Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

lunes, 30 de abril de 2018

ESPERANDO A MISTER BOJANGLES de Olivier Bourdeaut


Es una novela corta narrada en primera persona por un niño, y también combina la narración con una segunda voz que son unos cuadernos escritos por su padre. Cuenta la historia de una familia normal, con sus virtudes y sus defectos, con sus cosas buenas y sus cosas malas, con sus problemas y su día a día. Con un padre alegre, que contribuye a que cada momento sea divertido, con una madre extravagante, que hace afirmaciones sorprendentes, y con un niño que vive inmerso en esa fantástica realidad. Acompañados por el fondo musical de la canción “Mr Bojangles” de Nina Simone.
La descripción del comportamiento de sus padres y del resto de personas y situaciones que suceden, se puede resumir en extravagancia y surrealismo. Es como dice en el propio texto “un folletín alegre, lleno de sorpresas y rebosante de amor.” Y toda esta excentricidad tiene su razón, y me ha sorprendido la vuelta de tuerca que da el relato, convirtiéndose en algo mucho más profundo.
También me ha parecido magnífico como el autor juega con el significado de las palabras, dándoles en muchos casos su verdadero sentido. Y lo hace de una manera natural y enriquecedora. Pienso que el traductor ha tenido un arduo trabajo con muy buen resultado. Aunque imagino que leer esta historia en su idioma original será aún mejor.
Aparte quiero comentar un par de cosas, casi como una nota personal, que no pretende desmejorar el resultado positivo de este libro. Y es por una parte la descripción de las fiestas por San José en un pueblo español (pág. 128) que dentro del tono surrealista del relato me han recordado a las escenas, también estrambóticas, de las películas de Tom Cruise “Misión imposible 2” y Noche y día”. Me parece que también ha mezclado un tanto diversas fiestas. Y por otra parte en otro punto de la historia hace un comentario sobre la paella (pág. 122) que para mi no es la más acertada descripción de este plato.
Algunas frases del libro:
Yo no obligo a nadie a creerse mis historias. ¡Les han gustado y se las han creído! ¡He jugado con ustedes y ustedes han perdido!”
Sentado bajo un olivo, viéndolos reír y parlotear mientras ofrecían sus blancas caras al sol, me dije que nunca me arrepentiría de haber cometido aquella locura. Un espectáculo tan hermoso no podía ser el resultado de un error, de una mala elección; una luz tan perfecta no dejaba espacio para el remordimiento. Jamás.”
Contraportada o parte de la misma:
Ante la mirada absorta de su hijo, un pareja embriagada de amor baila al son de “Mr. Bojangles”, de Nina Simone. La escena, mágica, vertiginosa, sólo es un recuerdo más de los muchos que brotan de la memoria del protagonista de la historia, que rememora una infancia marcada por la excentricidad de unos padres adscritos a un estilo de vida ajeno a toda convención social. El padre, la vitalidad hecha persona, no concibe una vida sosegada y monótona – hasta el punto de rebautizar a su mujer con un nombre diferente cada día –, y la madre, capaz de interpretar todo tipo de papeles con la convicción del ilusionista más avezado, hace de la rutina familiar una fiesta perpetua, un espacio donde sólo caben el gozo, la fantasía y la amistad.

Traducción del francés de José Antonio Soriano Marco




2 comentarios:

  1. Me gusta mucho ese juego con las palabras y la forma amable y divertida de abordar algo más profundo. Me gustaría mucho conocer a esta familia. Este hombre tal vez debería haber mirado la Wikipedia por lo menos, jjeje, pero bueno, parece una anécdota soportable.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Cnozco a dos personas super lectoras que se animaron con él y les fascinó. A ver si a mí me resulta igual de peculiar.
    Comentaremos, porque este lo tengo en wishlist desde hace mil años. (mentira, desde que salió ;) )
    Besos.

    ResponderEliminar

Pido disculpas si tardo en publicar comentarios y en contestarlos. Este blog es muy importante para mí pero no lo único que hay en mi vida.
Gracias por comentar.