Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

viernes, 4 de agosto de 2017

EL PACIENTE de Juan Gómez-Jurado

El verano pasado leí de este mismo escritor “Cicatriz” (reseña aquí), una historia absorbente desde el principio. Y la gente comentaba que “El paciente” aún era mucho mejor. Y no se equivocaban, apenas he hecho pausas en la lectura porque el ritmo de la narración es frenético.
Aunque en la primera página te cuenta la situación actual del Dr. Evans, no desluce para nada el relato de lo que le ha sucedido anteriormente, unas circunstancias que le han llevado a ese estado, unos hechos que ocurrieron en 63 horas antes de una operación quirúrgica a un paciente muy especial. Y es que hasta que terminas el libro no llegas a saber con certeza ese final.
El recorrido de esas horas empieza conociendo un poco como es el propio Dr. Evans en su trabajo y algunos datos sobre su vida personal, para pasar rápidamente a la acción con la desaparición de su pequeña hija. Y a partir de ese momento el ritmo se acelera, y los acontecimientos se suceden velozmente.
La búsqueda a contrarreloj tiene dos frentes a la vez, el propio Dr. Dave (David) Evans que tiene que seguir las normas impuestas por un tal White, psicópata con todo calculado al milímetro, que lo tiene supercontrolado y sabe todo sobre él, tanto que llega a jugar con sus recuerdos y sus sentimientos.
Y por otra parte se implica en esa desesperada búsqueda, tras pedirle ayuda, la cuñada del médico, Kate, que da la casualidad que trabaja en el Servicio Secreto.
Ambos se enfrentan a un difícil dilema moral tanto a nivel personal como profesional. ¿Qué vida salvar, la de su hija/sobrina o la del presidente de EEUU? Tienen que tomar decisiones que les hacen saltarse todas las normas de sus trabajos, la ética profesional entra en juego, y por supuesto un padre haría cualquier cosa por salvar a su hijo. Pero, ¿qué es lo correcto? ¿qué harías tú? La respuesta parece fácil pero la presión a la que está sometido el Dr. Evans por parte de ese psicópata no le deja pensar con claridad.
Si te sumerges en este thriller desconecta de todo, porque no tendrás tiempo para nada más que estar leyendo de principio a fin esta novela.

Algunas frases del libro:

“Sabes que la muerte llega a todos, y eso es aceptable. Y también sabes lo difícil que es vivir con la culpa de no haber evitado lo evitable. Lo inaceptable es el remordimiento, una copa amarga que se bebe día a día.”

“Ser padre transforma el temor propio en el temor de que alguien a quien amas pueda desaparecer.”

“Para proteger a tu familia se llega hasta donde haga falta.”

“La única manera de lograr algo es haciéndolo.”

Contraportada o parte de la misma:

El prestigioso neurocirujano David Evans se enfrenta a una terrible encrucijada: si su próximo paciente sale vivo de la mesa de operaciones, su pequeña hija Julia morirá a manos de un psicópata.
Para el Dr. Evans se inicia una desesperada cuenta atrás cuando descubre que el paciente que debe morir para que su hija viva no es otro que el presidente de Estados Unidos.



martes, 1 de agosto de 2017

LA BRIGADA DE ANNE CAPESTAN de Sophie Hénaff

Es una novela policíaca distinta a las tradicionales porque tiene su toquecillo de humor, gracias a las peculiaridades y la forma de actuar de cada personaje, quienes tienen recursos para todo, y otro puntazo muy bueno es el montaje y decoración de las nuevas oficinas. Y es que esta brigada, dirigida por la comisaria Capestan, es de lo más variopinta. Pero ella les da un voto de confianza, sin importarle la reputación de cada uno. Notándose que hay “feeling” entre los compañeros.
Así Anne Capestan pasa de vivir con incertidumbre en su vida profesional a tener un objetivo y un plazo de vencimiento. Y esta oportunidad se la da uno de sus jefes, Buron, quién tiene sus razones para ponerla al mando de este nuevo grupo donde parece que sólo mandan al personal sobrante.
Pero no se queda de brazos cruzados, sino que recupera casos antiguos, para tener éxito donde antes se había fracasado. Y está decidida a llegar hasta el final en cada caso. No se va a rendir, caiga quien caiga. Ella es resolutiva y va a demostrar que su brigada sirve para algo. Y si tiene que plantarles cara a los jefazos, pues se planta. En el fondo les han dado una oportunidad para demostrar lo que valen.
Me ha parecido genial como la autora maneja la trama, tejiendo hilos de intriga desde diversos puntos para unirlos en determinado momento. Y como bajo ese clima humorístico, hay un trasfondo serio sobre la profesionalidad y actuación de la policía. Aunque el peso de esta historia son los personajes, dejando ganas de compartir más investigaciones con ellos. Así que habrá que ir a buscar el siguiente libro de esta serie “Aviso de muerte”.

Algunas frases del libro:

“No podía resignarse a su suerte, ni estancarse en la apatía que todo el mundo le deseaba. Para rendirse incluso sin que se lo ordenasen, mejor se volvía ya a casa.”

“Tenemos libertad para hacer nuestro oficio tal y como soñábamos cuando nos enrolamos. Investigamos sin presiones, sin rutinas, sin tenerle que rendir cuentas a nadie.”

Contraportada o parte de la misma:

Anne Capestan es una policía joven y apasionada. Ha sido una estrella, pero se encuentra alejada de su cargo tras haber disparado a un hombre durante una investigación cuyos detalles no han quedado claros. Cuando acude nuevamente a la sede de la Policía Judicial parisina para la decisión final sobre su carrera, su jefe le comunica que la ha puesto al frente de una brigada especial. Pronto sabrá quiénes componen esta brigada sin nombre, sin coche y sin armas: un borracho, una escritora escandalosa – su perro –, un informático despistado, un gafe... Dos casos aparentemente anodinos y nunca resueltos les esperan: una mujer estrangulada en su sofá y un jubilado al que han disparado en el río.

Traducción del francés de María Teresa Gallego Urrutia y Amaya García Gallego


viernes, 28 de julio de 2017

MIL VIAJES A ÍTACA. Una visión personal sobre Grecia de Ana Capsir

Te gusta viajar, conocer otros lugares, descubrir detalles y curiosidades que te acerquen aún más a un sitio, a sus gentes, a sus paisajes. Y si, además, alguna vez has soñado con ir a las islas griegas, entonces este es tu libro. A mi me ha transportado y me ha hecho sentir la luz, los olores, los sabores, los sonidos, a través de las vivencias de la autora, después de 25 años navegando por los mares de Grecia.
Al comienzo hay un índice que nos da una primera aproximación a los lugares que vamos a recorrer en estos viajes, y en la presentación explica el criterio que ha seguido para agruparlos de determinada manera. Sin embargo he echado de menos un mapa de la zona, para poder situar cada isla en su espacio geográfico (la solución ha sido tener un atlas a mano).
Ha sido enriquecedor conocer algunas palabras griegas en su fonética original, así como referencias naúticas. Intercaladas de tal manera en el texto que no dificultan para nada la lectura. Así como también contribuye a una ágil y amena lectura el que sean relatos cortos sobre cada isla.
Habla de momentos significativos que ha vivido en cada lugar. Porque va rebuscando rincones para encontrar el corazón de cada sitio. Y regresa una y otra vez a cada isla para descubrirla plenamente. Le gustan las anécdotas y las conversaciones porque realmente es lo que deja más huella en los viajes. Y en sus palabras se nota que admira y ama las islas griegas, y como ella hay más gente que se queda enganchada a esta tierra sin poderlo remediar porque “cuando caes en la cuenta de que un simple plato de aceitunas puede ser glorioso, de que hay verdadera emoción en el aburrimiento, en mirar la sombra de un árbol moverse, en contemplar a las cabras sestear en los riscos, en sentir el mar agitarse o escuchar el pesado baile de una mosca a medio día, si reconoces que esta luz no es luz de ver, sino de respirar y de sentirse vivo, estás a punto de entrar en el club de los afectados.” Con estas palabras transmite bonitas sensaciones que le han dejado recuerdos imborrables. Porque no es lo mismo un corazón de turista que un corazón de viajero. Además, a ella el amor por estas islas le llevó a comprarse una casa y asentarse en cierta manera en su paraíso particular.
Sus experiencias a lo largo de estos años le han hecho vivir en primera persona las trasformaciones de Grecia, cuya historia recoge una sucesión de invasores, y ahora tiene la invasión del turismo, lo que ha ido provocando un cambio urbanístico. Lo mismo que también, dada la situación actual, entre líneas reflexiona sobre la situación económica y política de este país. A su vez los griegos le parecen solidarios, y sabe que las cosas funcionan por la buena voluntad de sus gentes y por el espíritu de colaboración de todos. Y que las cosas van despacio. Siendo muy importante la confianza entre la gente.
Por supuesto son magníficas las descripciones de los paisajes, las referencias a la gastronomía, a libros sobre Grecia, a la mitología. Y al ser un país con una gran historia a sus espaldas recuerda algunos hechos y personajes del pasado.
Como curiosidades el guiño a Calatrava (se nota que la autora es valenciana y aunque viaja mucho conoce su ciudad), y el guiño al comisario Montalbano, personaje del escritor Andrea Camilleri (uno de mis escritores favoritos).
En conclusión las historias narradas en este libro han sido para mi una enriquecedora aventura, que han dejado abierto el camino, pues parece que después de veinticinco años continúan, y estaré atenta a nuevos relatos en futuros libros sobre las islas griegas.

Algunas frases del libro:

“De las historias que van rellenando una vida, son las más disparatadas, a la larga, las más enriquecedoras.”

“Si algo tienen estas islas, es una bondadosa vejez.”

“A esos sitios vienes por la historia y la literatura que cayeron en tus manos, pero sales con una lista interminable de cosas por leer.”

“Puede ser que los viajes más hermosos sean los nunca realizados y los mares más azules aquellos por los que todavía no hemos navegado, porque imaginar y planear lo que está por venir es en sí un proceso de disfrute que hace más emocionante el futuro.”

“Al navegar por aguas protagonistas de cuentos y leyendas tienes asegurado el caer bajo el conjuro de visitar lugares donde antes habías estado sin saberlo.”

“La maleta llena de historias importantes, historias que enriquecen y alegran la vida. La vida entendida al modo griego, es más vida.”

Contraportada o parte de la misma:

Hace algunos años comencé a escribir un blog sobre mis navegaciones por Grecia abandonando la secuencia racional del viaje, pues al fin y al cabo, no era uno solo sino muchos, los momentos que intentaba relatar. Momentos extendidos en el tiempo fugaz que abarca veinticinco años.
Durante estos periplos encontré que el acento y la gracia no siempre están donde uno busca, si no más bien salen a tu encuentro disfrazados si tú estás predispuesto para ello y sabes entornar tus ojos humildemente para verlos.
Todo en Grecia me parecía cautivador y emocionante cuando la conocí, e incluso ahora, cuando se pierde un poco de inocencia y de frescura, no hay día heleno que no me recompense con una sana felicidad.
En toda aventura debe haber un viento; el que nos empuja para concluir y el que nos da la energía vital. Si nos falta, languidecemos. El que impulsa en la dirección adecuada. Y aquí entra en acción la segunda parte de la palabra: lo álgico, el dolor, la pena por la distancia. Ulises no hubiera vuelto de no ser por su añoranza. Lo curioso sucede cuando la añoranza surge de la tierra recién descubierta más que del hogar dejado atrás.

Gracias a ediciones Casiopea por el envío de este libro.


viernes, 21 de julio de 2017

JEZABEL de Irène Némirovsky

La novela empieza en 1934 con el juicio a Gladys por la muerte de un joven. Supuestamente su amante, por tanto ¿acaso fue un crimen pasional? Siendo los propios lectores testigos de todo el proceso judicial, teniendo la oportunidad de deducir nuestras propias conclusiones sobre el suceso. Y en este punto la historia da un salto hacia atrás en el tiempo y comienza la reconstrucción de la vida de Gladys desde joven hasta el fatídico día.
Entonces conoceremos las circunstancias que le han podido llevar a tal situación. Gladys siempre ha sido una mujer que no ha querido envejecer, piensa que la vejez es una desgracia, porque tiene el deseo de gustar y seguir gustando, y esto le produce una obsesión por la edad. Necesitaba sentir poder sobre los hombres y le gustaba hablar de amor y oír confidencias amorosas. Quiere una vida que valga la pena vivir. El ser madre no la hace cambiar, continua queriendo recuperar su juventud, y esta necesidad complica la relación con su hija Marie Therese.
La historia va tomando forma, y las conclusiones que sacamos al principio irán modificándose, sorprendiendo el cómo y lo bien que está desarrollada la trama. Teniendo una gran relevancia el perfil perfectamente definido de la protagonista. Y no dejando indiferente la reflexión sobre las mujeres que anteponen su dinero, su posición y la felicidad, a sus hijos, quienes se quedan con la desesperación, la pobreza y la muerte.
Irène Némirovsky refleja muy bien un tema que en realidad es atemporal, como también lo son los temas que trata en otro de sus libros “El baile” (reseña aquí). Aunque la lectura que no os podéis perder es su libro “Suite francesa” (reseña aquí). Y saber las circunstancias de la publicación de los mismos, así como su biografía, aún hará que admiréis más a esta mujer, cuya narrativa es magnífica.

Algunas frases del libro:

“En aquel juicio, la acusada era la única persona que interesaba a la concurrencia; la víctima sólo era una pálida sombra.”

“No cuentes los años que pasan y apenas te dejarán huella.”

Contraportada o parte de la misma:

Gladys Eysenach es acusada de asesinato de su presunto amante, un joven estudiante de apenas veinte años, y el caso levanta una enorme expectación en París. Madura y excepcionalmente bella para su edad, Gladys pertenece a esa alta sociedad apátrida que recorre Europa de fiesta en fiesta. Envidiada por las mujeres y deseada por los hombres, su vida se airea impúdicamente frente al juez: su infancia, el exilio, la ausencia del padre, su matrimonio, las difíciles relaciones con su hija, su fama de femme fatale, su fijación con la belleza y la juventud... El público, impaciente por conocer cada sórdido detalle, no comprende que la rica y envidiada Gladys, comprometida con un apuesto conde italiano, haya perdido la cabeza por un joven anodino, casi un niño. ¿Quién era la víctima: un amante despechado, un delincuente de poca monta o quizá el testigo incómodo de un secreto inconfesable? ¿Y por qué la acusada insiste en mostrarse culpable y exigir para sí misma un ejemplar castigo?

Traducción del francés de José Antonio Soriano


lunes, 17 de julio de 2017

AÑOS LUZ de James Salter

Años luz es la distancia que se va produciendo en el matrimonio de Viri y Nedra con el paso del tiempo.
A través de sus ojos, de los de sus hijas y de los de sus amigos, hablan de la vida, de los pequeños detalles de cada día. Esa vida en pareja, donde la convivencia es una rutina, y tiene dos caras, la de ellos y la que muestran a sus hijas. Son buenos amigos, pero ¿y lo demás? ¿y la vida conyugal?
Porque entre ellos hay comprensión, pero es un arreglo. Lo que les lleva a plantearse ¿qué es la felicidad? Y es que su matrimonio se ha desgastado, y hay una parte vivida y que persiste, y otra vacía y consumida.
El tiempo transcurre, las hijas crecen. Pasa la vida sin apenas darnos cuenta. Avanzando estación tras estación: primavera, verano, otoño, invierno, de nuevo primavera... Dejando atrás las largas veladas de inviernos y veranos ociosos de una familia que parecía que duraría siempre. Mientras la vida seguía su curso.
Y mientras Viri parece que está en conformidad con la vida cotidiana. A Nedra le dan miedo las palabras “vida ordinaria” Y le gusta “Descubrir la vida a través de su hija, saborearla por segunda vez.” Quiere que sus hijas lleguen más lejos que ella, que sean libres. Mientras sus amigos se preguntan si con sus decisiones ¿es feliz o infeliz?
Según iba leyendo me quedaba la sensación de que no iba pasando nada, pero el tiempo va transcurriendo, y con él el matrimonio de Viri y Nedra les deja su poso a ellos, pero también al lector, produciendo en algunos momentos un sentimiento de empatía. Y es que ellos (como todos) se enfrentan a las cosas importantes que no sobreviven, como es la fugacidad del amor. Así que en esta historia si que pasa y mucho.

Algunas frases del libro:

“Hay en realidad dos clases de vida. Hay, como dice Viri, la que la gente cree que estás viviendo y hay la otra vida. Es esta otra la que causa el problema, la que anhelamos ver.”

“Por la mañana todo es distinto, las cosas son reales.”

“Hay momentos en que uno es importante y otros en que uno casi no existe.”

“A veces es imposible ver con claridad las cosas de tu propia vida. Tienes que recurrir a alguien de fuera para que te las explique.”

“Uno de los últimos grandes descubrimientos es que la vida no será lo que soñabas.”

“La libertad de la que hablaba era la conquista de una misma.”

Contraportada o parte de la misma:

La escritura diáfana, leve y luminosa de Salter nos asoma al interior del matrimonio de los Berland, cuya vida transcurre entre Manhattan y un vieja casa al norte de Nueva York. , Allí, en una suerte de paraíso natural, rodeados de prados y con vistas al río Hudson, Viri, arquitecto al que le apasiona su profesión, y Nedra, una mujer de marcado carácter y una rara elegancia, disfrutan de los paseos, las cenas con amigos y los incontables momentos de sosiego dedicados a jugar con sus dos hijas. Sin embargo, detrás de esta apariencia idílica, el lector descubre las finas líneas de fractura que asoman en la superficie y se van convirtiendo en grietas hasta que, finalmente, desfiguran el paisaje sin posibilidad de reparación.

Traducción del inglés de Jaime Zulaika



viernes, 30 de junio de 2017

EL ASESINATO DE PITÁGORAS de Marcos Chicot

Es una historia que mezcla ficción y realidad, desarrolla una buena trama, tiene variedad de personajes y consigue trasladarte a la Magna Grecia en el siglo VI a.C.
Crotona es el lugar donde está la orden creada por Pitágoras, cuyas principales enseñanzas son la filosofía, la moral y las matemáticas. El movimiento pitagórico tiene muchos discípulos, aunque no todos son aceptados por lo que podría haber alguien que quisiera vengarse ¿o no?. Y ahora con más de 70 años piensa en un sucesor, que podría ser uno de los grandes maestros, por lo que tiene 6 candidatos. La persona elegida recibiría toda la información, pues la orden guarda valiosos secretos. Y aquí empieza el misterio al producirse un asesinato.
Durante toda la novela se entrelazan la intriga, los enigmas, los conocimientos matemáticos, la lucha de poderes, y la relación entre Akenón (el investigador egipcio que ha buscado Pitágoras par resolver el crimen) y Ariadna (una de las hijas de Pitágoras), por cierto hay un simpático toque de ironía en sus primeros encuentros. Esta combinación de temas más la descripción de la sociedad de la época, representada en las diferentes clases sociales, donde veremos su comportamiento y actitudes, con la violencia como parte de la vida cotidiana, lo mismo que la corrupción y el ansia de poder. Junto a la ambientación detallada de los escenarios, tanto Crotona como Síbaris, hacen que el relato te atrape de principio a fin.
No es nada denso, por mucho que pueda parecerlo al tratar de Pitágoras, y aunque tiene referencias a la geometría y a la aritmética, e intercala unos cortos anexos con información sacada de la Enciclopedia Matemática Socram Ofisis de 1926, el argumento principal es descubrir al asesino, por lo que la intriga es más abundante que la parte histórica. Ese personaje también va narrando sus pasos, y pasará a ser conocido como el “enmascarado”, e iremos viendo como su maldad es extrema, sin importarle que sus actos puedan llevar incluso a una guerra. Aquí hago un pequeño inciso para comentar que la parte de la batalla se me ha hecho un pelín larga.
Pero las sospechas de conspiración, según avanza la investigación, y el descubrimiento de cómplices, hacen más interesante la indagación de quién pueda ser.
Como curiosidad, ya bien avanzada la novela (y en un par de ocasiones), resume en apenas un párrafo los hechos más relevantes de la trama hasta ese momento. Haciendo el efecto de: hasta aquí ha pasado todo esto y seguimos sin saber quién es el asesino.
Produciendo aún más ganas de seguir leyendo.
Y claro, llegas al final. Y sin darte cuenta te encuentras con un capítulo más, pues tiene el mismo formato de título y fecha, sólo que ya no es el año 510 a.C. sino el año 2013 d.C., y es una carta a los lectores, con información muy interesante sobre la novela, y entre otros datos descubres que el autor se ha documentado muy bien para escribir esta original historia.

Algunas frases del libro:

“El objetivo de cada hombre no debe ser llegar a un punto, sino avanzar desde donde está.”

“Debes acostumbrarte a mirar más allá de lo que ven tus ojos o nunca comprenderás a un pitagórico.”

“La sabiduría suele hallarse en el punto medio y éste se encuentra donde por producir un beneficio no se ocasiona un perjuicio.”

“Mi padre me ha hablado de costumbres de otros pueblos muy diferentes a las nuestras, pero también me ha enseñado a no juzgar a los demás por sus tradiciones o creencias.”

Contraportada o parte de la misma:

El anciano filósofo Pitágoras, uno de los personajes con más poder de su época, está apunto de elegir un sucesor entre los grandes maestros cuando en su comunidad se inicia una serie de asesinatos.
Tras los crímenes se atisba una mente oscura y poderosa que parece superar al propio Pitágoras. La enigmática Ariadna y el investigador egipcio Akenón tratarán de descubrir quién es el asesino a la vez que resuelven sus propios sentimientos. Un reto en el que los fantasmas del pasado se unen a las oscuras amenazas del presente.



viernes, 23 de junio de 2017

LA MISMA BRÚJULA de David Olivas

El narrador de esta historia es Eduardo, un chico de 17 años, por lo que utiliza un lenguaje coloquial, incluso cuando alude a conversaciones de sus padres o de otros adultos. Por el mismo motivo, al estar protagonizada por chavales, el autor ha utilizado el recurso de los WhatsApps, dándole más credibilidad a la forma de comunicarse que existe hoy en día.
Se abordan diversos temas desde el punto de vista de la juventud. Por una parte, y por afectar directamente al narrador, principalmente se habla de los hermanos gemelos, pues lo son Eduardo y Adolfo. Y tal y como cuenta en diferentes situaciones desde que eran bebés tienen necesidad el uno del otro, lo que se ve y se aprecia en la complicidad entre ambos según han ido creciendo, el mutuo apoyo que se dan y el amor que se tienen. Y es que el lazo gemelar es especial.
Por otra parte, se abordan cuestiones relacionadas con la adolescencia, producidas por las relaciones tanto de amistad como sentimentales. Porque existen personas especiales. Y plantea como se enfrentan a situaciones inesperadas, que generan dudas y miedos, y que hacen que, en este caso Eduardo, tenga que entenderse a sí mismo, pensar dónde está y hacia dónde quiere ir.
El desarrollo del relato va tomando forma y cuando parece que se dirige hacia algo concreto, hay un giro inesperado, que cambia todo lo que hasta ese momento pensabas que iba a pasar. Por lo que las sensaciones que va dejando la lectura se alternan con alegrías y tristezas. Siempre bajo el auspicio de que todos los personajes son buenos y todo el mundo se quiere. Esta última impresión creo que le resta un poco de credibilidad a temas y situaciones tan reales y actuales.
Aparte ha habido varios momentos que me han llamado la atención: como el que desarrollándose en Girona brinden con champán y no cava (aunque no especifica si es que era champagne francés); que a la ciudad la denomina Gerona en lugar de Girona (aunque al ser novela y no un documento oficial es correcto, pero a mi me suena raro); también me ha resultado extraño que cuando los gemelos eran pequeños la madre se impusiese al colegio para que fueran a la misma clase (cuando lo habitual es que el psicólogo del centro escolar haga la valoración, y lo sé por experiencia pues soy madre de mellizas); y algún que otro instante, en concreto una circunstancia que se da en un hospital, pero no digo más para no hacer spoiler.
Pero por otro lado tiene detalles muy bonitos y originales: especialmente el significado del tatuaje que tiene Óscar; las ilustraciones de María Cabañas que dotan de imagen a cada parte; las referencias a la fotografía y como captar ese instante que queda para siempre; también que en relación con el título “La misma brújula” los capítulos tienen nombres de vientos, y como son 5 partes ha elegido los que corresponden a los cuatro puntos cardinales más el noroeste, el porqué de esta opción o porqué para el viento del sur ha escogido la denominación italiana en lugar de la del Levante español, habrá que preguntárselo al autor.
En conjunto es una novela de fácil lectura, que hará que te emociones, y que, al tratar temas actuales, es muy buena opción para un público juvenil.

Algunas frases del libro:

“Lo que necesitaba ya lo tenía al lado, y era mi hermano.”

“Era irónico cómo viéndolo todo tan oscuro hay personas que hacen que algunos momentos se llenen de luz.”

“Nuestro abrazo de hermanos nos hacía viajar en el tiempo y llegar hasta cuando no podíamos dormir el uno sin el otro.”

“No dejes de sentir por miedo a sentir.”

Contraportada o parte de la misma:

Esta es la historia de Adolfo y Eduardo, dos hermanos gemelos que, a pesar de su parecido, son completamente distintos. Los sentimientos se abrirán paso entre el miedo y la valentía para enseñarnos si realmente estamos preparados para amar aunque no sea a la persona que esperábamos.

Ilustraciones de María Cabañas

Gracias a la Agencia Bookhaus por el envío de este libro.


miércoles, 14 de junio de 2017

LA FUERZA DEL DESTINO de Josefina Aldecoa

“La fuerza del destino" es la tercera y última parte de la trilogía compuesta, además, por “Historia de una maestra" (reseña aquí) y “Mujeres de negro” (reseña aquí). Son libros independientes, pero sucesivos cronológicamente, por lo que siempre resulta interesante leerlos en orden. Del primer al último volumen hace un recorrido por parte de la historia de España del siglo XX, con el hilo conductor del personaje de Gabriela, quien ha visto su vida condicionada por los diferentes acontecimientos históricos: la República, la Guerra Civil, la posguerra, el exilio, la muerte de Franco, las primeras elecciones, la Constitución, la democracia, la transición, el 23F, hasta llegar a las elecciones que ganaron los socialistas.
Pero en esta novela la parte histórica, es breve, está contada en un segundo plano, con alguna referencia y datos concretos, sin extenderse en los hechos. Aunque su hija Juana y, sobre todo, su yerno Sergio sean partícipes directos en algunos de éstos.
Y es que en esta tercera parte los temas principales son la soledad y la vejez (aunque Gabriela sólo tiene 70 años). Porque su vuelta a España, desde el exilio de México, le ha hecho encontrarse con un país desconocido, dónde sólo tiene a su hija y a su nieto. Juana es enérgica y decidida, ha ido construyendo su destino. Y Miguel va abriéndose camino en su vida, y mantiene una relación especial con su abuela.
Además Gabriela tiene sus recuerdos después de todo lo que ha vivido, pero son de muchos sueños rotos y de una vida truncada. Porque el pasado es una realidad irreversible. Entonces se pregunta “¿para que he vuelto?” Porque si ya nadie la necesita... es ahí donde empieza la soledad, y el miedo a la misma. Mientras es consciente de su vejez y su desgaste.
Me han parecido especiales muchos de los pensamientos de la protagonista.
Como cuando dice que echa de menos ser maestra y que aún ahora contar cuentos a los niños le llena de vida. Y cree que los niños tienen que aprender a ser libres, justos y responsables. Para conseguirlo hay que educar, enseñar y transmitir todo lo mejor que el hombre ha hecho sobre la tierra.
O esa parte en la que defiende que hay que ser tolerante con los sentimientos de los demás y firme con tus propias ideas.
Y sus reflexiones sobre el destino y lo que la vida nos depara, porque aunque el azar juegue su papel, también depende de uno mismo.
Me ha gustado la forma de contar las cosas de Josefina Aldecoa, sobre todo, en este último libro donde Gabriela rememora parte de su vida, y sus recuerdos se convierten en complemento de las historias de los otros libros. Por lo que es una trilogía que nadie debería dejar de leer.

Algunas frases del libro:

“De todos modos se cambia. Siempre somos igual y a la vez se va cambiando en detalles. Se cambian los puntos de vista. Y se aprende. Se aprende hasta el último día de la vida, estoy convencida.”

“La vida es un cuento muy largo, sobre todo si se lo cuenta uno a sí mismo. Porque no hay un gesto, ni un movimiento que hagas, ni un paso que des, que no te traiga recuerdos.”

“Una fragancia, un color, un sonido despiertan en mí torbellinos de sentimientos.”

“El destino histórico depende de todos nosotros, es reflejo de la conducta colectiva. Pero mi destino personal depende sólo de mí.”

Contraportada o parte de la misma:

A la muerte de Franco, Gabriela, la protagonista de “La fuerza del destino”, regresa a España desde México cumpliendo su vieja promesa de exiliada. En Madrid, donde reside su hija, ya con su vida hecha, Gabriela emprende, en la soledad de una casa en las afueras, una nueva etapa de su existencia. Entre la rememoración del pasado y la observación lúcida y entristecida del presente, transcurren sus días, iluminados sólo por la cercana presencia de su hija y las visitas de su nieto, a quien le une una relación llena de ternura y esperanza. La permanente incursión en los recuerdos desvela aspectos inéditos de la personalidad de Gabriela, sus contradicciones y sus deseos incumplidos, sus dudas y sus seguridades.