Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

miércoles, 4 de abril de 2018

EL LECTOR DE JULIO VERNE de Almudena Grandes


Este es el segundo volumen de la serie Episodios de una guerra interminable, pero son historias independientes

Este libro se centra en la guerrilla de Cencerro y el trienio del terror. Jaén, Sierra Sur, 1947-1949. Al final hay una nota de la autora donde explica como llegó a esta historia, como se documentó y como gracias a los relatos de varias personas ha podido recuperar esta parte de nuestra memoria histórica.
Y es que aunque la Guerra Civil Española había terminado oficialmente en 1939, en los años 1947, 1948 y 1949, en los pueblos de la Sierra Sur de Jaén, todavía había hombres que se echaban al monte para salvar la vida, mientras luchaban por seguir defendiendo sus ideas. En un momento en que todo era ilegal y todo era delito, y todavía había muertos por la espalda. Teniendo mucho valor la ley que aplicaban los guardias civiles, quienes recibían órdenes de más arriba. Por lo que la convivencia entre vencedores y vencidos, en estas poblaciones donde todos se conocían y convivían, era tensa. Siendo un pulso entre la guardia civil y la guerrilla.
En este ambiente creció Nino, quien entonces tenía 9 años, hijo de un guardia civil, y junto a su familia vivía en la casa cuartel. Él es el narrador de la vida diaria en este pueblo, Fuensanta de Martos, y sus alrededores. A través de sus ojos, sus inquietudes, su perspicacia, su inocencia y su naturalidad, veremos como en este lugar cada uno interpretaba su papel durante el día, mientras en la noche unos dormían plácidamente y otros no se quitaban el miedo de encima. Y las viudas y los huérfanos sobrevivían, intentando seguir con sus vidas. En unas circunstancias con las que no se podía vivir, pero todos vivían. En una época en que nadie hacía nada por nadie, pero siempre quedaban personas que estaban dispuestas a ayudar.
Nino pasa estos años de su niñez descubriendo la vida y el mundo gracias a lo que le aporta Pepe el Portugués, un personaje peculiar que le va a marcar profundamente. Y también va a recibir un buen aprendizaje cultural por parte de Doña Elena, una mujer que conserva una gran biblioteca en su casa. Así Nino leerá novelas que le ayudarán a soportar la calamitosa aventura de vivir en una casa cuartel, porque “los muertos de papel nunca dejan viudas o huérfanos que lloren más de dos líneas.” Y así “Le mantenía vivo saber que le quedaban tantos libros por leer, tantas historias por escuchar, y tanto río y tanto monte para explorar con Pepe el Portugués.” Y después de sobrevivir a estos tiempos convulsos, Nino, conocido como “el canijo”, creció y forjó su carácter, llegando a ser quien quiso ser.
Los hechos que aquí se cuentan están basados en la realidad que se vivió en esa zona concreta de la Sierra Sur de Jaén (no tan diferente a la de otras partes de España), y la autora con su buena narración consigue ponernos en la piel de cada personaje, reviviendo momentos complicados que sucedieron entre las familias, entre los amigos, entre los vecinos, quienes convivían con sus secretos y sus miedos, siendo supervivientes de una guerra interminable. Haciéndonos partícipes de una posguerra que originó situaciones oscuras que nos han seguido marcando a las siguientes generaciones.

Algunas frases del libro:

Pero las cosas no siempre son como parecen y eso también lo descubrí en aquel viaje.”

Ella contaba historias, y se sabía tantas que nunca se agotaban, historias verdaderas e inventadas, alegres y crueles, cómicas y tristísimas, historias completas que parecían grandes y luego eran pequeñas, porque siempre formaban parte de una historia mayor, una historia infinita que muchos adultos como ella y muchos niños como yo habían fabricado juntos a lo largo de los siglos, la historia de la sabiduría y de la curiosidad, la historia del conocimiento y del hambre de conocer, la historia de quien sabe mucho entrega a quien no sabe nada para que, en lugar de dividirse, crezca más y viva para siempre.”

Me enseñó poemas y romances, canciones y letrillas, refranes y adivinanzas, y muchas palabras en muchos idiomas distintos pero, sobre todo, me enseñó un camino, un destino, una forma de mirar el mundo, y que las preguntas verdaderamente importantes son siempre más importantes que cualquiera de sus respuestas.”

Tú ya sabes como son las cosas que pasan cuando se cruza la guerra con las familias.”

Contraportada o parte de la misma:
Nino, hijo de guardia civil, tiene nueve años, vive en la casa cuartel de un pueblo de la Sierra Sur de Jaén, y nunca podrá olvidar el verano de 1947. Pepe el Portugués, el forastero misterioso, fascinante, que acaba de instalarse en un molino apartado, se convierte en su amigo y su modelo, el hombre en el que le gustaría convertirse alguna vez. Mientras pasan juntos las tardes a la orilla del río, Nino se jurará a sí mismo que nunca será guardia civil como su padre, y comenzará a recibir clases de mecanografía en el cortijo de las Rubias, donde una familia de mujeres solas, viudas y huérfanas, resiste en la frontera entre el monte y el llano. Mientras descubre un mundo nuevo gracias a las novelas de aventuras que le convertirán en otra persona, Nino comprende una verdad que nadie había querido contarle. En la Sierra Sur se está librando una guerra, pero los enemigos de su padre no son los suyos. Tras ese verano, empezará a mirar con otros ojos a los guerrilleros liderados por Cencerro, y a entender por qué su padre quiere que aprenda mecanografía.

Otro libro de esta autora reseñado en este blog: "El corazón helado" (enlace aquí)



8 comentarios:

  1. Y por aquí una servidora no ha leído nada de Almudena Grandes, y tengo en el kindle un montón de sus obras pendientes.... pero al final me voy decantando por otras. En fin, esta ya la tenía fichada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. A ver si me pongo de una vez con esta serie de libros, que pintan muy bien. Además me encanta la autora.
    Un beso ,)

    ResponderEliminar
  3. Soy muy fan de Grandes. Este lo leí en 2012 y me encantó, fue de mis mejores lecturas de ese año.

    ResponderEliminar
  4. Me encantó este segundo libro. Qué manera tiene Almudena de describir a cada personaje, de meternos en cada historia...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Me gustó muchísimo esta novela, la que más de los Episodios hasta que hace unos meses publicó Los pacientes del doctor García que le quitó el puesto :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Retraso brutal el que llevo con estos libros, porque los quiero leer todos y en orden, claro...apañada voy. Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Es el que más me gustó de esta serie ya que la voz de Nino es dificilísima
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Buenas.
    De esta autora solo he leído Castillos de cartón y me gustó bastante su estilo, así que no me importaría seguir leyendo algo suyo.
    Gracias por la reseña.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Pido disculpas si tardo en publicar comentarios y en contestarlos. Este blog es muy importante para mí pero no lo único que hay en mi vida.
Gracias por comentar.