Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

lunes, 6 de junio de 2016

EL NADADOR EN EL MAR SECRETO de William Kotzwinkle

Una historia corta, profunda, intensa, triste y reflexiva. Contada por un hombre desde el momento en que su mujer se pone de parto. Empezando con la descripción del viaje en su vieja furgoneta a través de una carretera llena de nieve. La llegada al hospital. Los primeros momentos del parto, con el dolor de las contracciones. Su reflexión de que cuando un hijo está a punto de nacer es su gran momento, en el que todo el mundo está pendiente de él. Su espera, caminando de un lado a otro como corresponde a todo padre mientras llega el nacimiento. La complicidad con la madre, luchando juntos en el momento definitivo del parto, un instante en el que el bebé también lucha por salir.
En tan pocas páginas se engloban todas las emociones y el amor que siente este hombre, cómo vive el momento presente, y cómo afronta la realidad de los dos grandes temas de nuestra existencia: nacer y morir. Describiendo momentos intensos que muestran sus sentimientos a flor de piel.
El autor ha utilizado un lenguaje casi poético, con un estilo que me ha recordado al libro “Seda” de Alessandro Baricco (reseña aquí). Teniendo ambas historias mucha belleza, a pesar de la dureza que contiene “El nadador en el mar secreto”. No siendo una lectura para cualquier momento ni para personas que estén en la fase maravillosa de tener un hijo. Pero por otra parte es un libro ineludible como su colección.

Algunas frases del libro:

“El corazón de Laski se convirtió en un océano de amor mientras lo invadía nueve meses de recuerdos y el bebé se volvió real de nuevo, tan real como la noche en que Laski había notado unos piececillos que daban patadas por dentro de Diane. Nuestro bebé, nuestro amiguito, está naciendo.
Y ésta, pensó Laski, es la razón de nuestro esfuerzo, que pueda venir el amor al mundo.”

“El viento te hace libre. Los vientos y el sol te hacen grande.”

Contraportada o parte de la misma:
en blanco

Traducción de Enrique de Hériz


5 comentarios:

  1. Pues lo tengo esperando desde hace bastante y todavía no me he puesto con él. Un besote!

    ResponderEliminar
  2. Intensa, muy intensa. De esas que te dejan sin palabras, al menos así me quedé yo la noche que la leí de un tirón.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Me encantó este libro. Muy corto pero muy intenso

    ResponderEliminar
  4. La tengo apuntadísima desde hace tiempo y tu reseña me la ha recordado. A ver si le encuentro un hueco pronto.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Ay! Qué buena pinta! Pero supongo que tendré que esperar a estar preparada emocionalmente.
    Un besin

    ResponderEliminar

Pido disculpas si tardo en publicar comentarios y en contestarlos. Este blog es muy importante para mí pero no lo único que hay en mi vida.
Gracias por comentar.