Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

viernes, 4 de junio de 2010

CARTA A UNA DESCONOCIDA y LEPORELLA de Stefan Zweig


Después de leer muy buenas cítricas sobre este autor en varios blog y leer los comentarios sobre el coste elevado de sus libros en relación al número de páginas, acudí a la biblioteca de mi barrio a ver que tenían, y salí con “Carta a una desconocida”, pero en una edición de El País Clásicos del Siglo XX que también incluye “Leporella”, así que he leído dos novelas.

En
“CARTA A UNA DESCONOCIDA” Stefan Zweig comienza describiendo brevemente la escena en la que un novelista, al que llama R, el día de su 41 cumpleaños recibe una extensa carta, que más bien parece un manuscrito y que por el tipo de letra es de una mujer, pero no lleva firma, ni remitente, ni ninguna nota aclaratoria.
Empezando así:
“a ti, que nunca me has conocido”.
Esta carta es una confesión de todos los sentimientos que ha sentido esta mujer hacia el novelista durante trece años. Un amor no correspondido que surgió cuando ella tenía 13 años y el 28. La razón de que ahora se lo cuente es porque acaba de morir su hijo, un niño que es de él pero que hasta ahora no había sabido de su existencia. Ella está sufriendo y necesita contarle todos esos años de amor. Como el detalle del ramo de flores que cada día de su cumpleaños le envía, y que él recibe sin saber de quien es.
Es triste que él no la recuerde, a pesar de haber llegado a tener relaciones íntimas en dos ocasiones. Pero él es así, un mujeriego que simplemente vive la vida sin preocuparse por nadie, sólo por si mismo. Mientras que ella es una apasionada que se enamora y sufre de
amor, sin poder evitar sus sentimientos.Cuando el novelista acaba de leer la carta intenta recordar, pero la sensación es que todo le parece un sueño, hasta que se da cuenta del jarrón sin flores, y siente algo muy especial en su interior.


Algunas frases del libro:


“Para mi lo eras todo, toda mi vida. Todo existía sólo si tenía relación contigo, toda mi vida sólo tenía sentido si se vinculaba a ti. Transformaste toda mi existencia”

“Aún así, con una sola mirada fui capaz de absorber toda aquella atmósfera y tuve alimento para soñarte siempre, despierta y dormida”.

“No hay nada más terrible que estar sola cuando estás rodeada de gente”.

“No me reconociste, ni entonces ni en ningún otro momento, nunca me has reconocido”.

“En aquel único segundo quizá él se acercó más a la verdad que tú en toda tu vida”.


Contraportada:
Un afamado y mujeriego escritor no reconoce la caligrafía de la carta que recibe una mañana. Para su sorpresa, la remitente es una mujer desesperada dispuesta a declararle antes de morir su amor secreto, y casi obsesivo, escondido durante muchos años.


“LEPORELLA”
Relato muy corto donde la protagonista vuelve a ser una mujer.
En las primeras 6 páginas nos hace una descripción pormenorizada de Crescenz, a quien continuamente compara con animales, tratándola de tosca, ignorante, huraña, callada, sin feminidad, pero muy trabajadora. Dándonos una imagen horrorosa de esta mujer.

“Así era aquella extraña criatura humana (tal como se la podría llamar, aunque lo humano sólo se manifestaba en su conducta de modo muy mortecino y desperdigado)”.
Del pueblo tirolés donde había nacido y vivido se traslada a servir a la ciudad, a casa del barón F.
Otra vez el autor identifica al protagonista con una inicial.
Ella no se relaciona con nadie. Vive de manera aislada a pesar de convivir en una casa con mas gente.

“Impasible, iba siempre atareada de la cocina al mercado y del mercado a la cocina, sin importarle en absoluto lo que ocurría al otro lado de ese círculo cercado por un muro”.
Hasta que un día a raíz de una pequeña conversación con el barón, sintió por primera vez despertarse dentro de ella unos sentimientos dormidos. Lo que hace que poco a poco su actitud hacia los demás vaya cambiando, siendo, sobre todo, atenta y cordial con él. Pero son unos sentimientos de admiración, que no tienen nada que ver con el amor.
Como consecuencia de la mala relación entre el barón y la baronesa, esta última se va dos meses a un balneario. Durante ese tiempo Crescenz vivió los mejores momentos de su vida, porque la admiración que siente por él la lleva a convertirse en cómplice de sus escarceos amorosos, siendo esa complicidad la que le da vida a esta mujer.
El nombre de Leporella se lo pone una de las amantes del barón que es cantante de ópera, y corresponde al personaje de un criado en “Don Giovanni” de Mozart.
Pero este trato especial por parte del barón termina cuando regresa su esposa. Ya no la llama cariñosamente Leporella y ella ya no es cómplice de nada, porque él regresa a su vida de marido.
Volviendo otra vez Crescenz a encerrarse en si misma, a ser huraña, antipática, incluso las personas que la rodean sienten temor y miedo de ella.
Ya no tiene sentido su vida.

“Ese cofrecito tosco y pesado era todo su secreto, lo que daba sentido a su vida”.


Contraportada:
Una mujer poco agraciada descubre una oculta fascinación por el hombre al que sirve.

Stefan Sweig nació en Viena en 1881. Novelista, poeta y dramaturgo. Enemigo del nacionalsocialismo, se exilió a Brasil donde, junto a su esposa, se suicidó en 1942 ante el avance de Hitler sobre Europa.


Traducción de Berta Conill

15 comentarios:

  1. Aún no he leído una sóla crítica negativa hacia este autor. Y la verdad es que no me extraña.

    ResponderEliminar
  2. La edición que yo leí también tenía el relato de Leporella.
    Ay me encantó Carta de una desconocida; fue el primero que leí de Zweig y supe que no sería el último. Es muy triste, pero es precioso.

    ¿A tí te gustó? como no dices nada sobre tu opinión... pensé que igual no te pareció para tanto...

    ResponderEliminar
  3. Soy de los que opina que las ediciones de Zweig en Acantilado son carísimas, asique cada vez que vaya a algun mercado de libros antiguos estaré atento a ver si encuentro esta edición, porque dos libros de Zweig a buen precio merecerá mucho la pena!
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Hilario: yo tampoco he leído nada negativo, por eso lo busqué.

    Isi: si que me ha gustado, es más seguiré leyendo otras obras de este autor. Por cierto tus buenas críticas en tu blog fueron uno de los motivos para leerlo.

    César: siempre te quedan las bibliotecas.

    ResponderEliminar
  5. Acabo de leer "Los ojos del hermano eterno",que Zweig escribió como una leyenda oriental y, me sorprendió con relación a todo lo que hasta ahora leyera de este autor. Si os apetece seguir leyéndolo: "Carta a una desconocida", "Viaje al pasado", "Novela de aledrez", "Mendel el de los libros"...pero sobre todo"El mundo del Ayer"una autobiografía fantástica, poco después de terminarla se suicidó...

    ResponderEliminar
  6. Veo que os gusta tanto Zweig como a mi. Leí bastantes libros y no sabría cual recomendar...acabo de terminar "Los ojos del hermano eterno", que está escrito como una leyenda oriental. Otros de mis favoritos son "Viaje al pasado","Mendel el de los libros" y, sobre todo su autobiografía"El mundo del ayer", poco después de terminarla se suicidó.

    ResponderEliminar
  7. María: gracias por tu aportación, algunos de los libros que comentas no los conocía. Veo que todavía me queda mucho por leer.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. La he terminado hace poco, y me ha encantado, como todo lo de Zweig, aunque la historia de amor no pueda creérmela al 100%, pero la forma de narrarlo es fantástica.

    ResponderEliminar
  9. César: acabo de leer la reseña en tu blog, y veo que has disfrutado de este libro. Corto pero intenso. Y estoy de acuerdo contigo en que la narración es fantástica.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Estoy leyendo "La impaciencia del corazon" de este autor y me está gustando muchísimo la forma de escribir que tiene y las reflexiones que hace. Cuando me gusta un autor repito, y a lo mejor continúo con Carta a una desconocida. Saludos

    ResponderEliminar
  11. Vicky: son muchas las obras de Zweig que no hay que perderse, es un grandísimo narrador. Después de estas leí "Novela de ajedrez" que también me gustó mucho.
    Ya nos contarás qué tal la que te estas leyendo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Carta a una desconocida, es fantástico. Stefan me gusta mucho y tengo otros cinco libros de él. Os recomiendo "Mendel, el de los libros".

    Encantada de venir por aquí, a esta entrada el día que se cumplen 70 años de la muerte de Stefan (se suicidó). Me ha parecido el momento idóneo para pasarme por tu blog, a raíz del comentario que me hiciste en Leo y Comento ("Para Siempre").

    Me uno a tu blog, y seguiré con atención tus reseñas, Blanca.

    Un abrazo des
    demispalabrasylasvuestras.

    ResponderEliminar
  13. Laura: que buena coincidencia y un preciosos homenaje a este autor.
    Tengo apuntado el de "Mendel..." muchos lo recomendáis y no puedo perdérmelo.
    Bienvenida al blog y espero que encuentres buenas lecturas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. ¡Muy buen aporte!. ¡Es una historia fantástica llena de amor, desamor, ilusiones... las más bellas y a la vez tristes emociones que puede experimentar una mujer. No puedes dejar de llorar desde la primera hasta la última página. Es como si, a veces, narrara la historia de un viejo amor, los sinsabores que vives por la persona que amas y visualizar lo que una chica por amor es capaz. Una obra tan delicada, tan sublime... ¡una auténtica delicia!
    La amé desde el primer momento en que leí su reseña y en cuanto lo hallé me dispuse a leerlo y en una hora... Voilá! Acabé con los ojos hinchados, con una caja menos de pañuelos y un nudo en mi garganta y estómago.
    Me identifiqué profundamente con el personaje, ya que sentí que ahora y en un futuro estoy-estaré viviendo una historia así, claro a excepción de la muerte del niño y la prostitución. Comprendo perfectamente a la dama, porque vi reflejado el amor que tengo, pero de igual manera la persona vive tan encismada y cerrada en su vida, que aunque ya lo sabe, parece como si jamás me hubiese atrevido a decirlo y, mucho menos que recuerde haberme conocido. A veces, a medida que lo leía caía en los errores que había cometido y sentía como me enrojecía la cara y consigo la terrible sensación de pena y arrepentimiento.
    Es mi primera lectura que leí de Stefan Zweig y, desde entonces vivo enamorada terriblemente de él y, por supuesto de sus libros.
    Siempre he pensado que los escritores y músicos tienen una sensibilidad y creatividad celestial; están dotados de una dosis extra de encanto que les permite dejar su de vida y corazón en cada cosa que hacen, tocan y escriben; pero muy especialmente Stefan contenía en su naturaleza el don de encarnar perfectamente los sentimientos y psicología femenina; para dotarlos de un halo de misterio y melancolía; sin dejar de mencionar los demás personajes que cada uno de ellos es como si representaran los temores y emociones reprimidas de Zweig.
    Tenía los sentimientos a flor de piel, cada palabra, cada acción que describe la desconocida me hacía sentirme en su papel y a través de mi mente imaginar cada hecho, además de que por cada narrativa me acordaba de canciones que, perfectamente podrían quedar como tema de fondo o relatar la historia.
    De las versiones cinematográficas me quedo con la de "Letter from an unknown woman" de Louis Jordán, guapísimo, melancólico (representa bastante bien mi idea y estereotipo que tengo de un pianista) y Joan Fontaine, con esa mirada, ese rostro tan expresivo...
    Un verdadero deleite leer a Stefan Zweig.
    Su prosa tan elegante, sin recargarla de sentimentalismos, equilibrando cada momento-acción; es como si cada historia se basase en un hecho real, que pudo vivirse en siglo XVIII y, aunque suene inconcebible, también en el presente. Muy humanista y realista, obras verdaderamente auténticas.
    Me llevo de él lo complicado que es darle a cada personaje sentimientos, ideas, psicología, es como un hijo que llevas dentro de ti y lo desentrañaras, un verdadero placer...
    ¡Mi admiración y respeto al Señor Zweig!
    ¡Larga vida a sus obras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leticia: gracias por tan extenso comentario y por abrirnos tus sentimientos ante esta obra de Zweig. Me has impresionado con tu palabras.
      Un abrazo

      Eliminar

Pido disculpas si tardo en publicar comentarios y en contestarlos. Este blog es muy importante para mí pero no lo único que hay en mi vida.
Gracias por comentar.