Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

lunes, 16 de febrero de 2009

LA ELEGANCIA DEL ERIZO de Muriel Barbery

Cuando empecé a leer este libro me aconsejaron que aunque al principio no me gustara que no abandonara y siguiera leyendo, que habría un momento en la lectura que cambiaría de opinión.
Así ha sucedido, los primeros capítulos no acababa de entenderlos, sobre todo los de Renée, sin embargo sentía curiosidad por el relato de Paloma. Aunque mi interés por llegar al final surgió cuando aparece en escena el sr. Ozu, a partir de este instante la historia de estos tres personajes toma sentido, incluído el final que para nada esperaba.

Un libro cargado de pensamientos y reflexiones: 

"Pero, al menos, habré acariciado la idea de que sí valía la pena vivir";

"Entonces os pregunto: ¿por qué permanecer en este mundo?"; 


"He leído tantos libros... Sin embargo, como todos los autodidactas, nunca estoy segura de lo que he comprendido de mis lecturas."; 


"Vivir, morir: no son más que consecuencias de lo que se ha construido."; 


"¿Cree usted que la vida tiene sentido?"; 


"Quizá estar vivo sea esto: perseguir instantes que mueren."; 


"Pues, por usted, partir de ahora buscaré los siempres en los jamases."

Contraportada:
En el número 7 de la calle Grenelle, un inmueble burgués de París, nada es lo que parece. Dos de sus habitantes esconden un secreto. Renée, la portera, lleva mucho tiempo fingiendo ser una mujer común. Paloma tiene doce años y oculta una inteligencia extraordinaria. Ambas llevan una vida solitaria, mientras se esfuerzan por sobrevivir y vencer la desesperanza. La llegada de un hombre misterioso al edificio propiciará el encuentro de estas dos almas gemelas.

Traducción del francés de Isabel González-Gallarza

6 comentarios:

  1. LA ELEGANCIA DEL ERIZO

    La decena de familias ricas que viven en el nº 7 de la calle Grenelle de París piensan que Renée es una portera más. Eso es lo que ella pretende y no deja traslucir en sus palabras y actos visibles nada que lo desmienta. En la realidad es una autodidacta con muchas lecturas encima y con gustos culturales bien cultivados. Sólo un nuevo inquilino japonés sabrá traspasar la protección que Renée ha creado en torno a si. Paloma tiene doce años, vive en ese edificio y también tiene un secreto: es superinteligente.

    La niña va suicidarse en unos meses tras prender fuego a su casa y vamos conociendo un diario donde recoge sus ideas y sus reflexiones sobre la vida. En capítulos alternos, Renée va contando cómo ha llegado a ser como es. A partir de un momento, la novela se centra en el presente, en la relación que establecen las dos protagonistas hasta el desenlace final.

    La idea es original pero la novela resulta artificiosa y desesperanzada. La imagen de la portera con un cazo en la mano removiendo un guiso y con un tomo de Husserl en la otra resultaría simpática si no fuera inverosímil. Renée es un personaje difícil de creer, por muy de acuerdo que se esté en que no hay que dejarse guiar por las apariencias para juzgar a las personas. La inteligencia de Paloma parece residir en su escepticismo cínico y existencialista. Resulta desde el primer momento una listilla sabihonda que desprecia y critica cuanto la rodea, especialmente a su familia. La gran aportación de su testamento intelectual es que “la vida no tiene sentido”. Todo lo demás son corolarios. La autora quiere denunciar el elitismo cultural francés y ha relacionado para ello a dos solitarios difíciles de digerir para el lector.

    Esta supuesta “revelación literaria” francesa (Bayeux, 1969) resulta pesada y de poco interés. El estilo es sobrecargado y a veces farragoso (a la altura de la gran sabiduría de las protagonistas). Su éxito (más de 800.000 ejemplares vendidos) parece debido a una tarea paciente y eficaz de encuentros múltiples con lectores. El marketing directo se demuestra más útil para vender que la literatura. Y es más fácil de hacer.

    ResponderEliminar
  2. A mi me ha gustado mucho, justamente por lo complicado de la situación y la originalidad de los personajes.

    Encuentro que en su conjunto es una fuerte crítica a la sociedad francesa y su gran burguesía y falsa intelectualidad.

    Saluditos

    ResponderEliminar
  3. Me ha pasado lo mismo que a ti. Me costó empezarlo, y no me acababa de convencer el relato de Renée; en cambio las reflexiones de Paloma me gustaban. No es uno de los libros que más me ha gustado, pero reconozco que me ha hecho pensar y me ha enganchado mucho.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Mafalda: pienso que es un libro del que se puede extraer mucho más leyéndolo por segunda vez.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Me ha gustado mucho. Claro que puede ser inverosímil pero ahí esta la magia de la literatura, crear mundos que igual no existen. De todas maneras en este mundo que tenemos no me parece tan inverosímil que existan porteras con mucha sabiduría, porque no les han dado posibilidad de otro trabajo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esther: estupendo comentario.
      Un abrazo

      Eliminar

Pido disculpas si tardo en publicar comentarios y en contestarlos. Este blog es muy importante para mí pero no lo único que hay en mi vida.
Gracias por comentar.