Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

viernes, 24 de abril de 2015

EL MAESTRO de Màrius Mollà

He de reconocer que me costó un poco coger el hilo a esta novela, sin embargo, algo tiene que tampoco me permitía dejar de leerla, así fui avanzando entre sus páginas, mientras se alternaban dos espacios temporales, el cambio de siglo del XIX al XX y el año 1914. Aunque de la época más reciente la narración es más extensa. Hasta que hacia mitad, más o menos, empezó a tomar más forma el argumento y me mantuvo en tensión hasta el final, que me pareció muy sorprendente.
Sin llegar a ser una novela histórica aporta algunos acontecimientos reales de aquellos turbulentos principios del siglo XX en Europa. Como es uno de sus personajes, Francisco Ferrer Guardia, pedagogo y librepensador (quién existió realmente). Creador de un concepto alternativo de escuela, la Escuela Moderna, con innovadoras metodologías educativas, donde los niños y niñas puedan llegar a ser personas instruidas, verídicas, justas y libres de todo prejuicio (ideas magníficas que ojalá pudieran ser una realidad). Cuyos trece principios básicos podemos leer al comienzo de cada parte en que se divide este libro.
Me ha parecido que tienen más fuerza los personajes masculinos, como Pablo Bruniquer, maestro, seguidor de Ferrer Guardia. Que quiere mejorar las condiciones de la educación, siente amor por la enseñanza, tiene vocación como educador y se le podría definir como un maestro idealista.
Otro personaje es Emili Boix, con un pasado enigmático, que quiere olvidar su vida anterior, desprenderse de sus orígenes. Llega por azar a Can Noguera en los bosques del Montseny en la provincia de Barcelona, integrándose en la montaña y en la comunidad de leñadores, empezando a sentirse parte de ellos. Según pasa el tiempo ve un mejor porvenir, pues se siente bien entre las gentes del monte, volviendo a tener ilusión.
Parte importante en esta novela es Arnau, un niño de esos montes, a quien la vida le ha dado varapalos, pero que según crece sabe que soñar es bueno, y cumplir los sueños es posible.
Y aunque con menos protagonismo, pero si son parte esencial en el argumento, destacaría como personajes femeninos a Raquel y Ramona, sobre todo, la historia de la primera no deja indiferente.
Como tampoco lo hace el tema de la educación, un asunto tan importante en la sociedad y que últimamente su estado es bastante preocupante. Recordándome a otro libro “Historia de una maestra” de Josefina Aldecoa (reseña aquí). Por lo menos, en ambas historias nos recuerdan que hubo un tiempo en que se intentó hacerlo de otra manera.
El autor ha hecho una dedicatoria al principio: “Dedicado a todos los proyectos vitales”. Y me ha recordado a uno de mis hermanos que siempre dice que en la vida es muy importante tener proyectos, que nos permitirán llegar a una meta. Sin éstos lo único que tendremos será un vacío existencial. Proyectos como los soñados por algunos de los personajes de esta narración y que recuperan a pesar del paso del tiempo.

Algunas frases del libro:

“Una nueva manera de pensar, más cercana, respetuosa y crítica; una forma de pensar, en definitiva, que en lugar de encorsetar jugará a favor de la vida y el conocimiento.”

“Que sean capaces de pensar por sí mismos, de descubrir y relacionar.”

“Pero en ese tiempo había descubierto que no había manera de deshacerse de la esencia de uno mismo.”

Contraportada:

Año 1914. Un hombre solo viaja en tren de Francia a Barcelona. Cerca del macizo del Montseny siente el impulso de bajarse en una pequeña estación. El olvido que busca podría encontrarse en el silencio de la montaña.
El protagonista entra a formar parte de una pequeña comunidad de leñadores y se acostumbra a la vida sencilla en contacto con la naturaleza. Atrás quedan los ideales y los sueños envueltos en su pasado desconocido.
Sin embargo, no podemos oponernos a nuestro destino, y pronto descubrirá que los niños de la explotación forestal lo necesitan. Tal vez aquel bosque aislado sea, después de todo, el lugar para llevar a la práctica los principios pedagógicos que la Escuela Moderna había desarrollado en Barcelona a comienzos del siglo XX.
Una novela sobre los sueños que nos mantienen vivos, los viejos ideales que nunca se olvidan y la fuerza de los niños para cambiar el mundo.

Gracias a  Ediciones B por el envío de este libro

viernes, 10 de abril de 2015

MEMENTO MORI de César Pérez Gellida

En portada lleva el subtítulo de “Versos, canciones y trocitos de carne I”
Al comienzo tiene una guía de personajes que me ha llamado la atención porque ya te dice el nombre y apellido del asesino. Me ha dejado intrigada sobre quién es Gabriel García, porque te dice quién es su madre biológica pero no quién es él, y en esa guía no le he encontrado relación. Y el último personaje, que simplemente pone Pílades, sin más datos. Así que ya he empezado a leer con cierta intriga y curiosidad.
Al final hay una relación de la banda sonora, que habrá que escuchar como complemento a esta lectura. Recopilación del poemario. Y una nota del autor muy sincera.
Entre medias está la historia de un asesino, personaje que no puede sentir pena por nada ni por nadie, cuyos pensamientos son desagradables, parece enfadado con la humanidad, sabremos que está marcado por su pasado, que siente rechazo a lo socialmente establecido, tiene angustia provocada por las relaciones afectivas y necesidad de aislamiento. “La metamorfosis” de Kafka es su biblia. Es un asesino en serie, proyecto de poeta y pirata informático.
El inspector de homicidios, Ramiro Sancho, tiene poca paciencia, no tiene un pelo de tonto, es respetuoso con su equipo y confía en él. En medio de la investigación inicia una relación amorosa con la Doctora especialista en psicolingüística, Martina Corvo, que juega un papel especial en la trama.
Además, resulta clave un psicólogo criminalista, Armando Lopategui conocido como Carapocha. Un personaje curioso en todos los aspectos, destaca, sobre todo, porque da muchas lecciones de historia. También explica en relación a un asesino que hay que entender por qué mata, luego viene el cómo, cuándo, dónde, a quién y a cuántos. Pues es muy importante conocer el funcionamiento de la mente criminal.
Por toda la narración encontramos expresiones latinas, siempre explicadas a pie de página, empezando por el título “Memento mori” que significa “recuerda que morirás”. Así mismo la música tiene un papel muy importante, yo diría que las canciones a las que se hacen referencia son otro personaje de la novela, y está claro que tras la lectura apetece escucharlas.
Me ha gustado la manera de enfocar la acción, el desarrollo de los hechos desde el punto de vista del asesino, haciendo que este libro sea distinto a otros del mismo género. Más el ritmo trepidante, algún giro sorprendente y un final abierto, lo que me ha dejado con ganas de seguir con la siguiente parte, y supongo que después me apetecerá la tercera. Sin duda conviene no perderle la pista a su autor, César Pérez Gellida.

Algunas frases del libro:

“No creo que buscar el sentido de las cosas sea tarea vuestra; lo que tenéis que hacer es atrapar al desalmado que hizo esto.”

“Una canción para cada momento y un momento para cada canción.”

“El ser humano es capaz de todo, solamente deben darse las circunstancias apropiadas.”

Contraportada:

Septiembre de 2010.
Aquella mañana de domingo nada le hacía presagiar al inspector de homicidios de Valladolid Ramiro Sancho que acababa de dar comienzo una pesadilla que lo dejaría marcado para el resto de sus días.
La investigación del asesinato de una joven ecuatoriana a la que le han mutilado los párpados y en cuyo cuerpo han encontrado unos versos amenazantes ocupa las primeras páginas de esta novela negra narrada con un dinámico y atrevido lenguaje cinematográfico. Sin embargo, el autor nos arrastra por un camino inesperado al describir los hechos desde la perspectiva del propio asesino: un sociópata narcisista influenciado por la música más actual y por las grandes obras de la literatura universal.
La evolución frenética de los acontecimientos desemboca en la intervención de uno de los especialistas más reconocidos en el comportamiento de los asesinos en serie. Este complejo triángulo emocional, unido a la intriga que envuelve al siniestro cómplice del asesino, hace que “Memento mori”  se convierta en un profundo thriller de acción con banda sonora que atrapará al lector de principio a fin.