Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

jueves, 30 de agosto de 2018

MUERTE CONTRARRELOJ de Jorge Zepeda Patterson

Nada más empezar en el breve prólogo se desvela que hay un asesino, y el narrador, que es uno de los corredores del Tour de Francia, Marc Moreau, es quien lo tiene que desenmascarar, pues seguramente será más fácil hacerlo desde dentro.
La narración se centra principalmente en las etapas de la carrera, pero hay capítulos en los que se remonta a años atrás para contar como empezó él mismo en el ciclismo, el como las circunstancias de la vida le llevaron a su destino. Desde su infancia entre Medellín y los Alpes, al ser hijo de madre colombiana y padre francés. Y como a falta del cariño de sus padres encontró sustitutos en Steve (como un hermano) y en Lombard (como un padre), personajes clave en la trama de la novela.
A nivel profesional se habla de los entresijos de los equipos deportivos ciclistas, las estrategias, el funcionamiento interno, el día a día en la carrera, el sufrimiento sobre los pedales, y especialmente, ya que Moreau lo es, de la labor sacrificada de los gregarios por apoyar a su líder.
Nombra a grandes deportistas del ciclismo como: Indurain, Antequil, Amstrong, incluso del tenis como a Nadal.
Me ha llamado la atención que nombra mucho a los masajistas, pero no utiliza el término fisioterapeuta, bueno lo hace una vez, casi al final, cuando dice que Fiona, que es jefe de mecánicos, hizo un curso de anatomía del deporte y otro de fisioterapia. Y yo no sé como son estos estudios en México, pero en España es una carrera universitaria de cuatro años. Y no es lo mismo fisioterapeuta que masajista.
Se nota que el autor es mexicano por el uso de algunos términos como: celular, basquetbol, endilgaban, platicar... Que a su vez al ser el narrador de origen colombiano no se hace extraño.
Toda la parte sobre ciclismo es interesante y adentra en un mundo que suena cercano al haberlo visto en la televisión las tardes de julio, acompañando desde el sofá a los corredores mientras ascendían los míticos puertos de montaña, el Tourmalet, el Alpe d'Huez...
Luego está la parte de intriga, de ese asesino que ya nos anuncian en el prólogo, y que estás esperando que actúe y saber quién es. Aunque como en algunos libros de misterio adelantan acontecimientos con frases cómo ésta: “nos separamos animados, sin saber que el asesino trastocaría mi promesa unas horas más tarde”. A mi me parece que quita suspense a lo que pueda suceder, porque ya sabes que va a pasar algo. Aunque para mi no está muy conseguida esta trama, me ha parecido floja. Porque realmente se la come la parte de la carrera, de querer saber quien ganará el Tour de Francia, en una pelea diaria que el propio narrador como gregario sufre en sus carnes y en su mente.

Algunas frases del libro:

La verdadera sustancia de la que está hecho un ciclista profesional: la capacidad para infligirse dolor, llevarse al límite y continuar.”

Contraportada o parte de la misma:
Cuatro incidentes en el Tour de Francia han alertado a la policía: un atropello, un violento asalto, una sospechosa intoxicación y un supuesto suicidio. En más de un siglo nada había alterado el orden en uno de los eventos deportivos más importantes del mundo. Hasta hora, que es evidente que hay un asesino en el pelotón de corredores.
Marc Moreau, miembro clave del equipo cuatro veces campeón, es reclutado para seguir de cerca las huella del culpable. Marc sabe que, con tal de ganar una etapa de Tour, hay ciclistas dispuestos a morir en descensos suicidas a más de noventa kilómetros por hora, pero ahora también hay algunos dispuestos a matar para conseguirlo.

Fotografía de la cubierta: Susanna Price / Getty Images

Gracias a Ediciones Destino por el envío de este ejemplar.


lunes, 27 de agosto de 2018

LA SOCIEDAD LITERARIA Y EL PASTEL DE PIEL DE PATATA DE GUERNSEY de Mary Ann Shaffer y Annie Barrows


En 1946 Juliet Asthon recibe una carta de un desconocido. Quien le cuenta que llegó a sus manos un libro de Charles Lamb, y que llevaba escrito el nombre y la dirección de ella porque antes debió de pertenecerle. Y al señor Dowsen se le ocurrió escribirle y preguntarle por más libros y por alguna librería en Londres, pues él vive en una pequeña isla inglesa del Canal de la Mancha frente a la costa de Normandía. Y así de sencillo y por azar empieza esta historia que continua a base de un intercambio de cartas, no sólo de ellos dos sino de todos los personajes. Pues Juliet, que es escritora, siente curiosidad (también del nombre tan original) sobre cómo y porqué se creó la Sociedad Literaria y el Pastel de Piel de Patata en Guernsey durante la Segunda Guerra Mundial. De esta manera irá obteniendo información y datos de las experiencias de cada uno durante la ocupación alemana, tanto lo peor de la guerra como algunos detalles buenos, desde la amistad hasta la solidaridad, así como sus preferencias literarias. Con momentos duros, emotivos y mostrando siempre la capacidad del ser humano para sobrevivir, incluso para poder seguir viviendo tras haber pasado el horror en un campo de concentración.
Es un libro agradable de leer por el tono utilizado en las cartas y, a la vez, es impactante el contenido relacionado con la ocupación alemana y la guerra. Es una curiosa visión de supervivencia pues por puro azar un grupo de personas creó una sociedad literaria y les ayudó a mantenerse vivos aquellos años.
Aunque el hilo argumental lo maneja Juliet hay otro personaje que en la sombra es muy importante, Elisabeth, que sin llegar a salir es el eje central en las vidas de los habitantes de la isla. Y tanto ella como ellos y ese lugar tan especial van poco a poco siendo parte esencial en el día a día de esta escritora inglesa que también sobrevivió a la guerra en Londres.
El que sea una novela epistolar y la época en que transcurre me ha recordado otro libro genial “Paradero desconocido” de Kressmann Taylor (reseña aquí) escrito en 1938, en el que la correspondencia entre un judío estadounidense y un alemán fue una denuncia en aquel momento contra el auge del nazismo. Su autora firmó con el nombre de un hombre para no tener trabas a la hora de publicarlo, aún así fue prohibido durante un tiempo por su contenido.
También me ha venido a la memoria la anécdota de Kafka y la muñeca viajera, que recuperó Jordi Sierra i Fabra en su libro con ese título (reseña aquí), al leer la mini historia que cuentan sobre una niña que perdió su gato, y un señor (seguramente Oscar Wilde) le contó que ese animal tiene siete vidas, y que seguro que su gato andaba viviendo aventuras por otros lugares, y para hacer más feliz a la niña él le escribió 8 cartas durante un año contando las vivencias del gato.
Este libro es una buena historia que casi me pierdo por mis manías de no querer leer novelas escritas por más de una persona. Pero así como el azar puso en manos de Dowsen un libro de otra persona, a mi un trailer en el cine me mostró que han rodado una película sobre este libro, y que se estrenará en otoño, esas imágenes me animaron a leerlo antes, y no solo he disfrutado de unos agradables momentos de lectura, sino que además he sabido el motivo por el que las autoras sean dos, por cierto ha sido por una circunstancia muy triste.

Algunas frases del libro:

Quizás hay en los libros algún tipo de instinto secreto que les lleva a sus lectores perfectos.”

Esto es lo que me encanta de la lectura; en un libro encuentras un detalle diminuto que te interesa, y este detalle diminuto te lleva a otro libro, y algo de ese te lleva a un tercer libro. Es matemáticamente progresivo; sin final a la vista, y sin ninguna otra razón que no sea por puro placer.”

El humor es la mejor manera de hacer soportable lo insoportable.”

Es algo que te pasó y no puedes hacer como si no hubiera pasado.”

Contraportada o parte de la misma:
Enero de 1946: Londres emerge de las sombras de la Segunda Guerra Mundial. La escritora Juliet Ashton está buscando el argumento de su próximo libro. ¿quién podría imaginar que lo encontraría en la carta de un desconocido, un nativo de la isla de Guernsey, a cuyas manos ha llegado un libro de Charles Lamb que perteneció a Juliet?
A medida que Juliet y el desconocido intercambian cartas, ella se queda atrapada en un mundo maravillosamente excéntrico.

Traducción de Sandra Campos