Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

martes, 23 de enero de 2018

ROSY & JOHN de Pierre Lemaitre

Este es el tercer libro de la serie protagonizada por el comandante Camille Verhoeven, pudiéndose leer de forma totalmente independiente. Aunque siempre es interesante leer los anteriores para conocer un poco más al comandante, tanto en lo personal como en lo profesional.
El primero es “Irène” (reseña aquí), el segundo es “Alex” (reseña aquí), y el cuarto y último es “Camille”, el cual espero leer en un futuro, pues el estilo narrativo de su autor, Pierre Lemaitre, hace que al comenzar una de sus novelas no pueda dejar de leerla, y estar enganchada a una lectura contribuye a disfrutar de los momentos lectores.
En “Rosy & John” rompe el esquema de las dos historias anteriores, porque no tiene la tensión ni las escenas espeluznantes a que nos tenía acostumbrados, aquí no hace falta tener el estómago fuerte, pierde la categoría de thriller, sin embargo es un original relato de suspense que esconde más de lo que parece tras el perfil psicológico de los personajes que dan nombre al libro, Jean (John) Garnier y su madre Rosy.
El comandante Camille Verhoeven se enfrenta a un terrorista que está fuera del prototipo, pues su comportamiento se sale de lo habitual, incluso con alguna escena un tanto irónica, como el que presente facturas de todo lo que ha comprado para fabricar los explosivos. Por lo que la investigación se debe enfocar de manera diferente. Encontrándose con situaciones extrañas que le hacen ir modificando cómo llevar el caso. Lo mismo que les pasa a las autoridades, que no tienen claro que medidas tomar. Puesto que nada sucede según lo previsto por lo que ¿acaso el final será como imaginamos?

Algunas frases del libro:

“Las cosas decisivas ocurren en menos de una décima de segundo.”

“¿Es posible aterrorizar a una ciudad comprando despertadores en internet, relés en Leroy Merlin y recogiendo obuses en los andenes?”

“En mi trabajo, están los hechos y lo que los hechos sugieren.”

Contraportada o parte de la misma:
Jean Garnier es un joven solitario que lo ha perdido todo: su trabajo, tras la muerte misteriosa de su jefe; su novia, en un extraño accidente, y Rosy, su madre y principal apoyo, que ha sido encarcelada. Para dar rienda suelta a su dolor, planea hacer explotar siete obuses, uno por día, en distintos puntos de la geografía francesa.
Después del primer estallido se entrega a la policía. Su única condición para evitar la catástrofe es la liberación de su madre. El comandante Verhoeven se encuentra ante un gran dilema: ¿es Jean un lunático con delirios de grandeza o una verdadera amenaza para todo el país?

Traducción del francés de Juan Carlos Durán Romero

Otros libros de este autor reseñados en este blog: “Nos vemos allá arriba” (enlace aquí), “Tres días y una vida” (enlace aquí), “Vestido de novia” (enlace aquí).

miércoles, 3 de enero de 2018

EL UMBRAL DE LA ETERNIDAD de Ken Follett

Bueno, pues pasados unos años desde que leí “La caída de los gigantes” (reseña aquí) y “El invierno del mundo” (reseña aquí), al fin he leído el tercer y último libro de la trilogía The Century. Y me ha parecido un gran cierre para esta voluminosa historia del siglo XX.
A pesar del tiempo transcurrido desde que leí los anteriores no me ha costado recordar los personajes, formados principalmente por cinco familias de diversos orígenes (galés, inglés, ruso, alemán y estadounidense), ya en su tercera generación, volviendo a ser de gran ayuda la guía inicial con una relación de personajes ficticios y reales. Aparte de que a lo largo del libro hay algunos datos recordatorios de lo sucedido anteriormente. De todas formas son relatos que podrían leerse perfectamente de forma independiente, aunque yo siempre recomiendo seguir el orden de los libros, pues recoges más información del conjunto.
En “El umbral de la eternidad” hace un recorrido por la historia del siglo XX desde los años 60 hasta los 90, siendo el punto de inicio la construcción del muro de Berlín y finalizando en su caída. Aunque hay un epílogo que nos traslada veinte años después resaltando uno de los grandes cambios políticos del mundo en que vivimos.
Pero para conseguir esas mejoras se tardó tiempo, fueron años de lucha paso a paso, con personas que corrieron riesgos para conquistar la libertad, con algunas muertes incluidas, pero con el resultado al cabo del tiempo de la conquista de logros que hacen creer en la libertad y la justicia.
Ken Follett nos habla de aquellos años (no tan lejanos) donde la represión en Alemania oriental y la URSS, el racismo en EEUU o las injusticias sociales en Inglaterra, marcaron la vida de muchas personas, que sentían impotencia e incomprensión cuando querían hacer entender lo que es justo. Que tuvieron que darlo todo defendiendo los derechos civiles, trabajando duro por la democracia y la libertad, intentando tener un gobierno diferente y mejor, con la esperanza de ver crecer a sus hijos en un mundo distinto, en un lugar mejor, donde pudiesen ser libres de leer, pensar y expresar lo que quisieran.
Es la época de la Guerra Fría, de la guerra de Vietnam, la crisis de los misiles en Cuba, de Kennedy, de Martin Luther King, del muro de Berlín. Por lo que entre las páginas de este libro encontramos momentos históricos relevantes, con personajes reales muy conocidos, haciendo un retrato bastante amplio y certero de la sociedad de entonces (incluido el sexo, drogas y rock and roll) mostrando lo mejor y lo peor de la humanidad y, por supuesto, la transformación política y social de los países a lo largo de los años.
De esta trilogía el volumen que más me ha gustado es el primero, pues ahí la historia de cada personaje me mantuvo atenta en todo momento. En el segundo me parecieron más lejanos, aunque los hechos que recoge son un buen recordatorio de la historia del siglo pasado. Y en este tercer y último libro he revivido más intensamente los acontecimientos históricos relatados, porque son hechos más próximos en el tiempo. Aparte en los tres libros ha creado una interrelación entre los personajes de las diferentes familias, estableciendo encuentros y conexiones en los lugares y momentos más inesperados, como solo la magia de la literatura puede hacer.

Algunas frases del libro:

“--Las máquinas de escribir son caras.
--No solo es por el dinero. Es una voz disidente, una visión del mundo alternativa, un modo de pensar distinto. Una máquina de escribir es libertad de expresión.”

“Los uniformes obsoletos son una clara señal de la necesidad de reformas que tiene una institución.”

“Los conflictos políticos estaban más estrechamente interrelacionados de lo que habría imaginado.”

“La gente libre debería poder ir a donde quisiera.”

“Los hombres eran capaces de los mayores actos de barbarie independientemente de la nación a la que pertenecieran, sobre todo cuando tenían miedo.”

“Las puertas del otro lado también estaban abiertas, así que las traspasaron, y el Este se encontró con el Oeste.”

Contraportada o parte de la misma:
Después de “La caída de los gigantes” y “El invierno del mundo” llega el final de la gran historia de las cinco familias cuyas vidas se han entrelazado a través del siglo XX. La familia estadounidense, la alemana, la rusa, la inglesa y la galesa participan en los acontecimientos sociales y políticos que marcaron las agitadas décadas de los sesenta a los noventa, y son testigos de ellos.
Desde el sur de Estados Unidos hasta la remota Siberia, desde la isla de Cuba hasta el vibrante Londres de los años sesenta, “El umbral de la eternidad” es la historia de aquellas personas que lucharon por la libertad individual en medio del conflicto titánico entre los dos países más poderosos jamás conocidos.

Traducción de ANUVELA