Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

jueves, 9 de enero de 2020

HACIA LA BELLEZA de David Foenkinos


Dividido en cuatro partes y un epílogo, el desarrollo de la historia va cronológicamente hacia atrás, para regresar al punto de inicio. Y precisamente el epílogo es lo que cierra el círculo. En una trama donde nada está al azar, todo tiene una conexión, sobre todo la figura de Jeanne Hébuterne (pareja de Modigliani), representada con uno de sus retratos, y la joven Camille, pues su reacción ante la adversidad y la desesperación es similar.
El inicio de la novela te hace pensar que el arte, los museos, serán los protagonistas, pero es mucho más profundo lo que se esconde detrás. Y es que Foenkinos tiene una manera especial y personal de contar las cosas, de transmitir con una gran sensibilidad las situaciones más complicadas que viven sus personajes. Así como el detalle de poner notas a pie de página que son reflexiones del narrador, algunas con un puntito de ironía.
En esa primera parte el protagonista es Antoine Duris, 37 años, profesor titular universitario de Arte en Lyon, que lo deja todo para presentarse a un puesto de vigilante de sala en el Museo de Orsay en París. Poco sabremos de sus motivos, tan solo que necesita tiempo para sí mismo. En su huida se da cuenta de lo difícil que es escapar de la vida social, y pasa por una reeducación social. En su nuevo trabajo, aparte de vigilar, ejerce de observador de la sociología humana. Se fija en como reacciona la gente ante un cuadro, en este caso el retrato de Jeanne Hébuterne pintado por Modigliani, y el efecto que causa la belleza del arte en las personas.
La primera asombrada de su cambio tan drástico de profesión y de vida es Mathilde Mattel, la directora de recursos humanos del museo, que no lo entiende, pero intuye que detrás hay algo más.
Pero también su hermana Éléonore está extrañada y preocupada, ella solo sabe que ha dejado su trabajo y su ciudad. Y lo que resulta curioso, y preocupante, es el como lo encuentra, con una alerta de correo con su nombre, y le saltó a una noticia en twitter. Lo que muestra claramente lo expuestos que estamos. Y lo difícil que es mantener la privacidad desde que existe internet.
La incógnita de lo que le pasa a Antoine Duris continua, y en las siguientes partes el tiempo retrocede y la protagonista pasará a ser Camille Perrotin, una alumna brillante en el instituto, que es absorbida por el proceso de crear – pintar. Y ambos coincidirán en la universidad.
Pero como decía al principio lo que se esconde detrás del argumento es mucho más profundo. Trata temas complicados y dolorosos como la dificultad de superar una situación muy traumática, el tormento interior que esto conlleva, la complejidad de las relaciones personales y el sentimiento de culpa. Por lo que es una historia que ahonda en la condición humana.
Me gusta como escribe David Foenkinos por su delicadeza, y en este libro por como ha utilizado la belleza del arte como forma de consuelo.

Algunas frases del libro:
“La belleza es siempre el mejor recurso contra la incertidumbre.”

“Las personas que sufren se agrupan en dos bandos. Las que resisten mediante el cuerpo y las que resisten mediante la mente. O una cosa o la otra; raras veces se dan las dos.”

“La curiosidad delimita el mundo de los vivos del de las sombras.”

“Había que cortar por lo sano para abreviar la confusión.”

“Hablar de lo que a uno le gusta es una manera fácil de hablar de sí mismo.”

“Comprendía el poder cicatrizador de la belleza. Frente a un cuadro no somos juzgados, el intercambio es puro, la obra parece entender nuestro dolor y nos consuela a través del silencio, permanece en una eternidad fija y tranquilizadora, su único objetivo es colmarnos mediante las ondas de lo bello.”

Contracubierta o parte de la misma:
Antoine Duris es un prestigioso profesor en la Escuela de Bellas Artes de Lyon. De un día para otro, sin embargo, lo deja todo para convertirse en vigilante de la sala que alberga el retrato de Jeanne Hébuterne de Modigliani.
Mathilde, su jefa y directora del Museo de Orsay , se encuentra tan perpleja como atraída por su extraña personalidad y el enigma de su vida. Algo terrible ha sucedido, pero ¿qué? De momento, para alivio de su pena, Antoine solo ha encontrado un remedio: dirigirse hacia la belleza.

Traducción del francés de Regina López Muñoz
Título original: Vers la beauté

Imagen de la cubierta: Alicia Arias




8 comentarios:

  1. Justo hoy reseñaba "La delicadeza" en el blog y te diré que me ha gustado muchísimo, así que tengo en cuenta esta lectura, porque no quiero perder la pista al autor.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Tengo muchas ganas de estrenarme con el autor.
    Un beso 😉

    ResponderEliminar
  3. Hola! No conocía este libro pero lo cierto es que no me atrae mucho el argumento así que voy a dejarlo pasar. Muchas gracias por tu reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Leí el año pasado La delicadeza y me conquistó la forma que tiene el autor de contar, de transmitir. Éste ya lo tenía en mi lista de pendientes y con tu reseña sube puestos.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. También me gustó mucho aunque alguna costilla me chirrió un poco sobre todo en lo de la directora. Es un libro como dices más profundo de lo que parece. Yo también destaco la sensibilidad de Foenkinos, tiene algo muy especial.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Me impongo como obligación perentoria leer algo de David Foenkinos este año (si puede ser este mes, mejor que mejor) pues aún nada suyo ha caído en mis manos. este título parece bueno y por los temas que toca creo que me va a gustar. Me lo anoto.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Sigo sin conocer a este autor, próximamente sale uno nuevo, a ver si con ese me animo.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola! Yo leí "La delicadeza" y me gustó mucho como escribe, y recuerdo que también pensé que lo que nos contaba, lo contaba con mucha delicadeza (como el título de su libro), de una forma especial. La verdad es que tengo en mente volver a leer al autor, igual me animo con este
    Besos

    ResponderEliminar

Pido disculpas si tardo en publicar comentarios y en contestarlos. Este blog es muy importante para mí pero no lo único que hay en mi vida.
Gracias por comentar.