Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

martes, 24 de mayo de 2011

LA PUERTA DE LOS TRES CERROJOS de Sonia Fernández-Vidal



Si digo que este libro trata sobre la física cuántica, mucha gente seguramente decida no leerlo. Pero si añado que este tema está mezclado con la fantasía, la aventura y el misterio y, además, está escrito con un lenguaje dirigido a un público juvenil, la situación cambia y, tal vez, sean más los posibles lectores.
Sonia Fernández-Vidal es licenciada en Física y doctora en Información y Óptica Cuántica. Como física cuántica ha trabajado en los centros más importantes del mundo, combinándolo con la docencia.
En esta novela nos habla de la relatividad, de los agujeros negros, del principio de superposición, de la teleportación, del átomo, neutrón, electrón, quark, antiquark, de la velocidad de la luz, de la dilatación del tiempo, etc. Términos que con sólo leerlos parece que no vayamos a entender casi nada. Pero que la autora los explica con un lenguaje sencillo e inteligible, consiguiendo que la ciencia nos pueda parecer accesible. Incluso como le pasa al protagonista de esta historia nos deja
“un sincero deseo de comprender el universo.”A mi me ha parecido un libro interesante para que, sobre todo, los más jóvenes se introduzcan en la aventura de la física cuántica y la entiendan. Aunque, como siempre suelo decir, es un libro juvenil que también podemos disfrutar los adultos.
Me ha gustado porque es una novela científica que por su sencillez está al alcance de todos los lectores. También porque es entretenida, misteriosa y te hace plantearte muchas preguntas sobre el mundo que nos rodea.
Un libro para todos los públicos.


Algunas frases del libro:


“El espacio y el tiempo son relativos... y dependen de lo rápido que vayas.”

“¿Nadie te ha dicho que para ser científico no hace falta hablar raro?”

“Si preguntas, parecerás tonto un día; si no preguntas, serás tonto toda tu vida.”

“Desde que había atravesado la puerta de los tres cerrojos se había visto envuelto en un sinfín de fenómenos que no comprendía”.

“Más importante que las cosas que has visto, más incluso que el conocimiento y la tecnología del mundo cuántico, es saber hacerse las preguntas correctas. Eso es lo que ha permitido evolucionar a la ciencia y a los seres humanos. De ese modo desarrollarás tu inteligencia cuántica.”

Solapa:


Niko Mir, un chico solitario de catorce años, no se imagina las consecuencias que le acarreará no seguir el camino que cada día recorre para llegar al instituto. Al variar su ruta, descubre una casa que nunca antes había visto. Atraído por el misterio, se adentrará en ella y se verá inmerso en un extraño universo.
Dentro del Mundo Cuántico ocurren cosas sorprendentes, desde una guerra entre la materia y la antimateria hasta las desapariciones del gato de Schrödinger, pasando por un taller de relojería donde se pone a prueba la relatividad del tiempo.
Inmerso en esta aventura inesperada, Niko tiene la misión de devolver el equilibrio, ahora en peligro, entre su mundo y el universo cuántico que acaba de descubrir.

Más información sobre esta novela aquí

martes, 17 de mayo de 2011

¡INDIGNAOS! de Stéphane Hessel


Un alegato contra la indiferencia y a favor de la insurrección pacífica.

Con el prólogo de José Luis Sampedro.

Hoy, 17 de mayo de 2011, hace exactamente dos años que Stéphane Hessel dio un discurso improvisado en la explanada de las Glières, en ocasión de la reunión anual Palabras de Resistencia, convocada a iniciativa de la asociación Ciudadanos Resistentes de Ayer y de Hoy. Recordando que el motivo de la Resistencia había sido la indignación. Hessel pronunció: “¡Encontrad vuestros propios motivos de indignación, uníos a esta gran corriente de la historia!”. Recogida por el cineasta Gilles Peret en la película “Walter, retour en résistance”, esta intervención es el punto de partida del texto publicado en este libro.

Desde la experiencia que dan 93 años de vida Hessel nos invita (sobre todo invita a los jóvenes) a reaccionar de forma pacífica, a despertar del largo letargo que sufren, que sufrimos. Porque después de todos los logros conseguidos tras la II Guerra Mundial, a nivel de libertades, derechos humanos, una sociedad justa, y que ahora se están perdiendo. Hay que movilizarse como se hizo entonces. Porque estamos viviendo una época de indiferencia, apatía y resignación. (No sé decir cual de los tres términos es peor)
Necesitamos una sociedad de la que podamos sentirnos orgullosos. Donde no haya injusticia social.
En apenas 60 páginas habla sobre todo refiriéndose a Francia, pero su argumento es extensible a todos los países.
El prólogo es de José Luis Sampedro y empieza así:

“Yo también nací en 1917. Yo también estoy indignado. También viví una guerra. También soporté una dictadura. Al igual que a Stéphane Hessel, me escandaliza e indigna la situación de Palestina y la bárbara invasión de Irak. Podría aportar más detalles, pero la edad y la época bastan para mostrar que nuestras vivencias han sucedido en el mismo mundo.”
Casi me ha gustado más el prólogo que el libro. Está claro que Stéphane Hessel podía haber profundizado mucho más sobre algunos de los temas, pero eso no quita que haya conseguido movilizar a los jóvenes (y no tan jóvenes), quienes a través de las redes sociales y los blogs están creando un movimiento social.
Aún así es un libro que no deja indiferente, que nos hace pensar sobre la situación actual de la sociedad en que vivimos. Un motivo para reflexionar, para buscar nuestro motivo de indignación y compartirlo con los demás, para de forma pacífica mejorar el mundo que nos rodea.


Algunas frases del libro:

“Os deseo a todos, a cada uno de vosotros, que tengáis vuestro motivo de indignación. Es un valor precioso. Cuando algo te indigna como a mí me indignó el nazismo, te conviertes en alguien militante, fuerte y comprometido. Pasas a formar parte de esa corriente de la historia, y la gran corriente debe seguir gracias a cada uno.”

“La peor actitud es la indiferencia, decir: paso de todo, ya me las apaño. Si os comportáis así, perdéis uno de los componentes esenciales que forman al hombre. Uno de los componentes indispensables: la facultad de indignación y el compromiso que la sigue.”


“El porvenir pertenece a la no violencia, a la conciliación de las diferentes culturas. Es por esta vía que la humanidad deberá superar la próxima etapa.”


Contraportada:

Cuando alguien como Stéphane Hessel llama a la insurrección pacífica, a desperezarse, a rebelarse, hay que escucharlo. Porque Hessel, a sus 93 años, sabe de lo que habla: miembro de la Resistencia francesa, militante a favor de la independencia argelina y defensor de la causa palestina, este eterno luchador es, además, el único redactor vivo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948.
Por eso, cuando reclama un motivo de indignación para todos hay que hacerle caso. Porque las razones para indignarse pueden parecer hoy menos nítidas o el mundo demasiado complejo, pero siguen ahí, en la dictadura de los mercados, en el trato a los inmigrantes, a las minorías étnicas. Buscad y encontraréis, nos dice, coged el relevo, ¡indignaos!, porque la peor actitud es la indiferencia. Si os comportáis así, perdéis uno de los componentes esenciales que forman al hombre: la facultad de indignación y el compromiso que la sigue.


Traducción de Telmo Moreno Lanaspa

Nota personal:
¿Tú sueñas?
¿Tú respiras?
¿Tú sombra y la mía son del mismo color?
No somos tan diferentes.
Somos personas.
Somos ciudadanos del mundo.


jueves, 12 de mayo de 2011

COGE TU LIBRO

Hace ya unos días me invitó Leira del Blog Diario de una cajera estresada a participar en el concurso "Coge Tu Libro".
Por falta de tiempo no he podido hacer antes esta entrada. Así que pido disculpas por la tardanza y además le doy las gracias por acordarse de mi blog.
El juego consiste en tomar un libro que tengas a mano, ir a la pagina 89 y escribir la quinta frase.
Ahora estoy leyendo "La vuelta de los 25" de Marc Serena, y en la página 89 la quinta frase es:
"Por mucho que haya diferencias de cultura o de entorno, si dos personas se aman, se pueden casar."


Como ya ha participado mucha gente ofrezco la participación a quién quiera hacerlo.


Nota: esta entrada debería haberse publicado antes que la anterior, pero con las incidencias de blogger ha cambiado el orden.

miércoles, 11 de mayo de 2011

LA VUELTA DE LOS 25 de Marc Serena

En la portada está escrito: “Un atlas generacional de Johannesburgo a Moscú”

Y es que este libro es un retrato del mundo, un viaje a través de la diversidad de las culturas, una representación de la juventud del mundo. El objetivo de Marc Serena, periodista, era dar la vuelta al mundo y entrevistar a 25 jóvenes de su edad, 25 años, de 25 países. Y lo consiguió. Se embarcó en esta aventura motivado por su curiosidad infinita y, como él mismo dice, cierta inconsciencia. Sin tener una ruta clara, es más hasta que no pisó un país concreto no empezó a pensar cuál debería ser el siguiente eslabón en esta cadena mundial. Cada capítulo empieza con el nombre del joven, profesión, ciudad, país y la fecha en que Marc llegó. La forma de conocer a los 25 jóvenes fue de mil maneras distintas incluso en ocasiones por casualidad, y es en el prólogo donde nos explica cómo y por qué. Aunque utiliza pocas descripciones ya que se centra en los hechos, en las acciones y la palabra del otro. Habla poco de sí mismo pero mucho del mundo. Nos hace un muestreo de cómo viven el presente y como ven el futuro los jóvenes de 25 países. Nos cuenta que en algún momento se siente como un viajero inmaduro e irresponsable, ya al final del viaje acumula demasiadas emociones. Y es que esta experiencia no es para menos, recorrer todos los continentes en un año, conocer a una gran diversidad de gentes se convierte en un aprendizaje de la vida y desde luego en una inolvidable aventura. A mi me ha servido para hacerme un mapa del mundo, de cómo viven y piensan en otros lugares, a veces, tan lejanos y diferentes a mi ciudad. Este libro me ha parecido un mapamundi de la sociedad mundial, un espejo donde mirarnos y ver que no somos tan distintos, que nuestras inquietudes, nuestras sensaciones, nuestros sentimientos, son muy similares.

Algunas frases del libro:

“Cuando parece que ya es demasiado tarde... es el momento de empezar.”

“Me estoy acostumbrando a observar y ser observado. Nunca sé quién está más sorprendido.” 

“En las cuestiones importantes somos muy similares. En pequeños detalles, muy diferentes.”

“Ambos tenemos ideas e ilusiones.”

“Compartimos el mismo momento vital.”


Contraportada:
Una ecologista china, una madre de familia del sur de África, un chamán peruano, un pescador filipino, una maorí de Nueva Zelanda, una futura cosmonauta rusa... Y todos de la misma edad. ¿Qué tienen en común? ¿Qué les preocupa? ¿Cómo viven? ¿Cómo afrontan el futuro?
Éstas son las preguntas que durante un año el periodista Marc Serena ha planteado a 25 jóvenes durante un viaje que lo llevó a dar la vuelta al mundo y a convivir con chicos de su misma edad, 25 años, de 25 países diferentes. Jóvenes pobres. Ricos, con estudios, sin estudios, revolucionarios, conformistas, de grandes ciudades, de pequeños pueblos... Perfiles muy diferentes, pero todos actuales, sorprendentes, llenos de matices, que ofrecen nuevos puntos de vista sobre el mundo en que vivimos.El resultado es una crónica amena, sincera y divertida, que conforma un retrato generacional. 
Más información en: http://www.lavueltadelos25.com/

Gracias a Ediciones B por el envío de este libro.