Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

lunes, 24 de agosto de 2009

VIENTO DEL SUR de Ian Gibson


Novela autobiográfica donde mezcla la ficción con sus vivencias.
Ian Gibson comentó:
era más fácil convertirse en personaje y mezclar realidad con ficción. 
Nos cuenta en el prólogo que el libro está escrito directamente en castellano, lo que le ha obligado a cambiar su estilo.
Son las memorias de John Hill, un autor literario que huye de una vida que no le gusta y consigue su propia felicidad.
Hace muchas referencias literarias. Así como también narra algunos momentos de la historia de España, sobre todo, antes y durante la transición.

Algunas frases del libro:

“Aquellos primeros años de represiones, miedos y prohibiciones me marcarían para toda la vida.”

“Estoy convencido de que el miedo es el peor enemigo del hombre.”

“Pero en muchos aspectos esto ha sido mi vida: no saber qué quería, o no tener voluntad o valor suficiente para oponerme a lo que querían de mí los demás.”

“Intento de huir para siempre de un país que me ahogaba.”

“...el surtidor, con el glu-glu de su mínimo chorro, iba a refrescar las noches de la canícula y nos induciría a meditar –como a los musulmanes- sobre la fragilidad de la vida y el tiempo que fluye inexorable.”

“Jamás he entendido a quienes han negado la españolidad a los musulmanes o a los sefardíes que estuvieron aquí mil años, o a quienes olvidan que una de las fuentes de riqueza cultural que ha tenido España radica en la mezcla de culturas, de sangres, de idiomas, de textos literarios… Increíble. Este país es el único de Occidente donde se ha producido esa mezcla.”

“Vivir al lado de aquel olivo, alimentarse de él en todos los sentidos, suponía un enorme enriquecimiento emocional y cultural y me ratificó en mi vocación mediterránea. Sabía ya que nunca abandonaría Andalucía.”

Contraportada:
En la marisma andaluza, cerca de Doñana, John Hill, un autor muy conocido por sus célebres obras literarias, ultima los detalles de la primera parte de sus memorias. En ellas cuenta cómo él, un inglés de Cornualles nacido en una estricta familia metodista, es "salvado" gracias a la literatura y sobre todo al descubrimiento de España. Desde su infancia en Bridgetown, donde no se cansa de observar la migración de los misteriosos ánsares que llegan cada otoño desde Escandinavia, hasta su reencuentro con ellos años más tarde en Doñana, el protagonista narra toda una vida plagada de peripecias vitales y sucesos entrañables.
Con el aderezo de la "flema británica" y de no pocas gotas de humor, a veces cáustico, esta luminosa novela describe cómo una existencia que en principio parecía condenada a no ser más que insignificante e insustancial, sufre una increíble transformación. Siguiendo los pasos de Brenan y otros ingleses en las feraces Alpujarras granadinas, John Hill no desfallecerá en la permanente búsqueda de su ansiado lugar en España, en la permanente búsqueda del Sur.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pido disculpas si tardo en publicar comentarios y en contestarlos. Este blog es muy importante para mí pero no lo único que hay en mi vida.
Gracias por comentar.