Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

domingo, 24 de noviembre de 2019

PATRIA de Fernando Aramburu


Creo que con imparcialidad y sin definirse hacia ninguna postura política, se muestran dos puntos de vista de las mismas situaciones vividas por dos familias, una a cada lado del conflicto vasco. Que convivían en un pueblo pequeño donde se conocían todos.
Esa visión desde dentro de cada unidad familiar, con el relato que se remonta a la amistad de los padres, a la convivencia con los hijos desde pequeños, a esos momentos de compartir helados o montar en bicicleta y a la relación especial entre las madres, Bittori y Miren, desde siempre, siendo mucho más que vecinos. Contribuye a que todavía sorprenda más como se pudo llegar a la tremenda situación que los separó, debido a las circunstancias sociopolíticas del momento, con el añadido de que al vivir en una pequeña población, donde eran controlados los movimientos de cada vecino, era difícil estar al margen del ambiente abertzale.
Está estructurado sin seguir una línea cronológica, pero cada historia va encajando, sin perder el hilo conductor, y completando un puzzle que, para mi, ha sabido cerrar muy bien Aramburu.
Cada personaje y como está perfilado contribuye a que veamos a esas familias como cualquier familia, con sus problemas cotidianos, las relaciones padres e hijos, las relaciones entre hermanos, con sus parejas, sus proyectos, sus ilusiones. Y cada uno de ellos expone su punto vista, lo que abarca un variado abanico de sentimientos diferentes hacia una misma situación.
La narración va cambiando de tercera a primera persona, incluso en un mismo párrafo. Consiguiendo el efecto de meternos plenamente en la mente de cada personaje. Haciendo llegar el dolor. Porque duele cada atentado, pero también duele el sufrimiento interno de cada uno de ellos, la separación de las familias, la división de la sociedad, el miedo. Y transmite muy bien las necesidades de cada uno, desde conocer la verdad, de que les pidieran perdón, de perdonar, de sentirse en paz.
Me ha gustado el enfoque que tiene esta historia porque abre los ojos a la realidad que se vivía dentro del País Vasco, a los hechos que tuvieron que afrontar las familias, tanto las que tuvieron miembros de ETA como las que fueron víctimas, y cada mañana unos y otros se levantaban en el mismo pueblo, en la misma calle, donde tiempo atrás ellos mismos jugaban juntos.
Recomiendo este libro porque puede ayudar a entender un poco más como pudo ser el día a día de personas como tú o como yo, pero que sufrieron en primera fila el terrorismo de ETA. Pues parece muy real el enfoque que le ha dado mostrando los sentimientos y como vivían en cada lado del conflicto.

Algunas frases del libro:
“Tú lee todo lo que puedas. Reúne cultura. Cuanta más, mejor. Para que no te caigas al agujero en el que están cayendo muchos en este país.”

“No se trata de buenas o malas personas. Está en juego la vida de un pueblo. ¿Somos abertzales o qué somos? Y no se te olvide que tienes un hijo en la lucha.”

“Necesitaba saber, eso era todo.”

“Se resentían de su quemadura interior siempre que se producía un atentado.”

“Ninguno de los tres abrigaba la intención de vivir el resto de su vida siendo principalmente víctima, nada más que víctima. Por la mañana, víctima; por la tarde, víctima; por la noche, víctima.”

“Y causas de causas que llevaron a nuevas causas y a la situación actual, la de un hombre sin más paisaje que las cuatro paredes de su celda, abrumado bajo el peso de lo que hizo en nombre de unos principios que otros idearon y él, obediente, ingenuo, asumió.”

Contracubierta o parte de la misma:
El día en que ETA anuncia el abandono de las armas, Bittori se dirige al cementerio para contarle a la tumba de su marido el Txato, asesinado por los terroristas, que ha decidido volver a la casa donde vivieron. ¿Podrá convivir con quienes la acosaron antes y después del atentado que trastocó su vida y la de su familia? ¿Podrá saber quién fue el encapuchado que un día lluvioso mató a su marido? Por más que llegue a escondidas, la presencia de Bittori alterará la falsa tranquilidad del pueblo, sobre todo de su vecina Miren, madre de Joxe Mari, un terrorista encarcelado y sospechoso de los peores temores de Bittori. ¿Qué pasó entre esas dos mujeres? ¿Qué ha envenenado la vida de sus hijos y sus maridos, tan unidos en el pasado? Con sus desgarros disimulados y sus convicciones inquebrantables, la historia incandescente de sus vidas antes y después de la muerte del Txato nos habla de la imposibilidad de olvidar y de la necesidad de perdón en una comunidad rota por el fanatismo político.

Fotografía de la cubierta: Filiep Colpaert / EyeEn / Getty Images


11 comentarios:

  1. Me encantó, me dejó totalmente conmocionada. Una muy muy buena lectura que he recomendado muchísimo y seguiré recomendando.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola! No conocía este libro pero me gusta el tema que trata y no he leído nada sobre él así que me lo apunto. Gracias por tu reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Lo leí hace tres años y me gustó muchísimo. Me parece una obra maestra. De este autor y del mismo tema te recomiendo también Años lentos. De la misma temática, Esos cielos y El hombre solo, de Bernardo Atxaga, y de Aramburu, sin tratar el tema del terrorismo, me gustó muchísimo El trompetista del Utopía y su adaptación al cine, Bajo las estrellas. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  4. Hola,
    en mi opinión este libro es una obra de arte. Lo leí nada más publicarse y quedé encantada y eso que había leído antes al autor y no me entusiasmó.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    Todavía no lo he leído pero lo tengo en la lista, sin duda.
    Nunca he leído un libro que trate sobre ETA, a mí me pilló de pequeña y realmente no lo he llegado a vivir, así que un libro como Patria me parece muy buena opción, la historia hay que tenerla presente. Además, que lo escriba de esa manera, sin tirar hacia ningún lado, creo que es lo más acertado.
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. Lo leí el año pasado y en general, me gustó bastante porque es un libro muy digno. Eso sí, en algunas ocasiones me apreció que daba una de cal y otra de arena.
    Me quedo por aquí de seguidora y te invito a que te pases por mi blog si te apetece, a través de mi perfil.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Me gustó mucho pero no me entusiasmó como al resto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. A mi me encantó... me pareció un novelón... me gustó la manera en que está escrita, Amor y Odio.... son los puntos destacables en esta novela.

    ResponderEliminar
  9. Hola pues la verdad que esta novela no la conocía pero no creo que yo me anime con ella, no termina de convencerme chao

    ResponderEliminar
  10. Lo tengo en la estantería, esperando pacientemente su turno, quiero tener paz y sosiego para leerlo, quiero tener tiempo por delante para disfrutarlo, suerte que los libros no caducan

    ResponderEliminar
  11. He leído media docena de libros de este magnífico autor. Los recomiendo todos, incluso esa maravilla del humor que es "Viaje con Clara por Alemania". "Patria" es uno de esos libros que habrá que leer con perspectiva, que las nuevas generaciones leerán entendiendo a medias lo que pasó, porque parece imposible que pasase. Es un excelente estudio de la personalidad, de los sentimientos tóxicos, del odio creciente. Recomiendo igualmente el que creo que es el padre de este texto: "Los peces de la amargura".

    ResponderEliminar

Pido disculpas si tardo en publicar comentarios y en contestarlos. Este blog es muy importante para mí pero no lo único que hay en mi vida.
Gracias por comentar.