Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

sábado, 24 de noviembre de 2018

EL REY RECIBE de Eduardo Mendoza


Este libro es el primer volumen de lo que será la trilogía “Las tres leyes del movimiento”, que va a recorrer los principales acontecimientos de la segunda mitad del siglo XX, centrándose “El rey recibe” en finales de los 60 y principios de los 70.
Narrado en primera persona por el joven Rufo Batalla, de 22 años, licenciado en Lenguas Germánicas, y trabajador en un diario para tener un sueldo, aunque no le interesa el periodismo como profesión, pues quiere otra cosa. Pero se convierte en periodista cuando lo envían a Mallorca a cubrir una boda de altos vuelos, y así es como fue testigo directo de los entresijos de una monarquía sin reino.
Como quiere conocer las cosas por él mismo, hace un viaje por parte de Europa, por algunos países del telón de acero, abriéndole los ojos a lo que está sucediendo política y socialmente. Regresando a España y dirigiendo una revista de cotilleos.
Durante un tiempo invirtió esfuerzos y esperanzas en su país, pero no recibió nada a cambio, por esto, y por su necesidad de darle otro rumbo a su vida, se va a Nueva York, donde trabajará como funcionario.
El relato está dividido en dos partes, la primera transcurre en España, principalmente Barcelona, y la segunda sucede en Nueva York. Sin capítulos definidos a la manera tradicional, pero marcados con citas multilingües en cursiva, a modo de sentencia o complemento sobre lo que va a suceder a continuación.
La narración es una crónica de la situación política, social e ideológica, mostrando los cambios que se fueron produciendo. Hace un repaso a la historia desde la mirada del protagonista, quien tiene el papel de observador de esos cambios en el mundo, en relación con el feminismo, el movimiento gay, la igualdad racial, la primavera de Praga, la dictadura franquista, el arte-pop, así como nombra hechos históricos muy conocidos.
Los personajes son imaginarios pero también hay algunos reales. Están bien definidos y perfilados, y representan de manera bastante realista la sociedad de la época, tanto la española como la americana, junto al modo de vida de entonces.
Más en concreto, Rufo tiene el perfil semejante a otros personajes del universo Mendoza. Destacando su personalidad por estar insatisfecho y tener una existencia que no deja huella. Y aunque su trayectoria personal y profesional en la novela puede recordar a la del propio Eduardo Mendoza, sin embargo, según he leído en alguna entrevista, para nada es una autobiografía.
Prevalece el tono irónico, también característico del autor, sin restarle importancia a la seriedad de los temas. Por lo que si ya has leído otros de sus libros, entonces ya puedes imaginar que vas a encontrar en éste. El único “pero” que le pongo es el personaje del príncipe Tukuulo, que parecía al principio que sería muy importante, y se pierde por el camino, volviendo con el relato de la historia de Livonia, que resulta un tanto pesado.
También como curiosidad he leído que el título de la trilogía tiene que ver con las tres leyes del movimiento de Newton. La primera es la ley de la inercia: Todo cuerpo permanece en su estado de reposo o de movimiento rectilíneo uniforme a menos que otros cuerpos actúen sobre él.” ¿A que puede ser interesante establecer la relación con este primer libro? ¿te animas a averiguarlo?

Algunas frases del libro:

Periodismo es todo lo que será menos interesante mañana que hoy.”

Viajo con lo puesto y de mi reino llevo conmigo lo esencial: el servicio de inteligencia y el clero. Un estado de bolsillo. A estos dos elementos acabo de añadir un tercero: mi augusta y bella esposa.”

Pasaba el tiempo, las cosas que me rodeaban tocaban a su fin y, si yo no hacía algo pronto, también mi vida pasaría sin dejar de ser como había sido desde sus inicios: inmóvil, vacía, oscura y desesperada.”

A menudo los efectos producen causas.”

Nadie se hace cargo de los suyo.”

Contraportada o parte de la misma:
Barcelona, 1968. Rufo Batalla recibe su primer encargo como plumilla en un periódico: cubrir la boda de un príncipe en el exilio con una bella señorita de la alta sociedad. Coincidencias y malentendidos le llevan a trabar amistad con el príncipe, que le encomienda, entre otras cosas, escribir la crónica de su peculiar historia. El opresivo ambiente de la gris España franquista pronto se quedará pequeño para Rufo, que viajará a Nueva York con poco dinero, grandes esperanzas y el difuso objetivo de hacer algo emocionante con su vida.

Imagen de la cubierta: Robert Crumb

Otros libros de este autor reseñados en este blog: “El enredo de la bolsa y la vida” (enlace aquí), “Tres vidas de santos” (enlace aquí)


miércoles, 14 de noviembre de 2018

DÉCIMO ANIVERSARIO DEL BLOG


Hoy hace 10 años que publiqué la primera entrada en el blog. Desde entonces he compartido mis lecturas en este espacio, recibiendo a cambio muy buenos momentos. Nunca imaginé que este mundo bloguero me haría sentir tan feliz, GRACIAS a personas que, aunque no conozco personalmente, leen lo que escribo, comentan, me siguen, me enlazan, y me han llevado a conocer sus blogs y, por tanto, a enriquecer un poco más mi vida.
Me ha gustado seguir siempre la misma línea, leo un libro y publico una entrada con mi opinión personal. En un intento mas bien de que quien la lea se quede con el nombre del autor o de la autora y con el título, por si ese libro se cruza en su camino y le apetece leerlo, así podrá tener su propia opinión. Es mi manera personal de fomentar la lectura.
Además, como diez años dan para cambios en muchas cosas, desde hace un tiempo este blog también se ha convertido en mi memoria lectora, un rincón al que regreso cuando quiero recordar alguno de los libros que he leído, a sus escritores, traductores, ilustradores, editoriales, materias. Algo así como si fuese mi biblioteca de lecturas (y por supuesto la vuestra) ese refugio que nos acoge AL CALOR DE LOS LIBROS.





viernes, 9 de noviembre de 2018

LA LUZ QUE NO PUEDES VER de Anthony Doerr


Premio Pulitzer de ficción 2015

Leí hace un par de años otro libro de Doerr, “Sobre Grace” (reseña aquí), que no me convenció mucho, por tener demasiados altibajos en la trama, en los personajes y en los temas. Pero porque no me entusiasme un libro no dejo de leer a su autor, así que he leído “La luz que no puedes ver”, también influenciada por las buenas opiniones en general. Y casi puedo afirmar que me ha parecido como si leyera a otro escritor. Ambas novelas son totalmente diferentes, en casi todos los aspectos.
En esta el tema principal resulta muy interesante, la ocupación alemana de Francia durante la Segunda Guerra Mundial, y a pesar de ser una materia reiterativa en algunas novelas, le da un enfoque diferente por la forma en que lo ha expuesto y como entreteje las historias. Pues utiliza capítulos cortos que hacen ágil la lectura, alterna épocas diferentes que mantienen el interés por seguir conociendo lo que sucedió en el pasado y lo que sucede en el presente, y a su vez discurren por separado las tramas de sus dos personajes principales.
Estos protagonistas son una joven francesa y un joven alemán, a quienes conoceremos desde su infancia, pues, como he comentado, se combinan alternativamente varios espacios temporales desde 1934 hasta la actualidad. Con cada uno de estos personajes veremos como se vivió el conflicto en sus respectivos países y como fueron los años anteriores. Es importante su situación personal, pues contribuye a la formación de su carácter y a como se desenvuelven en la vida. Ya que Marie-Laure se queda ciega a los 6 años, mientras que Werner, con 8 años, es huérfano. Ella destaca por su valentía y tiene el apoyo y el amor de su padre. Y él destaca por su honestidad y tiene el apoyo y el amor de su hermana pequeña Jutta y el de frau Elena. Son dos supervivientes desde bien pequeños, y por la guerra se hacen adultos muy rápidamente. Apareciendo en sus vidas otros personajes que también les serán de gran ayuda, Madame Manec, Etienne o Frederick.
También realiza un muestreo de los acontecimientos históricos de aquellos años previos a la Segunda Guerra Mundial así como del propio asedio de Saint-Malo. Narrando como se vivía en París en los años 30, la huida masiva de personas con la llegada de los alemanes, las viejas damas de la resistencia, los bombardeos, la liberación. Y como en Alemania avanza Hitler y el adiestramiento de los jóvenes.
Por otro lado la ambientación está muy conseguida, tanto los exteriores, como Saint-Malo y París, o los interiores, como el Museo de Historia Natural y las casas donde viven. Creo que el que uno de los personajes sea ciego ha contribuido para que esas descripciones sean tan detalladas.
Es un relato que genera emociones, que provoca tensión, que tiene detalles que casi pasan desapercibidos pero que luego vuelven a tener un punto álgido en la novela, con personajes bien construidos. Lo único que me ha parecido extraño son los dos saltos en el tiempo, de 30 en 30 años, que quieren cerrar el círculo aunque no he acabado de entender que pretendía el autor. Sin embargo me ha parecido magnífico el protagonismo casi invisible de las ondas de radio que entrelazan las tramas, a Werner y Marie-Laure, y conectan el pasado con el presente.

Algunas frases del libro:

Tras cuatro años de ocupación, el rugido de los bombarderos que se aproximan es el sonido ¿de qué? ¿De la liberación? ¿De la extirpación?”

Y para Marie-Laure, con los bolsillos forrados de arena y la cara brillante por el viento, la ocupación parece suceder, por un instante, a miles de kilómetros de distancia. Echa de menos a su padre, París, al doctor Geffard, los jardines, sus libros, sus piñas: ahora son huecos en su vida. Pero durante estas últimas semanas su existencia se ha vuelto tolerable. Por lo menos fuera, en la playa, su carencia y su temor son aliviados por el viento,el color y la luz.”

De entre todas las cosas que he visto en mi la vida, creo que el mar es de mi favoritas.
A veces me descubro mirándolo y me olvido completamente de mis obligaciones. Es lo bastante grande como para contener en su interior todas las cosas que un hombre puede sentir a lo largo de toda una vida.”

Intenta olvidar el miedo, el hambre, las preguntas. Debe vivir como los caracoles, momento a momento, centímetro a centímetro.”

Contraportada o parte de la misma:
Marie-Laure es una joven ciega que vive con su padre en París, donde él trabaja como responsable de las mil cerraduras del Museo de Historia Natural. Cuando los nazis ocupan la capital, padre e hija deben huir a la ciudad amurallada de Saint-Malo, llevándose con ellos la que podría ser la más preciada y peligrosa joya del museo.
Werner es un muchacho huérfano criado en un pueblo minero de Alemania y fascinado por la fabricación y reparación de aparatos de radio, un talento que no ha pasado desapercibido a las Juventudes Hitlerianas.

Traducción de Carmen Cáceres y Andrés Barba

Cubierta Tal Goretsky, Getty Images, Manuel Clauzin