Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

jueves, 30 de abril de 2009

EL OCHO de Katherine Neville

Se puede leer, pero me ha parecido un estilo muy recargado, demasiado detallista en algunas descripciones.
Esto no quita que la historia enganche, consigue introducirte en el juego, dejándote al final de cada capítulo con la intriga y deseando continuar la lectura del siguiente, combinando muy bien el pasado y el presente, uniendo el relato como un 8.
Termina con un final abierto para que haya una continuación.
La parte de novela histórica está bien conseguida, enlaza muchísimos personajes históricos y refleja toda una época de la historia.
Me ha llamado la atención que la protagonista se llama como la autora, tienen la misma profesión y la misma fecha de nacimiento.
Me ha gustado pero no tengo interés en leer la continuación, “El fuego” escrita casi veinte años después.


Contraportada:
Catherine Velis, una alta ejecutiva experta en ordenadores, se ve atrapada sin quererlo en la búsqueda de un legendario ajedrez que perteneció al emperador Carlomagno. El campeón soviético de este juego, de gira por Nueva York, le advierte que corre un grave riesgo si se empeña en encontrar las piezas, pues en ellas reside la clave de una antigua fórmula ligada a la alquimia, la masonería y los poderes cósmicos. Ese magnífico ajedrez, enterrado durante mil años en una abadía francesa, nos conducirá –de 1790 a 970—por la historia de los personajes que poseyeron sus piezas y por la larga serie de crímenes que se cometieron para hacerse con ellas. Los personajes van desde Napoleón, Robespierre y Casanova, hasta Voltaire, Newton o Catalina la Grande. Pero los crímenes todavía no han terminado...

Traducción de Susana Constante

1 comentario:

  1. Después de echarle un ojo a tu blog, seguro que me paso a leerme todas tus recomendaciones, porque tenemos gustos parecidos en lo que a lecturas se refiere.
    Un saludo!

    ResponderEliminar

Pido disculpas si tardo en publicar comentarios y en contestarlos. Este blog es muy importante para mí pero no lo único que hay en mi vida.
Gracias por comentar.