Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

viernes, 28 de julio de 2017

MIL VIAJES A ÍTACA. Una visión personal sobre Grecia de Ana Capsir

Te gusta viajar, conocer otros lugares, descubrir detalles y curiosidades que te acerquen aún más a un sitio, a sus gentes, a sus paisajes. Y si, además, alguna vez has soñado con ir a las islas griegas, entonces este es tu libro. A mi me ha transportado y me ha hecho sentir la luz, los olores, los sabores, los sonidos, a través de las vivencias de la autora, después de 25 años navegando por los mares de Grecia.
Al comienzo hay un índice que nos da una primera aproximación a los lugares que vamos a recorrer en estos viajes, y en la presentación explica el criterio que ha seguido para agruparlos de determinada manera. Sin embargo he echado de menos un mapa de la zona, para poder situar cada isla en su espacio geográfico (la solución ha sido tener un atlas a mano).
Ha sido enriquecedor conocer algunas palabras griegas en su fonética original, así como referencias naúticas. Intercaladas de tal manera en el texto que no dificultan para nada la lectura. Así como también contribuye a una ágil y amena lectura el que sean relatos cortos sobre cada isla.
Habla de momentos significativos que ha vivido en cada lugar. Porque va rebuscando rincones para encontrar el corazón de cada sitio. Y regresa una y otra vez a cada isla para descubrirla plenamente. Le gustan las anécdotas y las conversaciones porque realmente es lo que deja más huella en los viajes. Y en sus palabras se nota que admira y ama las islas griegas, y como ella hay más gente que se queda enganchada a esta tierra sin poderlo remediar porque “cuando caes en la cuenta de que un simple plato de aceitunas puede ser glorioso, de que hay verdadera emoción en el aburrimiento, en mirar la sombra de un árbol moverse, en contemplar a las cabras sestear en los riscos, en sentir el mar agitarse o escuchar el pesado baile de una mosca a medio día, si reconoces que esta luz no es luz de ver, sino de respirar y de sentirse vivo, estás a punto de entrar en el club de los afectados.” Con estas palabras transmite bonitas sensaciones que le han dejado recuerdos imborrables. Porque no es lo mismo un corazón de turista que un corazón de viajero. Además, a ella el amor por estas islas le llevó a comprarse una casa y asentarse en cierta manera en su paraíso particular.
Sus experiencias a lo largo de estos años le han hecho vivir en primera persona las trasformaciones de Grecia, cuya historia recoge una sucesión de invasores, y ahora tiene la invasión del turismo, lo que ha ido provocando un cambio urbanístico. Lo mismo que también, dada la situación actual, entre líneas reflexiona sobre la situación económica y política de este país. A su vez los griegos le parecen solidarios, y sabe que las cosas funcionan por la buena voluntad de sus gentes y por el espíritu de colaboración de todos. Y que las cosas van despacio. Siendo muy importante la confianza entre la gente.
Por supuesto son magníficas las descripciones de los paisajes, las referencias a la gastronomía, a libros sobre Grecia, a la mitología. Y al ser un país con una gran historia a sus espaldas recuerda algunos hechos y personajes del pasado.
Como curiosidades el guiño a Calatrava (se nota que la autora es valenciana y aunque viaja mucho conoce su ciudad), y el guiño al comisario Montalbano, personaje del escritor Andrea Camilleri (uno de mis escritores favoritos).
En conclusión las historias narradas en este libro han sido para mi una enriquecedora aventura, que han dejado abierto el camino, pues parece que después de veinticinco años continúan, y estaré atenta a nuevos relatos en futuros libros sobre las islas griegas.

Algunas frases del libro:

“De las historias que van rellenando una vida, son las más disparatadas, a la larga, las más enriquecedoras.”

“Si algo tienen estas islas, es una bondadosa vejez.”

“A esos sitios vienes por la historia y la literatura que cayeron en tus manos, pero sales con una lista interminable de cosas por leer.”

“Puede ser que los viajes más hermosos sean los nunca realizados y los mares más azules aquellos por los que todavía no hemos navegado, porque imaginar y planear lo que está por venir es en sí un proceso de disfrute que hace más emocionante el futuro.”

“Al navegar por aguas protagonistas de cuentos y leyendas tienes asegurado el caer bajo el conjuro de visitar lugares donde antes habías estado sin saberlo.”

“La maleta llena de historias importantes, historias que enriquecen y alegran la vida. La vida entendida al modo griego, es más vida.”

Contraportada o parte de la misma:

Hace algunos años comencé a escribir un blog sobre mis navegaciones por Grecia abandonando la secuencia racional del viaje, pues al fin y al cabo, no era uno solo sino muchos, los momentos que intentaba relatar. Momentos extendidos en el tiempo fugaz que abarca veinticinco años.
Durante estos periplos encontré que el acento y la gracia no siempre están donde uno busca, si no más bien salen a tu encuentro disfrazados si tú estás predispuesto para ello y sabes entornar tus ojos humildemente para verlos.
Todo en Grecia me parecía cautivador y emocionante cuando la conocí, e incluso ahora, cuando se pierde un poco de inocencia y de frescura, no hay día heleno que no me recompense con una sana felicidad.
En toda aventura debe haber un viento; el que nos empuja para concluir y el que nos da la energía vital. Si nos falta, languidecemos. El que impulsa en la dirección adecuada. Y aquí entra en acción la segunda parte de la palabra: lo álgico, el dolor, la pena por la distancia. Ulises no hubiera vuelto de no ser por su añoranza. Lo curioso sucede cuando la añoranza surge de la tierra recién descubierta más que del hogar dejado atrás.

Gracias a ediciones Casiopea por el envío de este libro.


6 comentarios:

  1. Un libro de viaje muy interesantes, no he leído nada de ese estilo pero sería interesante echarle un vistazo a este libro que tan buenas impresiones te ha dejado. Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. hola! lectura muy entretenida y perfectamente narrada, me enamoraron las frases y lo que dices al final, me emociona.gracias por compartirla y saludosbuhos.

    ResponderEliminar
  3. He visto buenas opiniones de este libro, pero en este momento no doy para más.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  4. Qué bonita experiencia y el compartir esa forma de vivirla. No estárá entre mis prioridades, pero no descarto leerlo. Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Lo quiero. Me encanta lo que has contado
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola, la verdad es que no suelo leer este tipo de libros, pero tiene buen apinta.
    un saludo

    ResponderEliminar

Pido disculpas si tardo en publicar comentarios y en contestarlos. Este blog es muy importante para mí pero no lo único que hay en mi vida.
Gracias por comentar.