Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

jueves, 31 de mayo de 2012

LA RUTA DEL HURACÁN de Care Santos


En la web de la autora refiriéndose a este libro dice: “Conozco una estupenda forma de viajar: a través de los amigos, de nuestra gente especial. Muchas veces aprendemos a amar algunos lugares en función al cariño que tenemos a quienes los habitan. Algo parecido a eso me pasó a mí con América Central, donde tengo algunos amigos inolvidables: Alejandra Castro, Rafael Francisco Góchez, Roberto Cortés, Javier Alas... de su mano, en más de una ocasión, he recorrido las tierras de ese istmo que es Centroamérica, y de su mano espero volver muchas otras veces. He escrito mucho sobre esas porciones de tierra que son los países que lo firman: Guatemala, Honduras, Costa Rica, El Salvador, Nicaragua, Panamá... Y espero seguir haciéndolo.”
Pues en mi caso tengo un cariño especial por El Salvador, porque el hijo de una buena amiga se fue para allá hace varios años y por ellos he conocido este pequeño país de Centroamérica, y un tiempo después una salvadoreña se vino para acá, y también ha contribuido a que se convierta en un lugar cercano para mi. Así que cuando vi este libro en la biblioteca del colegio y leí la contraportada sentí que debía leerlo.
Es una lectura juvenil, a partir de 12 años, pero que podemos leer los adultos porque nos acerca a un desastre natural que conmovió al mundo durante el otoño de 1998, el huracán Mitch. Desde entonces ha habido otras catástrofes impactantes en otros lugares y, tal vez, las imágenes las pueda confundir, pero desde luego el nombre del huracán y los países que lo sufrieron no los he olvidado.
Es un relato contado en forma de diario por una niña española de 13 años que por circunstancias se va a vivir a El Salvador.
Así que entremezclados hay dos temas, por un lado el cambio de vida al que se enfrenta Aida: nueva ciudad, país, continente, amistades, colegio, cultura, costumbres, vocabulario, gastronomía, paisajes. En fin, todo un mundo nuevo después de haber dejado atrás el suyo. Unido a la adolescencia y todo lo que conlleva.
Y por otro lado, las primeras noticias de una tormenta tropical que acabó convirtiéndose en el huracán Mitch, y que junto a Aida seremos testigos de ese avance y de los efectos que causó, mientras ella viaja desde El Salvador hasta Costa Rica, pasando por Honduras y Nicaragua, en busca de su padre.
Esta aventura la enriquecerá interiormente después de ver y palpar la pobreza, el hambre, la sed, las desigualdades sociales y descubrir que cada persona tiene una historia que contar.
Me han llamado la atención dos pequeñas partes del libro: la historia de Guillermo, por qué y cómo va a Guatemala y cuando decide romper con todo e instalarse en Centroamérica.; y la mención a los poetas Federico García Lorca y Roque Dalton.
También me han gustado los dos anexos finales, un vocabulario básico para viajar con Aida, donde encontraremos la definición de muchas palabras lugareñas que están en el texto, y unos datos de interés para conocer El Salvador: localización, clima, orografía, superficie, demografía, economía, flora y fauna, y tipo de gobierno. Vamos toda una lección de lingüística y geografía.

Un libro basado en una realidad que la autora conoce muy bien.

Algunas frases del libro:
“Aquí todo está relativamente cerca, éste es un país pequeño, tan pequeño que a veces la gente se olvida de él.”

“Nunca quiere llevar la cámara a ninguna parte. Dice que los paisajes se miran con el corazón, no con los ojos, y tiene la teoría de que es imposible mirar con el corazón un pedazo de papel.”

“Me ha envuelto en uno de esos abrazos que salen del corazón.”

“Las palabras son mágicas: no es lo mismo comerse un insípido trozo de banana que una riquísima tajadita, ¿lo habíais pensado alguna vez?”


“Qué fantásticas pueden ser las cosas más sencillas de la vida.”


Contraportada:
Aida, una chica de 13 años, viaja con su padre a El Salvador. Allí vive un gran choque cultural y conoce un sinfín de cosas nuevas, desde los sabores de las comidas a los volcanes en erupción. Se trata de un mundo por descubrir donde la naturaleza parece dictar sus propias normas. Tanto es así que, sin previo aviso, estalla la peor catástrofe meteorológica que ha vivido Centroamérica en los últimos años: el huracán Mitch.

Aunque las dimensiones del huracán son tremendas, Aida, sin pensarlo demasiado, se lanza, en compañía de su amigo Roque, desde El Salvador pasando por Honduras, hasta llegar a Costa Rica en busca de su padre. La protagonista se verá inmersa en una verdadera aventura, cruzando tierras anegadas, luchando contra el hambre y la sed e incluso ejerciendo de improvisada comadrona. Cada uno de los personajes que Aida se encuentra transmite una lección vital a una niña que, sin darse cuenta, va dejando de serlo.

18 comentarios:

  1. Aun no he leido nada de esta autora, aunque tengo apuntadas algunas obras suyas. Sin duda, esta va a la lista y espero leerla pronto. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Xula: en concreto este libro es muy corto y se lee enseguida, así que en cualquier rato lo podrás disfrutar.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Pues no conocía este libro, pero tras tu reseña un libro que me llevo más que apuntado, que la trama me llama. Y el estilo de la autora me gusta mucho.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari: para mi ha sido el primer libro que he leído de esta autora y también me ha gustado su estilo.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Me lo apunto para que se lo lea mi hija y de paso yo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quadern de mots: lo mismo me ocurre, comparto libros con mis hijas, y es una delicia.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Que bonita reseña, y las frases que has puesto me han encantado. Las anoté xD Soy un coleccionista de frases.

    Yo vivo en Sudamérica, y conozco todos los países que la conforman. Centroamérica espero conocerla algún día: debe ser precioso por allí.

    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El lector indiscreto: no puedo opinar porque no he viajado a ningún país de América, pero a través de los ojos y el corazón de amigos y familia me ha llegado la esencia de algunos de sus países.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Pues no conocía este libro de la autora (que por cierto, me gusta bastante), gracias por la reseña!!

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Shorby: yo tampoco lo conocía, ya he contado que me topé con él de forma un tanto casual, y ha sido una buena lectura.
      De nada.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Me suena haber visto por casa un libro con una portada parecida, así que me apunto el título para cotejarlo y comentárselo a mi madre.
    Musus.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mafaldas: pues si es el mismo perfecto y podrás leerlo. Y tu madre recomendarlo en el colegio. Es una estupenda lectura para acercar una realidad a los más jóvenes.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Siempre me ha interesado mucho el punto de vista que tienen los niños, creo que a nosotros se nos escapan detalles que ellos aprecian. Lo apunto, un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dolores: son más naturales y sinceros, y cuentan las cosas como las sienten. Luego crecemos y complicamos todo.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. Gracias, de verdad, por presentarme este libro. Lo buscaré!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ismael Cruceta: de nada, espero que lo encuentres y que disfrutes con su lectura.
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Hola gente! El libro esta muy bien lo que tengo una duda del resumen... Aida se va a buscar a Roque o al padre de Roque? No se...

    Gracias,

    Anónimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo: Aida va en busca de su padre.
      Un abrazo

      Eliminar

Pido disculpas si tardo en publicar comentarios y en contestarlos. Este blog es muy importante para mí pero no lo único que hay en mi vida.
Gracias por comentar.