Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

domingo, 31 de marzo de 2019

BRAVURA de Emmanuel Carrère


Me ha resultado una lectura lenta, densa y complicada, pues es difícil distinguir el relato dentro del relato. Porque la narración es toda seguida, sin capítulos, mezclando épocas. Además, más o menos las primeras 100 páginas son un tanto desconcertantes, con la vida de Polidori, que deja la sensación de ser un ser desesperado, al borde del suicidio, adicto al opio y que sufre alucinaciones. Y de repente aparece otro personaje, el capitán Walton, hay un manuscrito por en medio, y estando a principios de 1800 suena un teléfono. Y tuve que retroceder con la lectura, pensando que me había saltado algo, pero no, la estructura es así de original.
A partir de ese momento, con la aparición del personaje de Ann, hay un cambio radical en la narración y en la historia que se cuenta, siendo la lectura más ágil, creando mayor interés, y con cierta intriga. Pues ella misma se enfrenta a la encrucijada de intentar comprender quién es quién, entre el capitán Walton, Polidori y Víctor Frankenstein. Viéndose envuelta en un juego de pistas absurdo. Con un sorprendente final, que me ha recordado a una obra teatral.
Pero la novela continua, y regresamos a 1816, en villa Diodati, junto al lago Leman en Ginebra, donde Lord Byron, Polidori, Percy B. Shelley y Mary Shelley compartieron unos días, y como consecuencia del mal tiempo, para estar ocupados, propusieron escribir cada uno un cuento de terror. De ahí surgió “El vampiro” de Polidori y “Frankenstein” de Mary Shelley. Y aquí vuelve otra vez a ser complicado seguir el hilo, pero acaba resolviéndolo de manera sorprendente.
Lo mejor que he extraído de esta extraña lectura han sido las figuras de Mary Shelley, de Lord Byron y de Polidori, consiguiendo abrir la curiosidad sobre ellos, aquella reunión, sus libros y especialmente sobre Frankenstein. Que por cierto puede ser una lectura complementaria a esta novela y creo que puede ayudar a entender mejor el contexto. Planteado por Carrère como un juego iniciado en 1816, basándose en hechos y personajes reales, con su versión particular de lo acontecido.

Algunas frases del libro:

Tomad unas hojas de papel y durante tres días seguidos escribid todo lo que se os pase por la cabeza, sin desnaturalizarlo y sin hipocresía. Escribid lo que pensáis de vosotros mismos, de vuestra mujer, de la guerra turca, de Gpethe, del crimen de Fonk, del Juicio Final, de vuestros superiores y, al cabo de tres días, os quedaréis estupefactos al ver cuántos pensamientos nuevos, nunca expresados todavía, han brotado de vosotros. En esto consiste el arte de convertirse en tres días en un escritor original.”

Contraportada o parte de la misma:
De 1816 se dijo que fue el año sin verano. La erupción de un volcán indonesio alteró la meteorología incluso en lugares tan lejanos como Suiza. Allí, en la villa Diodati, Lord Byron y sus invitados – su médico y secretario Polidori y los Shelley, Percy B. y su esposa Mary – soportaban como podían la lluvia y el frío del inexistente estío. Para combatir el aburrimiento, se retaron a escribir cada uno una historia de terror. En aquella velada, que se conoce como la noche de los monstruos, nació el Frankenstein de Mary Shelley, y también El Vampiro de Polidori.

Traducción de Jaime Zulaika

Imagen de la portada: Emilie Duchesne / Getty Images



7 comentarios:

  1. Pues no sé, por un lado me tientas, pero por otro, ese inicio tan denso... Me dejas con dudas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Uf, demasiado farragoso todo. Y mira que la idea estaba chula, con esos personajes y el ambiente tenía muchas papeletas. Pero estas originalidades a veces son demasiado raras y yo tengo la sensación de que solo el autor las ha entendido. La descarto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. No sé... He leído dos novelas del autor que me han gustado muchísimo, pero esta no termina de convencerme.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Tiene pinta de novela peculiar...

    ResponderEliminar
  5. hola! nunca desdeño ninguna lectura, podria atreverme pues los libros no muerden!!!

    ResponderEliminar
  6. No he leído nada de él, pero, por lo que cuentas, no creo que comience con este. Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Acabo de leer Frankestein, así que ver aquí como personajes a personas reales que estuvieron cerca de Mary Shelley, hace que este libro suba a los primeros lugares.
    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar

Pido disculpas si tardo en publicar comentarios y en contestarlos. Este blog es muy importante para mí pero no lo único que hay en mi vida.
Gracias por comentar.