Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

lunes, 9 de septiembre de 2019

LOS SEÑORES DEL TIEMPO de Eva García Sáenz de Urturi


Tercera y última entrega de la trilogía de la Ciudad Blanca. El primer libro es “El silencio de la ciudad blanca” (reseña aquí) y el segundo libro es “Los ritos del agua” (reseña aquí).
Según cuenta la propia autora en los agradecimientos finales, este cierre de trilogía queda cruzado con su otra obra “La saga de los Longevos”, un origen común para historias diferentes. Por lo que será interesante (si no lo has hecho ya) leer ese libro para completar éste. También hay una extensa y detallada relación bibliográfica de los libros con los que se ha documentado para escribir esta historia.
La estructura es similar a los dos primeros, alterna capítulos en dos espacios temporales, esta vez el presente en 2019 y el pasado se remonta a 1192. Lo que engancha a la lectura, pues tienes ganas de continuar leyendo lo que sucede en cada época.
Además hay tensión desde el minuto cero. Con muertes que no son normales, más bien son espectaculares, que llevan a la policía a indagar en la historia antigua. A su vez empieza con dos casos en marcha, lo que crea una atmósfera de mucha más intriga.
Los personajes, algunos son conocidos de los dos libros anteriores, por lo que sus comportamientos e inquietudes no sorprenden, y hay referencias a las dos primeras entregas, lo que refresca la memoria sobre ellos y su pasado. Aún así en este volumen hay un cambio en la relación personal de Unai (más conocido como Kraken) y Alba, porque pasan por una crisis de identidad, pues intentan separar lo personal de lo profesional, pero con sus trabajos, él inspector de la División de Investigación Criminal, experto en perfilación, y ella subcomisaria, les es difícil desconectar cuando llegan a casa. Pero su pequeña hija Deba hace que se planteen por primera vez otra vida más tranquila, sobre todo ella. Aunque para Kraken es complicado, pues se siente responsable de salvar el mundo, en cierta manera tiene madera de héroe.
Me gusta que haya personajes de personas mayores, muy mayores, casi centenarios, en los libros anteriores ya salía el abuelo de Unai, y además en este, en la época medieval, sale una anciana, la abuela Lucía. A ambos los muestra como personas sabias, sensatas, muy respetadas por quienes les rodean, y a quienes todo el mundo quiere y se preocupan por ellos.
La ambientación continua siendo muy certera, deja la sensación como si fuera un recorrido virtual por las calles de Vitoria. Como complemento están los mapas en las guardas (de GradualMap), uno corresponde a la antigua ciudad de Victoria, la milenaria Almendra Medieval allá por el 1192; y el otro a la misma zona pero en la Vitoria actual. Lo que ayuda a situarse fácilmente.
Tanto esta novela como las previas ha mantenido un nivel parecido en cuanto a argumento, trama, estructura, ambientación y personajes, convirtiendo la lectura casi en adictiva. Con un cierre creíble, tanto por las decisiones tomadas por los principales personajes, como también por la resolución de los casos.

Algunas frases del libro:

Era mi manera de trabajar: lanzaba sondas en todas las direcciones hasta encontrar una línea de investigación fértil de la que tirar del hilo.”

Qué mentira se contó a sí mismo para seguir adelante. Todos nos las contamos para superar lo que no podemos aceptar.”

Cuando descartas lo imposible, lo único que queda es lo improbable.”

Dicen los neurólogos que cuando resuelves un enigma el cerebro te regala una descarga de dopamina. Es adictiva. Te hace sentir bien.”

Contraportada o parte de la misma:
Vitoria, 2019. “Los señores del tiempo”, una novela ambientada en el medievo, se publica bajo un misterioso pseudónimo: Diego Veilaz.
Victoria, 1192. Diago Vela retorna a su villa después de dos años en una peligrosa misión encomendada por el rey Sancho VI y encuentra a su hermano Nagorno desposado con la que era su prometida, la intrigante Onneca de Maestu.
Unai López de Ayala, Kraken, se enfrenta a unas desconcertantes muertes que son idénticas a los asesinatos descritos en la novela “Los señores del tiempo”. Las investigaciones llevarán a Kraken hasta el señor de la torre de Nograro, una casa-torre fortificada habitada desde hace mil años por el primogénito varón. Pero el reverso de tanta nobleza es la tendencia de los señores de la torre a padecer el trastorno de identidad múltiple, un detalle que arrastrará a Estíbaliz a vivir una arriesgada historia de amor.

Fotografía de la cubierta: Agustín Escudero


2 comentarios:

  1. Me quedé en el primero, me gustó pero no para tanto y no me convenció mucho la relación de los protas. El segundo no me atreví con él porque el caso me daba muy mal rollo. El primero de la saga de los longevos también lo leí y la verdad es que me gustó mucho pero le perdí la pista y hasta hace poco no me enteré de que ya había publicado la continuación. Es que soy un desastre con las trilogías.
    La verdad es que voy a esperar a que cambie de tercio.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Me gustó muchísimo la trilogía. No he leído nada más de la autora, la otra temática me da un poco de pereza. Un saludo.

    ResponderEliminar

Pido disculpas si tardo en publicar comentarios y en contestarlos. Este blog es muy importante para mí pero no lo único que hay en mi vida.
Gracias por comentar.