Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

jueves, 26 de mayo de 2016

UNA MADRE de Alejandro Palomas

Es una historia que me ha llegado mucho, me ha hecho reír, entristecer, emocionarme, querer a los personajes, identificarme con ellos, aunque ningún personaje me recuerde a nadie concreto pero todos juntos me recuerden a mucha gente. Ha sido una fusión entre esta novela y mi corazón. Es un libro que no voy a dejar de recomendar, del que ya he releído partes, y no será la última vez que lo haga.
Transcurre durante una cena de Nochevieja, pero el narrador, que es uno de los personajes, Fer, también habla de hechos pasados, que complementan el momento presente.
La madre, que se llama Amalia y tiene 65 años, ha conseguido reunir a su familia después de varios años de tentativas que quedaron frustradas. Acuden sus hijos, Silvia, Fer y Emma, más la novia de esta última, y Eduardo el hermano de Amalia. Son dos generaciones de hermanos, se juntan 5 y “la añadida”, los de sangre y la que no, en una mesa dispuesta para 7, que tiene su por qué.
Amalia vive sola desde su divorcio, con la compañía de su perrita Shirley. Con este nuevo estado civil le llegó la libertad y el no tener que rendir cuentas a nadie, pues anteriormente vivió mucho tiempo con miedo a equivocarse, a hacer mal las cosas, a tomar decisiones. Su nueva vida arrancó casi como una aventura, como una joven que se independiza, pero sobre todo con ilusión y alegría, es optimista, se siente cómoda. Continúa sorprendiendo a sus hijos por su actitud, sus desmanes, su desorden, su vulnerabilidad, sus pequeños incidentes porque casi no ve, piensan que nunca madurará. Su diálogo es maravilloso, con esa manera tan suya de decir las cosas, que de tan simple no necesita más, convirtiendo datos sin importancia en titulares, entrelazando su discurso sin freno, sin saber ni quererle darle fin, divagando en su propio universo, con unas salidas impresionantes e hilarantes. Pero lo que más destaco, porque me han transmitido mucho, son sus pequeños detalles, sus intervenciones en los momentos necesarios para sus hijos, su actitud ante la vida.
Silvia ejerce de hermana mayor, tiene obsesión por la limpieza, es doña método. Pero antes hubo una Silvia distinta porque no había vivido todavía lo que la hizo cambiar de carácter hasta convertirse en quien es.
Emma y su novia Olga (la añadida) parecen contrapuestas, pero juntas han emprendido un negocio de casa rural que les ha producido un cambio en sus vidas, pues Emma arrastra consigo un pasado.
Fer es el narrador y, por tanto, va dando la visión de los acontecimientos. Con Silvia comparte algo que ella tiene que contar. Con Emma comparte un abrazo que solo se dan ellos, de hermanos que han vivido mucho juntos aunque no siempre sepan contárselo. Con su madre comparte momentos que tienen un punto entrañable junto a otro divertido. Y tiene un perro gran danés que se llama Max, regalo de su ex-pareja, Andrés.
Tío Eduardo siempre habla de su vida tan aparentemente perfecta y maravillosa.
También hay otros personajes en segundo plano pero con bastante personalidad. Por un lado está Ingrid, una amiga a la que Amalia admira mucho, y la conoceremos a través de ella. Y por otro lado está la abuela Esther, una persona que les dejó mucha huella, antes y ahora.
La novela está dividida en:
Libro primero : Algunas luces y muchas sombras.
Libro segundo : El faro.
Libro tercero : Este barco que a todos nos lleva.
Libro cuarto : Los amaneceres violetas.
Y en cada una de esas partes hay una cita de: Virginia Woolf en la película “Las horas”; Jeanette Winterson “La niña del faro”; Maxence Fermine “Nieve”; M.Albom.
Y tanto los títulos de los libros como las citas, tienen un enorme significado en la historia. Así como los pequeños momentos de esta familia que me han hecho emocionarme, desde sus risas que siempre llegan a tiempo, hasta el deseo de que pase algo que les devuelva a la persona que antes había sido, y es que todos tenemos una cara A y una cara B.

Algunas frases del libro:

“¿Por qué será que en esta familia nunca nos decimos las cosas que realmente importan?”

“Todos somos como somos porque hemos sido algo antes”.

“Algo me dice que acumulamos en algún rincón todos los yoes que creemos haber perdido por el camino.”

“Con el tiempo aprendemos que los mapas son de quien los dibuja, no de quien los persigue, y que en la vida sonríe más quien mejor dibuja no quien más empeño pone en la búsqueda.”

Contraportada o parte de la misma:

Faltan unas horas para la medianoche. Por fin, después de varias tentativas, Amalia ha logrado a sus 65 años ver cumplido su sueño: reunir a toda la familia para cenar en Nochevieja. “Una madre” cuenta la historia de cómo Amalia entreteje con su humor y su entrega particular una red de hilos invisibles con la que une y protege los suyos, zurciendo los silencios de unos y encauzando el futuro de los otros. Sabe que va a ser una noche intensa, llena de secretos y mentiras, de mucha risa y de confesiones largo tiempo contenidas que por fin estallan para descubrir lo que queda por vivir. Sabe que es el momento de actuar y no está dispuesta a que nada la aparte de su cometido.



10 comentarios:

  1. Y yo sin leer nada de este autor... Tengo que ponerle remedio.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Lo he terminado de leer hace unas semanas y también me ha gustado mucho. El personaje de Amalia es entrañable, ¿verdad?
    Si no has leído "Un hijo", del mismo autor, te lo recomiendo: seguro que te gustará.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Zamarat: todavía no lo he leído, y tomo nota de tu recomendación. Gracias
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Lo leí el año pasado y me encantó, Alejandro escribe muy bien
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Para mí un libro y personaje inolvidable

    ResponderEliminar
  5. Un libro maravilloso que despierta todo lo que dices: alegrías, penas y mil emociones.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Me encantó este libro. Una delicia de lectura. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  7. Una novela dulce e irresistible de un autor que sabe cómo emocionar. Seguro que vuelvo a leer algo de él.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  8. Me encantó este libro, con Palomas no puedo ser objetiva. Nunca. Un besote!

    ResponderEliminar
  9. Compré este libro cuando salió y aún no lo he leído,supongo que me saturé de verlo tanto en las redes ... "Un hijo" me encantó y quiero seguir viendo qué tal escribe este hombre. Ya lo leeré.

    bsos!

    ResponderEliminar

Pido disculpas si tardo en publicar comentarios y en contestarlos. Este blog es muy importante para mí pero no lo único que hay en mi vida.
Gracias por comentar.