Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

martes, 3 de noviembre de 2015

MUJERES DE NEGRO de Josefina Aldecoa

Este libro es la continuación cronológica de “Historia de una maestra” (reseña aquí), sigue con la historia de Gabriela y de su hija Juana. Aunque se pueden leer de forma independiente. Pero personalmente yo he preferido seguir el orden, así que cuando pueda leeré el tercer libro que se titula “La fuerza del destino”.
“Mujeres de negro” está dividido en tres partes: los vencidos; el destierro; y el regreso. Cada una representa una realidad que vivieron muchas personas como consecuencia de la Guerra Civil Española.
En la primera parte madre e hija, que forman parte de los vencidos, intentan continuar su vida. Gabriela es maestra, y cree que sólo la educación puede cambiar las cosas. Sin embargo, encuentra muchas dificultades para poder ejercer su profesión. Pero la historia de su vida es luchar contra los mismos molinos (aquí si hay una referencia a su libro anterior, que si lo has leído le da más sentido a lo que le pasa en estos momentos). Mientras tanto fuera de su casa hay una guerra, que les hace vivir con miedo. Además, sienten que es extraño vivir en un conflicto, porque todo queda aplazado hasta que termine. Como consecuencia tienen un futuro incierto, que paraliza todo proyecto.
En la segunda parte relata su huida, el destierro forzado porque no pueden seguir viviendo en España. Y tras conocer Gabriela a Octavio se van a México. Allí, en su hacienda, crea una escuela porque los niños no saben ni leer ni escribir. Aparte se juntan con otros españoles, y Juana vuelve a escuchar el español de su infancia. Ese regreso al lenguaje, hace que quiera regresar a su país.
En la tercera parte Juana regresa a España para estudiar en la universidad. Allí se encuentra con una patria a medias perdida y a medias recuperada. Pero aún cree en los mitos que había alimentado desde su nacimiento: la lucha por la libertad, la oportunidad perdida, la esperanza siempre mantenida de que un día empezarían de nuevo. Sus inquietudes políticas y sociales le unen a un grupo de estudiantes, que sueñan con poder vivir como en París, porque Francia es un país sin censura, que tiene libertad, donde se puede andar por la calle, hablar y cantar sin miedo.
Este libro rememora las circunstancias que vivió la población por la Guerra Civil Española, y así fue como Juana creció bajo la pesadumbre de su madre. Porque Gabriela acumuló tristeza con: la muerte de su marido, de su padre, la derrota, la hostilidad de los vencedores, el aislamiento y la escasez, la muerte de su madre. Vivió tiempos de negrura, de luto, acrecentados por un porvenir incierto. Así llevó trajes negros desde muy joven, cómo si sintiera la vida en blanco y negro. Mientras que Juana necesitaba la alegría, vestirse por dentro de amarillos y rojos y azules.
Es una historia que refleja unos años concretos de nuestro pasado, y me ha acercado un poco más el sentir de los exiliados, y como hay un cambio de actitudes con la siguiente generación.

Algunas frases del libro:

“Estábamos viviendo una guerra y esta guerra no sólo se desarrollaba en los frentes sino también en los corazones y en las cabezas de las personas de la retaguardia.”

“La sumisión es consecuencia de la ignorancia.”

“Tengo miedo de no poder vivir en una cárcel, porque ya todo es una cárcel.”

“Esto es lo único que no pudieron quitarnos, la palabra.”

“Nunca, nunca, sabremos lo que es la verdadera libertad, porque aunque hubiera libertad política, lo cual es mucho decir, la sociedad no aceptaría otras libertades. Las costumbres, la vida cotidiana seguirían siendo las mismas. El peso de la Iglesia es demasiado grande. Nunca nos veremos libres de esa moralina que, hay que decirlo, se han encargado de transmitirnos nuestras madres...”

Contraportada:

Gabriela y Juana, madre e hija, viven los años de la guerra civil en una ciudad castellana cuyo ambiente les resulta incómodo y asfixiante. Gabriela se ha quedado viuda –su marido ha sido fusilado por sus ideas republicanas-- y subsiste dando clases en la escuela privada, ya que no tiene acceso a la pública debido a sus ideas políticas, hasta que decide aceptar la proposición de matrimonio que le hace Octavio, un misterioso millonario mexicano que se llevará a madre e hija a su hacienda de Puebla.
Allí, lejos del núcleo de exiliados españoles, va transcurriendo la vida de ambas mujeres. Sobre un fondo de sucesos históricos, evocados a la luz nostálgica de la memoria y del desgarro de exilio, asistimos a la intensa relación de Gabriela y Juana, al amor de la hija por su madre, oscilante entre la dependencia y la rebeldía. Juana evoluciona hacia un mundo de deseos y proyectos que choca con la hermética personalidad de la madre, austera y enlutada, marcada por la mística del deber y un puritanismo laico de raíces castellanas. Juana, que rechaza por instinto el pesimismo vital de las mujeres de negro que han habitado su vida, después de varios años de exilio decide regresar al Madrid de la posguerra y se integra a una universidad que ensaya sus primeros conatos de rebeldía.



22 comentarios:

  1. Increíble que aún no he leído nada de es esta mujer, y mira que recuerdo que de chica la estudiábamos en el cole y todo. Mi madre tiene estos libros, a ver si un día que vaya a verlas me los pillo prestados.

    bsos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. rossy: entonces aprovecha que los tienes a mano.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Historia de una maestra me gustó mucho y por lo que cuentas, creo que esta segunda parte la voy a disfrutar igual.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari: habiendo leído el primero, no puedes perderte este libro. Sigue una línea parecida.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Me gustó mucho "Historia de una maestra así que no descarto leer este más adelante.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Zamarat: a mi me pasó lo mismo, y ya he podido leer el segundo, y seguramente acabaré leyendo el tercero.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. No me importaría leerla. Este tipo de historias me interesan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. albanta: si puedes empieza con "historia de una maestra". Seguro que también te resulta interesante.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Me recuerdas que tengo pendiente la primera, me pasa como a ti, prefiero seguir el orden aunque no sea necesario.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marilú: manías lectoras, ¿quién no las tiene?
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Se me acumulan tantos libros pendientes que aún no he leído el primero. a ver si le hago un hueco pronto.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuela: yo también tengo una lista interminable, y muchas veces me cuesta decidir la siguiente lectura. La pena es que muchos libros que me apetecería leer seguramente nunca lo podré hacer por falta de tiempo.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Historia de una maestra me encantó.Admiro mucho a Josefina Aldecoa.Es única, junto con mis queridas Ana María Matute y Carmen Martín Gaite. Este lo tengo todavía pendiente. Una reseña estupenda. Mil gracias. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El baúl de los libros asombrosos: qué otras dos grandísimas escritoras has nombrado. De Ana Mª Matute tengo guardado como oro en paño "El polizón del Ulises" que fue uno de mis primeros libros. Y de Carmen Martín Gaite le tengo especial cariño a "Caperucita en Manhattan".
      Un abrazo

      Eliminar
  8. He leído los dos, y aunque son bastantes tristes, me gusta como escribe esta autora.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen: a mi no me han resultado tristes, aunque es cierto que habla de una realidad que fue dura.
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Yo quiero ponerme con esta autora pero not ermino de encontrar el momento adecuado. Caerá
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras Leo: si te sirve de algo, son novelas cortas. Aún así tendrás que encontrar hueco entre otras lecturas.
      Un abrazo

      Eliminar
  10. Aunque no es una lectura que me atraiga en este momento de mi vida, reconozco que es una temática a la que cada cierto tiempo vuelvo. Aborda una parte de nuestra historia y no hay nada tan duro como la lucha entre "hermanos", no debemos olvidar el pasado para no repetirlo.
    Un besin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anuca: en estas novelas encontrarás otra visión de una parte de la historia de España, dónde los maestros tuvieron su papel (sobre todo en el primer libro "Historia de una maestra")
      Un abrazo

      Eliminar
  11. ahhh otra de mis escritoras pendientes...supongo que comenzaré como tú, con el otro libro primero.
    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ale: creo que puede gustarte bastante esta autora.
      Un abrazo

      Eliminar

Pido disculpas si tardo en publicar comentarios y en contestarlos. Este blog es muy importante para mí pero no lo único que hay en mi vida.
Gracias por comentar.