Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

domingo, 5 de abril de 2009

LA CHICA QUE SOÑABA CON UNA CERILLA Y UN BIDÓN DE GASOLINA de Stieg Larsson

Normalmente cuando termino de leer un libro enseguida empiezo otro, esta vez me está resultando muy difícil hacerlo porque no dejo de pensar en éste.
El prólogo causa una gran impresión, después desde el comienzo te atrapa porque quieres saber más sobre Salander y sobre Blomkvist, (protagonistas del primer libro), poco a poco te va introduciendo nuevos personajes y comienza una nueva investigación, un nuevo misterio. A partir de la cuarta parte es imposible parar de leer, la trama te atrapa y sólo puedes continuar con la lectura hasta llegar al final. ¡Y qué final! dejándote con un ansia increíble que publiquen el tercer libro de la serie Millenium.


Contraportada:
Lisbeth Salander se ha tomado un tiempo: necesita apartarse del foco de atención y salir de Estocolmo. Trata de seguir una férrea disciplina y no contestar a las llamadas ni a los mensajes de Mikael, que no entiende por qué ha desaparecido de su vida sin dar ningún tipo de explicación. Lisbeth se cura las heridas de amor en soledad, aunque intente distraer el desencanto con el estudio de las matemáticas y ciertos placeres en una playa del Caribe.
¿Y Mikael? El gran héroe, Súper Blomkvist, vive buenos momentos en Millennium, con las finanzas de la revista saneadas y reconocimiento profesional por parte de colegas y otros medios. Ahora tiene entre manos un reportaje apasionante sobre el tráfico y la prostitución de mujeres procedentes del Este que le han propuesto una pareja, Dag y Mia.
Las vidas de nuestros dos protagonistas parecen haberse separado por completo, pero entretanto... una muchacha, atada a una cama, soporta un día tras otro las horribles visitas de un ser despreciable y, sin decir palabra, sueña con una cerilla y un bidón de gasolina, con la forma de provocar el fuego que acabe con todo.


Traducción de Martin Lexell y Juan José Ortega Román

2 comentarios:

  1. Me pasó lo mismo que a ti: si el primer libro me dejó sin aliento, este segundo casi acaba con mis nervios. Uff... cuánta tensión con toda la historia de Lisbeth y de Zala... todo un complot! El tercer libro fue ya un no parar de devorar páginas para llegar al final de toda la investigación.

    Saludos!

    Mika

    ResponderEliminar
  2. Mika: está claro el éxito de los tres libros, en general a casi todo el mundo nos atrapó la trama y fue un devorar página tras página para saber el final.
    Libros así hacen lectores.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Pido disculpas si tardo en publicar comentarios y en contestarlos. Este blog es muy importante para mí pero no lo único que hay en mi vida.
Gracias por comentar.