Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

lunes, 2 de septiembre de 2013

SPUTNIK, MI AMOR de Haruki Murakami

El título de esta novela tiene un bonito significado que se explica entre sus páginas. Además, compara a las personas con los satélites artificiales por el hecho de que nos encontramos, nos cruzamos y nos separamos para siempre. Algo así es lo que les ocurre a los tres personajes de esta historia.
Sumire es una joven de 22 años, quiere ser escritora profesional. Es una lectora voraz que lee con pasión, profundidad y diversidad. Es un ejemplar peculiar de la especie humana. Intransigente y cínica. Y en un momento determinado se encuentra con Myû, enamorándose de ella.
Myû es una mujer de mediana edad, casada, pero que vive con total independencia. Tiene su propio negocio. Apasionada de la música. Marcada por una traumática experiencia que vivió 14 años atrás, convirtiéndose en la mitad de lo que era. Pero conocer a Sumire vuelve a provocar otro giro en su vida.
El narrador, anónimo, es un hombre joven, algo mayor que Sumire, fueron compañeros de estudios, ahora es profesor de Primaria.  A través de sus ojos conoceremos a Sumire, él desgrana su historia. Su relación le resulta positiva porque gracias a las conversaciones que mantienen va descubriéndose a sí mismo, lo que hace que vea más claramente su existencia. Él está enamorado de ella.
Sus vidas transcurren desde la soledad, en cierto modo buscada, como una cita de Kerouak que recuerda Sumire sobre la soledad absoluta, ¿acaso le influiría en sus futuras decisiones? Y es que el amor que siente por Myû puede llevarla a un mundo especial jamás conocido, pero no puede retroceder, tiene que dejarse llevar. Mientras el narrador al perder a Sumire, se sentirá vacío, su nuevo mundo ya nunca será igual, y desde ese instante será otra persona, aunque los demás no lo noten, y es que la vida continua a pesar de todo. Como le sucedió a Myû, quién continuó existiendo aunque tras aquella extraña experiencia perdiese parte de sí misma.
Murakami trata el tema de la ilusión, definida como la captación de algo que pertenece a un espacio y a un tiempo completamente distintos. Lo mismo que habla de las sensaciones casi reales en algunos sueños, que podrían provocar entrar en el mundo de los sueños y no salir de él, vivir allí eternamente. Como si cruzáramos al otro lado y no regresáramos. ¿Acaso tendrá algo que ver el poder de la luz de la luna? Puesto que “a Myû le había hecho presenciar su segundo yo; se había llevado el gato de Sumire; le había hecho desaparecer a ella; a él le había hecho escuchar una música que seguramente nunca sonó.” Una parte surrealista del libro que puede interpretarse de muchas maneras, como consecuencia días después de leerlo continuo dándole vueltas, ¿acaso estaré bajo la influencia de algún satélite?
La primera vez que leí a Murakami fue con “Tokio Blues” (reseña aquí) y me quedé con ganas de seguir leyendo a este autor. Y gracias a la recomendación de Ismael Cruceta del blog Cajón de historias he optado por escoger esta novela. Para mi son completamente distintas, y creo que es mejor empezar por aquella, pues no contiene esa parte de surrealismo que sorprende y que se puede encontrar en otros de sus libros. Ahora a escoger entre estos para seguir conociendo un poco más a este escritor.

Algunas frases del libro:

“En nuestra vida imperfecta las cosas inútiles son, en cierta medida, necesarias. Si de la imperfecta vida humana desaparecieran todas las cosas inútiles, la vida dejaría de ser, incluso, imperfecta.”

“Me encuentro en los confines del mundo, tranquilamente sentada sin que nadie repare en mí.”

“Todas las cosas deben ser contadas cuando llega el momento. Sino, uno sigue eternamente encadenado a sus secretos.”

“En la vida de las personas hay una cosa especial que sólo puede tenerse en una época especial. Es como una pequeña llama. Las personas precavidas y con suerte la preservan con todo cuidado, la hacen crecer, la llevan como una antorcha que ilumine sus vidas. Pero, una vez se pierde esa llama no puede volver a recuperarse jamás.”

“Y es que el mundo de los libros me parecía mucho más real que el mundo que me rodeaba. Allí se abrían paisajes que jamás había visto. Los libros y la música se convirtieron en mis mejores amigos.”

Contraportada:

Perdidos en la inmensa metrópoli de Tokio, tres personas se buscan desesperadamente intentando romper el eterno viaje circular de la soledad, un viaje parecido al de la perrita Laika, que, desde el satélite ruso Sputnik, mientras daba incansables vueltas alrededor de la Tierra, dirigía su mirada atónita hacia el espacio infinito. El narrador, un joven profesor de primaria, está enamorado de Sumire, a quien conoció en la universidad. Pero Sumire tiene una única obsesión: ser novelista; además se considera la última rebelde, viste como un muchacho, fuma como un carretero y rechaza toda convención moral. Un buen día, en una boda, Sumire conoce a Myû, una mujer casada de mediana edad tan hermosa como enigmática, y se enamora apasionadamente de ella. Myû contrata a  Sumire como secretaria y juntas emprenden un viaje de negocios por Europa tras el que nada volverá a ser como antes.

Traducción del japonés de Lourdes Porta y Junichi Matssura

43 comentarios:

  1. Hace mucho que no leo a Murakami y precisamente ésta en una de las novelas a las que más ganas le tengo. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manuela: pues adelante, además tiene de bueno que es muy corta.
      Para mi es la segunda novela que leo de este autor.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Me guardo lo de empezar por Tokio blues, la verdad es que es un autor que miro de lejos, no sé si me gustará y ahí ando sin dar el paso. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marilú: empecé a leerlo porque me apetecía conocer autores japoneses, y su estilo algo más occidentalizado me resultó bueno para ir poco a poco adentrándome en esa literatura.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Yo también me estrené con este autor leyendo Tokio blues pero no me convenció tanto como a ti, por lo que veo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espe: pues se ve que no coincidimos con este autor, yo voy a seguir leyendo alguno de sus otros libros, de los que van recomendando por los blogs.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Hago como Marilú y me guardo para empezar con Tokio Blues, que aún no he leído nada del autor. Aunque me ha resultado también atractiva ésta.Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari: creo que está bien empezar por "Tokio Blues"
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Yo también empecé con Tokio Blues pero aquí me quede, no terminó de gustarme y eso hizo que aparcara a Murakami. Creo que me va a costar darle otra oportunidad. Me gusta la tercera frase que nos has traido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quadern: es una frase que dice una gran verdad.
      Un abrazo

      Eliminar
    2. Lee Kafka en la Orilla por favor

      Eliminar
    3. Anónimo: tomo buena nota de tu recomendación.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Como tú, empecé con Tokio Blues, y coincido en que es la mejor para empezar con Murakami. Ésta que nos traes también me gustó, aunque prefiero Tokio Blues y Kafka en la orilla.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saramaga: apunto la de "Kafka en la orilla", gracias por la recomendación.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. He leído un par de libros de Murakami y me han gustado bastante por lo que no descarto seguir leyendo algo más pero este título no me convence del todo, más que nada por lo que comentas del surrealismo (me supera).
    Musus.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mafaldas: a mi me sorprendió bastante esa parte surrealista, pero tiene su importancia dentro del desarrollo de la novela.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Aun gustándome, esta novela, es de las que he leído de este autor, la que menos me ha entusiasmado. Prefiero Tokio blues, Al sur de la frontera..., o Kafka en la orilla, pero aun así es Murakami y es genial leerlo.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carla: apunto el de "Al sur de la frontera" seguimos contándonos las lecturas.
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Uy, creí que había comentado aquí pero veo que no :S En fin, a lo que iba, con Sputnik me estrené yo con Murakami, y aunque dices que no es el mejor para empezar con este autor, a mi me encantó porque consiguió que una historia totalmente surrealista me pareciera lo más normal del mundo gracias a los personajes, con los que (sorprendentemente) conseguí empatizar. Me pareció portentoso :D

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana: tienes mucha razón con lo que comentas, hace natural lo irreal.
      Sin embargo, me alegro de haber empezado con "Tokio Blues" porque hizo que quisiera seguir leyendo a este autor, y pienso que si hubiera empezado por "Sputnik.." tal vez no hubiera leído otros.
      Un abrazo

      Eliminar
  10. Pues yo la leeré pronto. Espero que me guste como a ti. Ya he probado a este autor y me apetece seguir conociéndolo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adivina quien lee: estaré atenta a tu reseña.
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Soy fan de Murakami y este fue de sus primeros libros en mis estantes así que con eso te lo digo todo
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mientrasleo: me estás diciendo mucho ;)
      Un abrazo

      Eliminar
  12. Murakami no es sencillo ni es para todos. Pero en medio de la banalidad generalizada que inunda las librerías de novedades prescindibles y de gastados enigmas pseudotemplarios, Murakami es otra cosa. Todas la literatura japonesa es otra cosa: su ritmo moroso y delicado, sus historias, que oscilan de la espiritualidad a la sensualidad (y la sexualidad) con palabras precisas y evocadoras.

    No todo Murakami me gusta (a veces sale el occidental que anida en mi con las tijeras de podar páginas), pero creo que esta novela, "Tokio blues" y "Kafka en la orilla" son lo mejor de él. Modesta opinión de lector, naturalmente.

    Aprovecho para recomendar otras joyas de la literatura japonesa: "La fórmula preferida del profesor", de Yoko Ogawa y "El jardín del Samurai", de Gail Tsukiyama. Naturalmente, debo incluir las susurrantes e íntimas historias de Hiromi Kawakami.

    (Buscando confirmación de la grafía de Yoko Ogawa me he encontrado con un enlace de la película, que ni sabía que existía. Está subtitulada, pero no la he visto. Ahí va: http://www.youtube.com/watch?v=rFAF2lLSUF0)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Atticus: muchas gracias por tu opinión y tus recomendaciones, tomo nota para futuras lecturas.
      Un abrazo

      Eliminar
  13. creo qu es un autor que no me gustaría (el surrealismo ese del que hablan ;) )
    un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ale: vuelvo a decir que si te apetece conocerlo, tal vez, mejor "Tokio Blues"
      Un abrazo

      Eliminar
  14. Me gusta mucho este autor.Kafka en la orilla es otra novela suya muy buena.Si te interesa te dejo mi blog para que lo veas y me comentas algo www cienlibrosvolando. blogspot.com Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miguel Ángel: gracias por el libro que recomiendas, lo tendré en cuenta.
      Me paso por tu blog.
      Un abrazo

      Eliminar
  15. Hola Blanca,
    en primer lugar, gracias por el link a mi reseña. Me alegra mucho ver que sigues descubriendo a Murakami, que es ya uno de mis autores de cabecera.
    Este año he leído 1Q84, son tres partes, quería leer sólo la primera, ir poco a poco, pero no pude, y me terminé ventilando la trilogía en un pis pas.
    Como sabes, 'Sputnik, mi amor' fue para mí toda una experiencia sensitiva, me fascinó en la forma y en el fondo. También me gustó mucho Tokio Blues, que me hizo llorar, y es cierto que esta suele gustar más, porque le falta esa parte surrealista/onírica que no todo el mundo aprecia, pero yo no podría dejar de recomendar Sputnik, me parece sublime.
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ismael: de nada. ¡Uf! la trilogía de 1Q84 se me hace un poco cuesta arriba, pero no la descarto, aunque antes caerá alguno de los otros que recomiendan en los comentarios, y que también he visto por tu blog.
      Tus sensaciones por "Sputnik..." fueron las que me llevaron a leerlo.
      Un abrazo

      Eliminar
  16. Pues iniciaré esta lectura, acabo de terminar Tokio Blues y la experiencia me ha sacado lagrimas literalmente, deseo seguir conociendo las obras de Murakami, y ver todas estas facetas que tan bien contempladas están en esta reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana Marcela: el de "Tokio blues" también fue mi primer contacto con este autor, y me ha sorprendido en "Sputnik...", esa parte surrealista lo hace diferente.
      Si quieres ya nos cuentas que te parece.
      Un abrazo

      Eliminar
  17. Yo empecé con los años de peregrinación del chico sin color, continue con Tokio blues y ahora estoy leyendo sputnik, mi amor. Estoy completamente enganchada a Murakami

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo: que bueno cuando encuentras un autor que te atrapa en sus libros.
      Un abrazo

      Eliminar
  18. Sólo he leído dos libros de Murakami, Tokio Blues en primer lugar, muy buen libro, captó toda mi atención desde el inicio. En segundo lugar leí el ensayo "De qué hablo cuando hablo de correr" y se me hizo interesante que Murakami descubra parte de su vida como escritor, deportista, empresario, contando situaciones muy personales. Es un libro que recomiendo para conocer desde otro punto de vista a este escritor japonés.
    Ahora exploraré "Sputnik mi amor", estoy seguro que me gustará ya que varios lectores de ésta página lo recomienda.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos Alavez: el ensayo que comentas lo tengo apuntado, me parece interesante para conocer un poco más a Murakami.
      Un abrazo

      Eliminar
  19. Este es el cuarto libro que leo de Murakami y voy a seguir haciendolo porque me atrapa su ficción. Según vi en comentarios que esta novela es surrealista a diferencia de, por ejemplo, Tokio Blues. Es cierto que tiene un elemento fuerte en el desarrollo final de ficción pero por lo que veo en todas las novelas vamos a encontrar relatos surrealista. Mi sugerencia para adentrarse al mundo literario de Murakami es comenzar con su libro de cuentos "Sauce Ciego, mujer dormida", ya que los cuentos que componen este libro están presentes en muchas de sus novelas o por lo menos las que leí yo (After Dark, Tokio blues, Sputnik, mi amor). Me gustaría saber si alguien coincide conmigo o discrepa para ver que tan errado estoy. Un abrazo a los lectores de Murakami.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gabriel Artaza: gracias por aportación sobre este autor, y tomo nota de la recomendación que haces.
      Un abrazo

      Eliminar
    2. De nada Blanca. Hace poco leí "De que hablo cuando hablo de correr" que es una especie de ensayo autobiografico sobre un aspecto de Murakami, que es maratonista! Rasgo que desconocía yo particularmente de él. Y luego leí "Al Sur de la frontera, al Oeste del Sol" y me pareció muy bueno también. Creo que luego voy a seguir por el de Kafka, ahora estoy con otras cosas. Saludos desde Tucumán, Argentina.

      Eliminar
  20. Yo considero muy recomendables los tres primeros Murakamis que leí: Tokio blues (el mejor de todos, aunque al comienzo no parece apuntar alto), Sputnik (aunque tenga un desenlace confuso), y After dark.

    Incluso están entre las primeras novelas que he leído en inglés, porque además de interesantes son amenas y de una extensión no excesiva. El vocabulario es perfectamente apropiado para aspirantes a sacarse el B2.

    Todavía no tengo muy claro lo que sucede al final de Sputnik. Lo interpreto como mezcla de alegoría y ensueño. Pero me parece una novela preciosa. Lo de la noria es flipante. Y lo de las puertas chinas y el degollamiento de perros. Y cómo expresa ciertas sensaciones:

    "En algún lugar desconocido, alguien estaba reordenando mis células".
    "La vida de mi auténtico yo se encuentra aletargada en alguna parte y una persona sin rostro la ha metido en una bolsa y está a punto de llevársela".
    "¿Se nutre acaso el planeta de la soledad de los seres humanos para seguir rotando?".

    El cuarto Murakami que empecé a leer no me enganchó y lo dejé a las 30 páginas (Al sur de la frontera).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cristian: pues en mi lista de pendientes tengo el de "Al sur de la frontera", así que a ver que hago. Miraré el de "After dark" que ahora mismo no sé de qué trata.
      Buenas las frases que has escogido. Gracias.
      Un abrazo

      Eliminar

Pido disculpas si tardo en publicar comentarios y en contestarlos. Este blog es muy importante para mí pero no lo único que hay en mi vida.
Gracias por comentar.