Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

martes, 30 de noviembre de 2010

COMETAS EN EL CIELO de Khaled Hosseini


Un relato contado en primera persona por Amir en su edad adulta.
La novela empieza en diciembre de 2001, continua con recuerdos de la infancia hasta 1976. Aquí da un salto en el tiempo a 1981. Después volvemos a junio de 2001 y a la vez que avanzamos en este año nos enteramos del pasado de otros personajes.
Se desarrolla en Afganistán y EE.UU.
Amir y Hassan son dos niños afganos que desde que nacen tienen un vínculo especial, la madre del primero muere y la del segundo lo abandona, siendo amamantados por la misma mujer. Son inseparables, juegan y ríen juntos. Es más la primera palabra de Hassan fue “Amir”. Sólo son diferentes en un aspecto social, Hassan es el hazara (criado) de Amir. Pero no es ningún impedimento para ser los mejores amigos.
Además sus respectivos padres también están muy unidos. Baba y Alí también se criaron juntos, también son amigos. Alí es el hazara de Baba.
Para Baba, Alí y Hassan son de la familia y su casa es su hogar, posteriormente sabremos el motivo de estos sentimientos.
Amir no tiene una buena relación con su padre, le falta cariño, a veces se siente más querido por Alí y por Rahim Kan, amigos de Baba. Hasta que un día a los doce años gana un concurso de cometas y por primera vez ve a su padre orgulloso de él. Este hecho tan importante hace que caiga en el mayor error de su vida al dejar en la estacada a su amigo Hassan. A partir de este momento vivirá con el sentimiento de culpabilidad que le marcará el resto de su vida.
El suceso tan violento que sufre Hassan hace que él y su padre, Alí, se vayan a otro lugar del país. Y por mucho que Baba intenta que no sea así no puede hacer nada por convencerles. Aunque él no sabe los motivos que les llevan a tomar esta importante decisión. Mientras tanto Amir es incapaz de hacer nada, no consigue reaccionar.
Por otro lado Afganistán se convierte en un país inestable políticamente y muy inseguro.
Amir y su padre consiguen después de muchas vicisitudes llegar a América.
A pesar de haber empezado una nueva vida, incluso de haberse casado, Amir sigue marcado por lo que le sucedió a su amigo. Pero cuando ya todo parece perdido aparece de nuevo en su vida Rahim Kan, quien le pide un favor que sabe que si lo cumple volverá a recuperar la paz consigo mismo. A de encontrar a Sohrab, el hijo de Hassan. Para ello viaja a un Afganistán dominado por los talibanes, poniendo sucesivamente su vida en peligro. Enseñándonos la cruel realidad de un país y el sufrimiento de sus gentes. Afganistán se ha convertido en un lugar sin esperanza.
Las cometas son el nexo de unión entre el momento en que a los doce años todo acaba para Amir, y el momento en que veinticinco años después la vida vuelve a ser vida.
Un libro muy interesante de leer, porque me ha acercado a otra cultura, a la realidad de un país que sólo conocía por los telediarios.
Tiene momentos muy bonitos junto con otros muy crueles, hay descripciones como el orfanato que revuelven el estómago. Lo más doloroso es que es una realidad.
Sin embargo los momentos desagradables son pocos, porque la novela se basa más en una historia llena de sentimientos encontrados, donde la amistad, la traición y la esperanza están presentes.
Una historia que deja huella.

Algunas frases del libro:

“Éramos niños que habíamos aprendido a gatear juntos, y eso tampoco iba a cambiarlo ninguna historia, etnia, sociedad o religión. Pasé la mayor parte de mis primeros doce años de vida jugando con Hassan”

“La generación de niños afganos cuyos oídos no conocerían otra cosa que no fueran los sonidos de las bombas y los tiroteos no había nacido aún”

“Todos los inviernos, en los diversos barrios de Kabul se celebraba un concurso de lucha de cometas. Para cualquier niño que viviese en Kabul, el día del concurso era sin lugar a dudas el punto álgido de la estación fría”

“¿Cómo podía ser yo para él como un libro abierto, cuando, la mitad de las veces, yo no tenía ni idea de lo que maquinaba su cabeza? Yo era el que iba a la escuela, el que era capaz de leer y escribir. Yo era el inteligente. Hassan no podía ni leer un libro de párvulos y, sin embargo, me leía a mí”

“Lo que sucede en unos días, incluso en un único día, puede cambiar el curso de una vida”

“Una mina antipersonas. ¿Existe una manera más afgana de morir?

Contraportada:
Sobre el telón de fondo de un Afganistán respetuoso de sus ricas tradiciones ancestrales, la vida en Kabul durante el invierno de 1975 se desarrolla con toda la intensidad, la pujanza y el colorido de una ciudad confiada en su futuro e ignorante de que se avecina uno de los periodos más cruentos y tenebrosos que han padecido los milenarios pueblos que la habitan. “Cometas en el cielo” es la conmovedora historia de dos padres y dos hijos, de su amistad y de cómo la casualidad puede convertirse en hito inesperado de nuestro destino.
Obsesionado por demostrarle a su padre que ya es todo un hombre, Amir se propone ganar la competición anual de cometas de la forma que sea, incluso a costa de su inseparable Hassan, un hazara de clase inferior que ha sido su sirviente y compañero de juegos desde la más tierna infancia. A pesar del fuerte vínculo que los une, después de tantos años de haberse defendido mutuamente de todos los peligros imaginables, Amir se aprovecha de la fidelidad sin límites de su amigo y comete una traición que los deparará de forma definitiva. Así, con apenas doce años, el joven Amir recordará durante toda su vida aquellos días en los que perdió uno de los tesoros más preciados del hombre: la amistad.


Traducción de Isabel Murillo Fort

25 comentarios:

  1. Me encantó este libro, es cierto que hay fragmentos que son muy duros, pero en general deja muy buen sabor de boca, es un canto a la vida, la amistad, la familia y la esperanza. Se lo recomiendo a todo el mundo, al igual que Mil soles espléndidos, del mismo autor, que leí después de este y también me gustó muchísimo. Muchos besos.

    Cuéntate la vida http://cuentatelavida.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Es un libro duro pero al mismo tiempo una auténtica maravilla. A mí me encantó, incluso más que la otra novela de este escritor.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Uno de mis libros preferidos de este año. Tengo pendiente "Mil soles espléndidos".

    ResponderEliminar
  4. Leí este libro hace poco más de un año y me encantó. Realmente marca, como dices. Lloré muchísimo con esta historia, la verdad. Tengo muchas ganas de leer el otro libro del autor, "Mil soles espléndidos", porque de verdad que con este me impresionó tanto que estoy segura de que ese también me va a gustar.

    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  5. Lo leí hace no mucho, y ha sido de mis mejores lecturas del año 2010. Espero ponerme algún día con "Mil soles espléndidos"
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Goizeder: tienes razón, a pesar de los fragmentos muy duros, es una historia que deja buen sabor de boca.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Laky: he leído las dos reseñas de tu blog dondes describes todo lo que te han transmitido los dos libros de este autor, y veo que son unas lecturas que disfrutaste.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Masteatro: este libro ha sido el primero que he leído de este autor, y como me ha gustado mucho, el otro libro también caerá.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Carol: he leído la reseña de tu blog, y a mi también me ha impresionado mucho la descripción de Afganistán. Aún así es una historia que me ha gustado y que recomiendo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. César: todavía no he leído críticas negativas hacia este libro.
    Por cierto me apunto "El librero de Kabul" que comentas en tu blog. Aunque espaciaré las lecturas sobre Afganistán.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. ¡Qué bonita reseña!

    Tomo nota de tu recomendación y lo añado a mi lista de lecturas pendientes.

    Un saludo.

    Ana

    ResponderEliminar
  12. no he leído más que cosas positivas de este libro, lo tengo en casa pero todavía no lo he cogido, desde luego lo haré!
    un beso

    ResponderEliminar
  13. Un libro maravilloso, al igual que "Mil soles esplendidos". Con momentos duros, pero es una historia que merece la pena leer.
    Me alegra que lo hayas disfrutado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Ana: me ha gustado tu blog ¡tan lleno de sentimientos!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Sonia: yo creo que te gustará, es una historia dura pero muy bella.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Luisa: entiendo que a ti también te gustó. Y estoy de acuerdo contigo en calificarlo como maravilloso.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  17. Pues me lo apunto; con esta reseña quién no se anima...
    Un beso,

    ResponderEliminar
  18. Carmen: gracias, me alegro que mi reseña te haya animado a leer esta preciosa historia.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  19. No paran de recomendarmelo, pero la verdad es que le tengo miedo a este tipo de libros que siempre me acaban emocionando.

    Me gusta tu blog, te sigo.

    ResponderEliminar
  20. Wissper: bienvenido a mi blog. He visto en el tuyo el tipo de lecturas que lees y en general son de otro estilo. Pero sí te gustó "La ladrona de libros" así que anímate porque este aunque te emocione te gustará.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Blanca!! Este libro me encantó y entusiasmo a partes iguales aunque debo dcir q Mil soles esplédidos me gusto muchoo más. Ya hblaré d el en mi blo y os cntaré q tl!

    un beso fuerte, cargadadelibros.blogspot.com

    ResponderEliminar
  22. M: ya leeré tu opinión en tu blog cuando la publiques.
    "Mil soles espléndidos" de momento lo tengo pendiente.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. Un libro excelente. Muy doloroso. Con un final esperanzador

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sandra: lo más doloroso es que continúan existiendo situaciones como las que se narran en esta novela.
      Como bien dices nos queda la esperanza.
      Un abrazo

      Eliminar

Pido disculpas si tardo en publicar comentarios y en contestarlos. Este blog es muy importante para mí pero no lo único que hay en mi vida.
Gracias por comentar.