche fatal y consigue una plaza en The Grove, la unidad de seguridad del norte de Londres a la que Alicia fue enviada seis años atrás y en la que sigue obstinada en su silencio. Pronto descubre que el mutismo de la paciente está mucho más enraizado de lo que creía. Pero, si al final ella hablara, ¿estaría dispuesto a escuchar la verdad? 

Traducción del inglés de Laura Manero Jiménez 
Título original: The silent patient 

Imágenes de la cubierta: Ivan Ozerov / Getty Images y Herman Estevez

miércoles, 9 de diciembre de 2020

LA FELICIDAD DE UN TÉ CONTIGO de Mamen Sánchez


Es una historia un tanto rocambolesca, protagonizada por unos personajes muy peculiares, en una ambientación en la que contrasta la cultura y las costumbres españolas e inglesas, generando momentos curiosos y divertidos, sobre todo relacionados con un inglés en el Albaicín (Granada). Pero no todo es tan superficial como parece, y también hay un tema muy serio entre líneas. Además, de una subtrama con sorpresa relacionada con la literatura. 
Y es que el mundo editorial es parte de este relato. Por un lado, con una familia inglesa, que generación tras generación hasta pone a los hijos nombres de los protagonistas de novelas de culto. Por otro, con las cinco mujeres encargadas de una revista literaria en España, a las que entenderemos como son en el presente al conocer su pasado. 
A su vez por las circunstancias que suceden tiene que intervenir el inspector Manchego, un personaje con identidad propia, al igual que sus amigos. 
Para mi ha sido una lectura entretenida, ligera, que me ha servido para pasar un ratillo desconectada de la realidad que vivimos en estos momentos. 

Algunas frases del libro: 
“Se fundieron en un abrazo sólido, capaz de traspasar fronteras, formalidades, culturas, distancias, explicaciones y convenciones.” 

Contracubierta o parte de la misma: 
La inexplicable desaparición del gentleman Atticus Craftsman en el corazón de las tinieblas de la España profunda parece estar relacionada con las malas artes de cinco mujeres desesperadas, las empleadas de la revista Librarte, capaces de cualquier cosa con tal de conservar su trabajo. El inspector Manchego será el encargado de desenredar una trama en la que la comedia romántica se mezcla con el drama más tierno, la intriga policíaca desemboca en el mayor hallazgo literario de todos los tiempos, lo difícil se vuelve fácil y los problemas se ahogan en un mar de lágrimas... de risa. Todo esto para terminar descubriendo. Qué cosas, que el amor lo explica todo.

Ilustración de la cubierta: Gettyimages / The Insh Image Collection / Axel Fassio

miércoles, 25 de noviembre de 2020

EL INFINITO EN UN JUNCO de Irene Vallejo

Subtítulo: la invención de los libros en el mundo antiguo. 
Premio Nacional de Ensayo 2020 

No puedes perderte “El infinito en un junco” si amas los libros y la lectura. Porque es un viaje al corazón del origen de los libros, que da una gran lección de historia contada como un cuento de aventuras y con unas cuantas anécdotas. Por lo que aunque sea un ensayo, el estilo narrativo lo hace ameno. 
Mientras viajamos entre Grecia y Roma, pasando por Alejandría, y algún salto a la actualidad, junto a los personajes que gobernaron el mundo antiguo, y también con quienes fueron grandes sabios, así como con la sociedad de cada época, va analizando como de la narración oral se pasó a la escritura, como se lee en cada período, según el material de los escritos, por ejemplo la forma especial de leer un rollo de papiro. Y la repercusión de todo esto en la humanidad. 
A su vez presenta el libro como un objeto único, como algo que es imposible poder crear alguna cosa mejor. Además, cuando no existía la imprenta, cada libro era singular. Así que, si desaparecía: “una voz era silenciada para siempre.” 
Hace también referencias a cuando ardió la Biblioteca Nacional de Sarajevo, en la guerra de los Balcanes, y los habitantes de la ciudad llamaron “mariposas negras” a los rescoldos que durante días cayeron sobre ellos. Explicando, además, la coincidencia de que en el libro “Fahrenheit 451” de Bradbury, los bomberos incendiarios usan la misma metáfora. 
Es mucha la información y muchos los datos que aporta, siempre relacionados con libros, bibliotecas, librerías, escritores, películas, directores, etc. Que recopila al final en un índice onomástico. Además de varias páginas de bibliografía. 
Pero no todo lo que narra es historia y referencias, también habla de impresiones como de la sensación de perderte dentro del mundo del libro que estás leyendo, de la lectura de los libros como refugio, como salvavidas interior. En un bonito homenaje al mundo de la escritura y de la lectura. 
Precisamente son muchas las frases que me han gustado, por lo que dicen, por lo que transmiten. Aquí solo he puesto unas pocas. Así que os recomiendo que leáis este libro, porque os va a aportar mucho. 

Algunas frases del libro: 
“La pasión del coleccionista de libros se parece a la del viajero. Toda biblioteca es un viaje; todo libro es un pasaporte sin caducidad.” 

“Leer es un ritual que implica gestos, posturas, objetos, espacios, materiales, movimientos, modulaciones de luz. Para imaginar cómo leían nuestros antepasados necesitamos conocer, en cada época, esa red de circunstancias que rodean el íntimo ceremonial de entrar en un libro.” 

“Toda sociedad aspira a perdurar y ser recordada. El acto de escribir alargaba la vida de la memoria, impedía que el pasado se disolviera para siempre.” 

“Donde los documentos se eliminan y los libros no circulan libremente, es muy fácil modificar a placer, impunemente, el relato de la historia.” 

“Las librerías son esos territorios mágicos donde, en un acto de inspiración, escuchamos los ecos suaves y chisporroteantes de la memoria desconocida.” 

Contracubierta o parte de la misma: 
Este es un libro sobre la historia de los libros. Un recorrido por la vida de ese fascinante artefacto que inventamos para que las palabras pudieran viajar en el espacio y en el tiempo. La historia de su fabricación, de todos los tipos que hemos ensayado a lo largo de casi treinta siglos: libros de humo, de piedra, de arcilla, de juncos, de seda, de piel, de árboles y, los últimos llegados, de plástico y luz. 
Es, además, un libro de viajes. Una ruta con escalas en los campos de batalla de Alejandro y en la Villa de los Papiros bajo la erupción del Vesubio, en los palacios de Cleopatra y en el escenario del crimen de Hipatia, en las primeras librerías conocidas y en los talleres de copia manuscrita, en las hogueras donde ardieron códices prohibidos, en el gulag, en la biblioteca de Sarajevo y en el laberinto subterráneo de Oxford en el años 2000. Un hilo que une a los clásicos con el vertiginosos mundo contemporáneo, conectándolos con debates actuales: Aristófanes y los procesos judiciales contra humoristas, Safo y la voz literaria de las mujeres, Tito Livio y el fenómeno fan, Séneca y las posverdad... 
Pero, sobre todo, esta es una fabulosa aventura colectiva protagonizada por miles de personas que, a lo largo del tiempo, han hecho posibles y han protegido los libros: narradores orales, escribas, iluminadores, traductores, vendedores ambulantes, maestras, sabios, espías, rebeldes, monjas, esclavos, aventureras... Lectores en paisajes de montaña y junto al mar que ruge, en las capitales donde la energía se concentra y en los enclaves más apartados donde el saber se refugia en tiempos de caos. Gente común cuyos nombres en muchos casos no registra la historia, esos salvadores de libros que son los auténticos protagonistas de este ensayo. 

Imagen de la cubierta: Papyrus, de James Bruce / Yale center for British Art, Paul Mellon Collection, USA / Bdridgeman Images