Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

martes, 23 de enero de 2018

ROSY & JOHN de Pierre Lemaitre

Este es el tercer libro de la serie protagonizada por el comandante Camille Verhoeven, pudiéndose leer de forma totalmente independiente. Aunque siempre es interesante leer los anteriores para conocer un poco más al comandante, tanto en lo personal como en lo profesional.
El primero es “Irène” (reseña aquí), el segundo es “Alex” (reseña aquí), y el cuarto y último es “Camille”, el cual espero leer en un futuro, pues el estilo narrativo de su autor, Pierre Lemaitre, hace que al comenzar una de sus novelas no pueda dejar de leerla, y estar enganchada a una lectura contribuye a disfrutar de los momentos lectores.
En “Rosy & John” rompe el esquema de las dos historias anteriores, porque no tiene la tensión ni las escenas espeluznantes a que nos tenía acostumbrados, aquí no hace falta tener el estómago fuerte, pierde la categoría de thriller, sin embargo es un original relato de suspense que esconde más de lo que parece tras el perfil psicológico de los personajes que dan nombre al libro, Jean (John) Garnier y su madre Rosy.
El comandante Camille Verhoeven se enfrenta a un terrorista que está fuera del prototipo, pues su comportamiento se sale de lo habitual, incluso con alguna escena un tanto irónica, como el que presente facturas de todo lo que ha comprado para fabricar los explosivos. Por lo que la investigación se debe enfocar de manera diferente. Encontrándose con situaciones extrañas que le hacen ir modificando cómo llevar el caso. Lo mismo que les pasa a las autoridades, que no tienen claro que medidas tomar. Puesto que nada sucede según lo previsto por lo que ¿acaso el final será como imaginamos?

Algunas frases del libro:

“Las cosas decisivas ocurren en menos de una décima de segundo.”

“¿Es posible aterrorizar a una ciudad comprando despertadores en internet, relés en Leroy Merlin y recogiendo obuses en los andenes?”

“En mi trabajo, están los hechos y lo que los hechos sugieren.”

Contraportada o parte de la misma:
Jean Garnier es un joven solitario que lo ha perdido todo: su trabajo, tras la muerte misteriosa de su jefe; su novia, en un extraño accidente, y Rosy, su madre y principal apoyo, que ha sido encarcelada. Para dar rienda suelta a su dolor, planea hacer explotar siete obuses, uno por día, en distintos puntos de la geografía francesa.
Después del primer estallido se entrega a la policía. Su única condición para evitar la catástrofe es la liberación de su madre. El comandante Verhoeven se encuentra ante un gran dilema: ¿es Jean un lunático con delirios de grandeza o una verdadera amenaza para todo el país?

Traducción del francés de Juan Carlos Durán Romero

Otros libros de este autor reseñados en este blog: “Nos vemos allá arriba” (enlace aquí), “Tres días y una vida” (enlace aquí), “Vestido de novia” (enlace aquí).

7 comentarios:

  1. Los dos primeros me encantaron. Ahora me tocaría leer éste. Parece distinto a los anteriores pero ya veo que has seguido disfrutándolo.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  2. Es cierto que es menos macabro pero para mí tiene la misma tensión.

    ResponderEliminar
  3. Buenas.
    No tiene mala pinta pero, aunque se puedan leer independientemente, lo dejo pasar ya que tengo bastantes series y sagas empezadas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. De momento solo he leído de Lemaitre "Vestido de novia", que me gustó un montón, y este lo tengo pendiente.
    Yo con que me mantenga en vilo me encaja perfectamente.
    BEsos.

    ResponderEliminar
  5. Este es el que hizo como experimento en la red, no? y luego saco la novela.
    En este empezó a decar mi interés por la serie V. Los que más me gustaron de largo fueron los dos primeros
    Besos

    ResponderEliminar
  6. hola!un placer conocerlo de tu mano, gracias!!!!saludosbuhos

    ResponderEliminar
  7. Me falta leer los dos últimos de la serie, que los primeros me encantaron.
    un besoi ,)

    ResponderEliminar

Pido disculpas si tardo en publicar comentarios y en contestarlos. Este blog es muy importante para mí pero no lo único que hay en mi vida.
Gracias por comentar.