Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

jueves, 22 de mayo de 2014

LA VIDA ERA ESO de Carmen Amoraga

Premio Nadal 2014

Considero que el duelo es un estado muy personal que cada uno lo pasamos de una manera, incluso la misma persona lo pasará cada vez de una forma (hablo por misma), tal vez similar pero no igual, pues depende de muchos aspectos externos y por supuesto internos, de la época, nuestra edad, las circunstancias, la relación, la situación personal en el mismo momento que sucede, etc.. Así que cuando leo una novela que trata el tema del duelo intento encontrar alguna empatía con el personaje que lo pasa, porque sé que así podré entender mejor lo que, en este caso, la escritora quiere transmitir. Y sí, alguna conexión he tenido, empezando porque hace nada una conocida mía ha enviudado y también tiene dos hijos pequeños, por lo que sin remediarlo le he puesto cara a Giuliana. Además, al haber tenido muertes cercanas me he visto reflejada en algunas actitudes, he reflexionado sobre otras y he recordado que las etapas del duelo, que en esta novela dividen los capítulos, y son Negación, Ira, Negociación, Depresión y Aceptación siempre las he pasado, a veces han sido etapas más largas y en otras ocasiones más cortas, visibles al exterior o sólo en mi interior, pero las he sufrido y sentido.
Es muchísimo mejor esta novela que otra que trata el mismo tema y que leí este año, “La alargada sombra del amor” de Mathias Malzieu (reseña aquí), prácticamente no se pueden ni comparar a pesar de que, digamos, la moraleja final sea que hay que seguir viviendo. En “La vida era eso” lo dice, pero habla de una manera más directa sobre que la pérdida está ahí, que hay que aprender a vivir la nueva situación aunque las ausencias duelan cada día más, también sobre los sentimientos de miedo, culpa, pena, tristeza y dolor, sobre las situaciones límite que te pone la vida, pero hay que ser sobreviviente y no víctima, seguir adelante, no olvidar el amor, la pérdida, lo vivido y lo que queda por vivir.
Introduce las nuevas tecnologías, el facebook y los whatsapp, como otra forma de relacionarse, una versión más actual de los grupos terapéuticos, planteando si los grupos de ayuda de verdad ayudan, y personalmente opino que sí, no los he utilizado en el duelo, pero sí en una situación complicada, y puedo asegurar que apoyarse en otros resulta terapéutico. Hablar y escuchar, sentir que no estas sola. Ser fuerte y siempre sobrevivir.
Sobre el facebook va más allá exponiendo vivir una irrealidad a través de la red social, y a su vez concluye con que la realidad virtual no sustituye a la auténtica realidad. Un planteamiento para reflexionar y debatir.
Muy bonita la referencia a Lucía Sánchez de Saornil, con su frase “Has jugado y perdiste: eso es la vida.”
Una historia que dentro de la tristeza tiene sus momentos hermosos, al igual que en otro de sus libros “El tiempo mientras tanto” (reseña aquí).
Y quien quiera saber como Carmen Amoraga escribió esta novela este es el enlace (aquí), a mi me ha resultado curioso saberlo.

Algunas frases del libro:

“El proceso de duelo es inevitable, cada uno lo vive a su manera. Cualquier cosa que haga que te sientas mejor, en principio, es beneficiosa para ti.”

“La vida sigue con su maldita cotidianidad...”

“Sabe que, en cualquier momento, en cualquier parte del mundo, en cualquier cultura, personas que nunca se han conocido ni se conocerán reaccionarán de la misma manera ante una pérdida: negándola.”

“Esos momentos cotidianos que nos recuerdan que seguimos vivos y que vale la pena vivir por y a pesar de los obstáculos que se nos presentan cada día.”

Contraportada:

La muerte fulminante de su marido deja a Giuliana devastada y sola con dos hijas pequeñas. Superar un día tras otro está poniendo a prueba su resistencia y su imaginación, mientras pasa de la incredulidad al enfado, y de ahí a la idealización de su relación con William.
Descubre entonces, además de irrepetibles momentos que su memoria convoca una y otra vez, el legado más hermoso de William: una intensa red de relaciones que le traerán una nueva forma de estar en el mundo y le enseñarán, gracias al apoyo de los demás, que aprender a perder es aprender a vivir.

22 comentarios:

  1. La leí hace poco y me gustó mucho :)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura: sí, a mi también me ha gustado.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. No hay duelos "iguales", igual que no hay personas "iguales" pero sí hay sentimientos compartidos y la capacidad de ponerse en el lugar del otro.
    Me ha gustado mucho tu reseña y me uno a la recomendación y al mensaje que nos acerca de esa forma tan cercana y accesible. Es una novela que me gustó leer.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marilú Cuentalibros: empatía y compartir, son palabras bellas y necesarias.
      Gracias por tu comentario.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Lleva tiempo entre mis pendientes este libro. A ver cuándo logro hacerle hueco.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Tengo muchas ganas de leer este libro me gusta mucho el estilo de la autora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. albanta: a mi me gustó mucho en "El tiempo mientras tanto", y ahora ha vuelto a agradarme con este nuevo libro.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. El tema del duelo es duro, y eso me echa algo para atrás... Pero me da que este libro es de los que merecee la pena leer. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tizire: ya lo he puesto en la reseña, hace poquito con el libro "La alargada sombra del amor" no me gustó como Malzieu trató el tema del duelo, pero en este de Carmen Amoraga está bien.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. No me apetece demasiado porque lo anterior que leí de la autora no me gustó mucho, la verdad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marina Ortega: ya, te entiendo, a mi también me condiciona esa situación.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. El sentimiento es común pero la forma de vivirlo y gestionarlo es personal, ahí es imposible que dos personas vivan las pérdidas, incluso las mismas, de la misma forma. No era un libro que me llamara pero ir conociéndo cómo surgió el libro y cómo se escribió y otras cosas me va animando.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana Blasfuemia: sí, me resultó curioso como llegó a esta historia. Y las situaciones de la propia novela las vas interpretando según tu propia experiencia.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. A este le tengo muchas ganas, no he leído nada de la autora y seguramente empiece por este =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Shorby: te puedo recomendar esta novela y la otra que he leído suya, "La vida mientras tanto".
      Un abrazo

      Eliminar
  9. tomo nota porque además me serviría para el reto de leer en español (que lo llevo fatal...bueno, llevo fatal todos).
    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ale: mecachis con los retos. Eres (y sois el resto) atrevidas participando en ellos. Yo no me veo capaz, me estresaría intentando llegar.
      Un abrazo

      Eliminar
  10. No he leído nada de esta autora pero estoy deseando leer esta novela, me encantan las novelas intimistas. Quizás la compre el próximo finde en la Feria del libro de Madrid.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margaramon: entonces si la lees ya nos contarás que te parece.
      Y cuidado en la feria del libro, que te tienen que caber los libros en casa, jeje.
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Margari: jeje, siempre estamos igual, la lista de pendientes en aumento, pero apetecen tantas lecturas...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Respuestas
    1. Ismael Cruceta: espero que lo puedas hacer pronto. Ya nos contarás qué tal.
      Un abrazo

      Eliminar

Pido disculpas si tardo en publicar comentarios y en contestarlos. Este blog es muy importante para mí pero no lo único que hay en mi vida.
Gracias por comentar.