Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

jueves, 2 de mayo de 2013

LA BIBLIOTECARIA DE AUSCHWITZ de Antonio G. Iturbe


Un día escuché en la radio una entrevista a Antonio G. Iturbe, llamándome la atención el título de la novela que presentaba y cómo había llegado hasta esa historia basada en hechos reales. Toda su investigación empezó cuando leyó en el libro “La biblioteca de noche” de Alberto Manguel la mención a la existencia de una pequeñísima biblioteca en un campo de concentración. Este hecho todavía me hizo prestar más atención a sus palabras, yo tengo ese libro en casa, lo leí hace tiempo, pero no tuve la capacidad de este señor de indagar, de averiguar más sobre algo tan inesperado. Tal vez por ello sentí necesidad de leer “La bibliotecaria de Auschwitz” y descubrir qué más podía esconderse en ese hecho tan inusual, una biblioteca en un lugar donde los libros estaban prohibidos. Junto con el acontecimiento de que aquella bibliotecaria todavía vive. Su nombre real es Dita Polachova y actualmente tiene más de 80 años, en 1944 era una chiquilla de 14.
Es casi imposible no conocer que fueron los llamados campos de concentración que en realidad eran de exterminio. Allí llevaban a personas a las que les habían quitado todo: su trabajo, su casa, su dignidad. Y eran hacinadas, tratadas como animales, los marcaban y sacrificaban en esas fábricas de la muerte, lugares donde cada día se apagaban para siempre cientos, a veces miles, de voces.
Pero en Auschwitz-Birkenau había un campo familiar, un intento por parte de los nazis de ocultar la verdad ante el resto del mundo, esta zona donde había niños iba a ser la imagen de normalidad ante los observadores de la Cruz Roja. Aún así pretendían que tan solo fuese un almacén de niños, donde por supuesto estaba prohibido cualquier tipo de enseñanza. Sin embargo gracias, sobre todo, a Fredy Hirsch se abrió una escuela clandestina, en un intento de que los niños en lugar de reses en un establo pudieran sentirse personas, tarea complicada pero efectiva gracias a que los pequeños tienen la capacidad de sentir la felicidad con cualquier detalle.
Y esta escuela tenía una minúscula biblioteca de 8 libros y media docena de libros vivientes, estos últimos son las personas que se sabían historias casi de memoria y las contaban.
Así, a pesar de que se les estaba arrebatando su infancia, gracias a las clases y los libros la vida de más de 500 niños pudo parecer algo más normal.
Dita que tan sólo tenía 14 años y era una chiquilla, se convirtió en la guardiana de esa pequeña biblioteca, que defendió ante los nazis a pesar de que eran el aparato militar de destrucción más poderoso de la historia.
Estos son los dos temas principales de esta novela, por un lado la descripción del horror en un campo de prisioneros que se ha convertido en un campo de derrotados. La injusticia, la barbarie, el día a día en la lucha por sobrevivir, donde una miga es un tesoro, las risas más escasas que el pan, y reír se convierte en un acto de rebeldía en un lugar diseñado para llorar. Y reír y llorar les recuerda que son personas. Viven el presente, minuto a minuto, porque les es imposible soñar con un futuro, aunque por lo menos les queda el pasado, y cada día que sobreviven es una batalla ganada. Ya sólo conocen el miedo, acentuado cuando notan la presencia de Mengele, definido como examinador de seres humanos, dueño de la vida y la muerte. En sus ojos no hay nada, ninguna emoción, su mirada es vacía y neutra, les produce escalofríos. Y si todo lo anterior son las sensaciones que produce el campo de Auschwitz, las que se recogen del de Bergen-Belsen son todavía más terroríficas, así como el estado de sufrimiento al que les someten: “Ya no están delgadas o famélicas: simplemente son marionetas de madera con los brazos y las piernas de palo.” Creo que no hace falta más descripción.
Por otro lado está el tema de la escuela clandestina, con la que pretenden transmitir que la vida sigue, lo mismo que con los libros, aunque oficialmente no existen en Auschwitz. Pero para Dita son el refugio para escapar de una realidad que le produce asco y rabia, y sólo con la lectura consigue hacer volar su imaginación y evadirse, trasladarse a otro mundo. Por muchas trabas que le pusiesen los Reichs del mundo, si abría un libro podría botárselas todas. Son su fuerza. Un motivo para sobrevivir cada día, una ocupación que le mantiene la mente activa, una ráfaga de aire puro. Ocho libros que cuidó a la vez que ellos la cuidaban.
No es una novela más sobre el nazismo, la diferencia está en que trata unos hechos muy concretos, una parte poco conocida, con el añadido de estar basada en sucesos reales, contados en parte por la propia protagonista. Aún así el autor ha querido modificar el nombre de algunos personajes, como cuenta en el epílogo. Así como hace un resumen de lo que fue su investigación. Cuestión que me ha parecido muy interesante, llamándome la atención la información sobre una novela de Ota B. Kraus titulada “The Painted Wall” ambientada en el campo familiar.
También dentro de la propia historia hace una referencia a Ana Frank, quién dejó su testimonio en su “Diario”.
Y después de leer una novela que transmite tanto sufrimiento y tanto horror, me quedo con los libros-persona, me ha encantado su ocupación. Y con la heroicidad cultural de aquel grupo de personas que consiguieron sacar adelante una escuela y una biblioteca en el bloque 31 del campo familiar BIIb en el campo de concentración de Auschwitz-Birkenau, en medio de la más absoluta barbarie que se ha cometido contra la humanidad.

Algunas frases del libro:

“En Auschwitz la vida humana vale menos que nada.”

“No importa cuántos colegios cierren los nazis, les contestaba. Cada vez que alguien se detenga en una esquina a contar algo y unos niños se sienten a su alrededor a escuchar, allí se habrá fundado una escuela.”

“Siempre han perseguido con saña los libros. Son muy peligrosos, hacen pensar.”

“La libertad tiene olor de bosque mojado.”

“Las novelas le añaden a la vida lo que le falta.”

“En verdad existe la máquina del tiempo: son los libros.”

“Los cuentos no han de cesar para que la imaginación no pare y los niños sigan soñando.”

“En ese lugar, la muerte pierde cualquier dignidad y reduce a las personas a la categoría de despojos.”

Contraportada:
Sobre el fango negro de Auschwitz que todo lo engulle, Fredy Hirsch ha levantado en secreto una escuela. En un lugar donde los libros están prohibidos, la joven Dita esconde bajo su vestido los frágiles volúmenes de la biblioteca pública más pequeña, recóndita y clandestina que haya existido nunca.
En medio del horror, Dita nos da una maravillosa lección de coraje: no se rinde y nunca pierde las ganas de vivir ni de leer porque, incluso en ese terrible campo de exterminio, "abrir un libro es como subirte a un tren que te lleva de vacaciones"

Gracias a la editorial Planeta por el envío de este libro


36 comentarios:

  1. Lo leí y me gustó mucho. Es un libro duro, pero merece la pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leira: lo más duro es que fue una horrible realidad.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Parece muy bueno pero en este momento prefiero lecturas más ligeras. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ratita de Carmen: desde luego no es ligero por su contenido. Pero si puedes léelo en otro momento.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Lo tengo esperando en la estantería. Es una historia muy dura pero estoy seguro que me gustará.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margaramon: es un homenaje a quienes hicieron posible modos de sobrevivir en medio de tanta barbarie.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. No cabe duda de que es un libro de difícil lectura por su crudeza, pero a mí me gustó mucho. Como tú dices, la figura de los libros-persona es magnífica.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Zamarat: juegan un papel tan importante como guardianes y transmisores de la cultura.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Aquí otra que lo tiene pendiente en la estantería. Es un tipo de libro que nunca me falla.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carol: ya nos contarás que te parece.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Lo leí hace poco y me gustó muchísimo. Me gustó la forma de narrar de este autor. Y la historia, como todas las que abarquen este período, dura, muy dura.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari: a mi lo que más me ha gustado de este autor es cómo llegó a esta increíble historia. Y qué bueno ha sido conocerla.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Lo leí y el año pasado y me gustó muchísimo. Es un libro muy duro y tremendamente emotivo pero es también una lección de vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuela: esa lección de vida me recordó a la película "La vida es bella", el intento de vivir esa durísima realidad de otra manera.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. A mí me llamo un montón cuando salió pero al final se perdió en el olvido. Gracias por recordármelo, otro a la pila de deseos.jejeje.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tabuyo: a esa larga lista.... que nunca acaba y cada vez es más larga.
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Lo tengo y la verdad es que no sé por qué no lo he leído aun ya que me resulta altamente atractivo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marina: tendrás que encontrarle un hueco entre tantas lecturas.
      Ya nos contarás que te parece.
      Un abrazo

      Eliminar
  10. Me apetece un montón este libro y, como lo tengo en casa, no creo que tarde mucho en leerlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marina: que repites comentario ;)
      Un abrazo

      Eliminar
  11. A mi me encantó, le tenía muchísimas ganas desde que se anunció y la verdad que fue un acierto. Me gusta como escribe Iturbe
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mientrasleo: pues tiene más libros publicados, habrá que buscarlos.
      Un abrazo

      Eliminar
  12. Me encantó, hay pasajes duros, pero merece la pena 100% =)
    No sé la de veces que lo he recomendado ya =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Shorby: dentro de los libros sobre el nazismo este es diferente, y por tanto hay que recomendarlo.
      Un abrazo

      Eliminar
  13. Todavía no lo he leído, y eso que estoy viendo reseñas muy buenas. A ver si un día de estos le hago un hueco porque creo que puede gustarme mucho. Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Goizeder: seguro que te gusta. Ahora lo complicado es que le encuentres un hueco entre tantas lecturas pendientes. Pero todo llega.
      Un abrazo

      Eliminar
  14. Yo también escuché la entrevista en la radio y me hizo comprar la novela. El poder de los medios de masa! Me gustó pero la verdad es que en mi opinión le falta tocar un poquito más la fibra humana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eva: bueno, para mi hubo algunas descripciones que tocaron mi sensibilidad. Pero cada uno siente los libros de una manera, y depende del momento de lectura.
      Un abrazo

      Eliminar
  15. Pues tb es de los que tengo pendientes xq ademas me gustan los ambientados rn la 2 guerra mundial. Acabo de comprar "todo lo q cabe en los bolsillos". Por otro lado tb he leido alguna mala critica sobre la bibliotecaria y es por ello q mebhaya costado pero la verdad es q tu reseña me convence

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. baby: como en cualquier novela debe haber opiniones para todos los gustos, sino que aburrido. Yo sí recomiendo su lectura, es mi parecer.
      No sé qué libro es el que comentas, buscaré información, y estaré atenta a tu blog.
      Un abrazo

      Eliminar
  16. ¡a mi me gustó mucho!
    un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ale: ¡genial! clara y concisa.
      Un abrazo

      Eliminar
  17. Estoy fascinada con la lectura.
    Dita me espera con los libros apretados contra su cuerpo cada noche.
    Puedo ver la palidez de su cara, siento el frìo del lugar, adivino la adrenalina de la aventura.
    No quiero que termine.
    Graciela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciela: que bonito lo que nos cuentas que te está haciendo sentir esta historia.
      Un abrazo

      Eliminar
  18. Acabo de terminar de leerlo, había leido Anna Frank, pero ningún libro que me hubiera acercado más a un campo de concentración, sencillamente me encantó. Cuando llegué a la parte en que mencionan a Anna Frank, ahí sí el corazón se me partió.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aliam: pues yo todavía no he leído entero el de Ana Frank, ya llegará su turno, pues me interesa su historia.
      Precisamente hoy he leído en El País digital un artículo sobre otra adolescente, Lena Mujina, quien también escribió un diario en 1941, y la definen como la Ana Frank de Leningrado.
      Un abrazo

      Eliminar

Pido disculpas si tardo en publicar comentarios y en contestarlos. Este blog es muy importante para mí pero no lo único que hay en mi vida.
Gracias por comentar.