Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

viernes, 22 de enero de 2016

EL INFORME DE BRODECK de Philippe Claudel

Premio Goncourt des Lycéens 2007

Ya considero a este autor como uno de mis imprescindibles, y no sólo en su faceta literaria sino también en la del cine (os recomiendo sus películas como director y guionista). Este el tercer libro que leo de Philippe Claudel (el primero fue “La nieta del señor Linh” reseña aquí, el segundo “Almas grises” reseña aquí) y tienen en común que sin especificar el lugar y el tiempo donde ocurren los hechos, te permite intuirlos fácilmente. Creo que es una genial característica del autor, que sin dar datos de países ni de fechas, sin dar demasiados detalles, consigue que sepamos de que está hablando y que reconozcamos los acontecimientos que forman parte de la historia del siglo XX. En este caso son referencias al horror de la guerra. Por ejemplo: habla de los vagones en que viajaron hacia el país de la inhumanidad, el campo (en ningún momento dice que sea de concentración, pero no hace falta, se intuye).
El personaje que da título al libro, Brodeck, tiene un trabajo tranquilo que es redactar breves notas sobre la flora y el tiempo, una tarea sin importancia para la Administración. Pero le da para vivir. Además es una persona que desde que volvió de la guerra no busca la compañía de la gente, pues se ha acostumbrado a la soledad. Conserva recuerdos dolorosos del campo, donde el tiempo dejó de existir. Desde entonces ya no siente dolor.
En la pequeña población donde vive, todos los hombres, después de reunirse en la fonda Schloss, le piden que redacte un informe sobre un hecho que ha sucedido, un incidente en un pueblo perdido lejos de todo. Donde ponga todo para que quien lo lea comprenda y perdone. Quieren que sea el escriba, pero no le piden una novela, le dicen: “Cuentas las cosas y ya está. Como en uno de tus informes.”
Aunque le pesa, acepta. Pues se siente inocente entre culpables. Decide redactarlo en primera persona, como hace con los informes, porque no sabe explicar las cosas de otra manera. Pero va a escribir dos relatos en paralelo, el que le han pedido y otro (que es el de este libro). Porque tiene miedo y ve cosas raras.
Todo empezó con la llegada de un extraño, al que llaman De Anderer (el Otro), situación que acaba enturbiando aún más sus vidas. Porque en realidad ya estaban marcados por la guerra, por los meses posteriores y por lo que vivieron y callaron. Por eso lo que quieren es vivir lo menos dolorosamente que puedan, es algo humano. Y la gente a veces hace cosas muy extrañas que no tienen explicación.
Su pueblo podría ser el último lugar “al que acuden quienes han dejado atrás la noche y el vacío, no es un sitio donde empezar de nuevo, sino donde todo acaba.” Quizás por eso fue allí Anderer.

Algunas frases del libro:

“No nos damos cuenta de lo mucho que puede depender el curso de una vida de detalles insignificantes.”

“Siempre me ha costado un poco hablar y expresar lo que bulle en mi cerebro. Prefiero escribir. Escribiendo tengo la sensación de que las palabras se vuelven dóciles, de que vienen a comer de mi mano como pajarillos y hago con ellas casi lo que quiero, mientras que cuando intento juntarlas en el aire se me escapan.”

“En el fondo, las fronteras no son más que trazos de lápiz sobre el mapa. Dividen mundos, pero no los separan. A veces, se olvidan con la misma rapidez con que se trazaron.”

Contraportada:

Apenas ha transcurrido un año desde el final de la guerra cuando una muerte rompe la tranquilidad de un pequeño pueblo perdido en las montañas. El único extranjero del lugar, a quien llaman Der Anderer – el Otro, en alemán –, ha sido asesinado y todos los hombres de la localidad se confiesan autores del crimen. Todos menos Brodeck, quien recibe el encargo de redactar un informe sobre lo sucedido “para que quienes lo lean puedan comprender y perdonar –. Así pues, Brodeck entrevista a los hombres más importantes del pueblo: el cura, el dueño de la fonda, el alcalde... Y cuando este último le advierte de que no “busque lo que no existe. O lo que existió pero ya no existe”, Brodeck comprende que no le conviene saber demasiado. Sin embargo, la redacción del informe lo obliga a interrogar y a interrogarse, lo que a la postre puede suponer una amenaza para él y su familia.

Traducción del francés de José Antonio Soriano Marco



12 comentarios:

  1. Tengo ganas de leerlo desde que conocí otra obra del autor que me gustó mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. albanta: tiene un estilo muy particular, y si gusta pues apetece seguir leyéndolo.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Me encanta este autor, a falta de leer Aromas, me gusta mucho cómo escribe y cómo cuenta las cosas, por crudo que sea.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. shorby: me falta el mismo libro que a ti, y seguro que también lo leeré.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. He seguido el mismo orden que tú en la lectura de sus obras así que tengo pendiente este, aunque no creo que tarde mucho porque la verdad es que es todo un lujo.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Zamarat: yo disfruto con su forma de escribir.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Muy curioso,no había escuchado nada de este libro.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana Trapote: si no has leído a este autor, te recomiendo primero "La nieta del señor Linh"
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Yo sólo he leído de este autor los otros dos que mencionas. El de "la nieta" me encantó pero de "Almas grises" no tengo muy buen recuerdo, así que tengo releerlo.

    bsos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. rossy: o dale otra oportunidad leyendo este libro que comento.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Yo estoy igual que Rossy, así que te haré caso al consejo que le das y leeré este que comentas.
    un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ismael Cruceta: creo que te valdrá la pena dedicarle tu tiempo a este libro.
      Un abrazo

      Eliminar

Pido disculpas si tardo en publicar comentarios y en contestarlos. Este blog es muy importante para mí pero no lo único que hay en mi vida.
Gracias por comentar.