Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

viernes, 28 de marzo de 2014

EL VALLE DEL ASOMBRO de Amy Tan

Shanghái, principios del siglo XX, una casa de cortesanas de primera categoría, llamada la Oculta Ruta de Jade, donde se encuentran Oriente y Occidente, algo inusual entonces. Su dueña Lulú Minturn, quién también tiene otros nombres, es una norteamericana con una hija llamada Violeta. Esta niña en aquella época tenía 7 años, una gata llamada Carlota, hablaba inglés y chino, y pensaba que su madre no la quería.
Una historia donde el contraste entre culturas es destacable, mostrándonos el poder de la familia en China, el respeto por las tradiciones, el deber y el honor, la importancia del linaje y su cultura. Dedicando una gran parte al mundo de las cortesanas, entrando en detalle en como ser una cortesana de primera categoría, explicando que el propósito es enamorar al hombre, y como tienen que interpretar un papel para conseguirlo, a modo de actrices, incluso debiendo dominar la expresión. Nombrando entre otras costumbres los pies de loto y las concubinas.
El tiempo avanza mientras crece Violeta y a los 14 años se enfrenta a un debate entre el deseo y el deber. Por una traición cambia su vida. De repente es una niña americana secuestrada, atrapada en un libro de aventuras al que habían arrancado los últimos capítulos. Le habían arrebatado la libertad. Pasa momentos complicados, le es difícil aceptar su nuevo lugar en la vida. Aunque conoce la naturaleza del mundo de las cortesanas, pues ha crecido en ese ambiente, pero ¿es dónde le corresponde estar?
Entre datos reales como las referencias al gobierno chino, a la gripe española o a las guerras mundiales. Violeta continuará buscando la felicidad, pasando por ser madre de una niña, Flora, y atrapada entre el miedo a su futuro y un pasado desconocido. El cual conoceremos en un salto hacia atrás en el tiempo, remontándonos a 1897 en San Francisco, siendo Lucía Minturn (Lulú) quien con 16 años relate su propia historia, con unos padres un tanto diferentes, y un primer encuentro Occidente y Oriente.
Uniéndose las dos historias en 1926 hasta el final de la novela, por otra parte con un desarrollo del desenlace un tanto acelerado.
En definitiva, me ha parecido una buena novela, con personajes con nombres tan sugerentes y llamativos como Paloma Dorada, Calabaza Mágica, Pomelo, Lealtad, Perpetuo, entre otros. Así como los de algunos lugares, Estanque de la Luna, la Mano de Buda. Donde conoceremos a tres generaciones de mujeres, abuela (Lulú), madre (Violeta) e hija (Flora), que se enfrentan a su destino, a secretos, a deseos y a miedos, mientras la historia se repite, compartiendo los mismos sufrimientos y las mismas pérdidas, junto a la búsqueda de sí mismas. Bajo un título “El valle del asombro” que tiene un vínculo de unión entre ellas tres.

Algunas frases del libro:

“Cuando la gente dice que una idea es imposible, se vuelve imposible.”

“Nuestro mundo está lleno de promesas pasajeras y de artimañas.”

“Cada situación difícil tiene sus circunstancias particulares, y sólo tú sabes cuáles son esas circunstancias. Nadie más que tú puede decidir lo que es preciso hacer para lograr el mejor resultado posible.”

“Ya había notado algo diferente en ti. Parte de tu espíritu está ausente. Tus ojos ven, pero han dejado de mirar. Es a causa del dolor.”

“Los ruidos familiares me permitían huir de ese lugar con el recuerdo.”

“Nunca nos vemos a nosotros mismos como nos ven los demás.”

Contraportada:

1912, Shanghái. Violeta es la hija adolescente de Lulú, una estadounidense propietaria de la mejor casa de cortesanas de la ciudad. Siempre a caballo entre dos mundos, y viendo cómo Lulú evita hablar del pasado, Violeta no acaba de encontrar su lugar, y está convencida de que su madre no la quiere. Pero antes de que puedan arreglar sus diferencias ambas serán víctimas de un engaño que las separará, llevando a Lulú de vuelta a San Francisco y convirtiendo a violeta en cortesana. Años después, y como si el destino fuera una condena a la que no pueden escapar, Violeta sufrirá también los reveses de la suerte, y se dará cuenta de que su única oportunidad de encontrar la felicidad pasa por enfrentarse al pasado, compartir sus secretos y profundizar en la compleja relación entre madres e hijas.

Traducción de Claudia Conde

Gracias a la editorial Planeta por el envío de este libro.

38 comentarios:

  1. Los nombres son muy curiosos, sin duda, no leí nada de Amy Tam, tengo alguno por casa pero este no, a ver si empiezo por alguna parte.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marilú: pues también te recomiendo "El club de la buena estrella".
      Un abrazo

      Eliminar
  2. Hola! Yo también lo he leído y me ha encantado. Una historia muy emotiva. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alicia: sí, tiene partes conmovedoras.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. No he leído nada de esta autora pero esta novela que nos traes me parece muy sugerente la verdad...
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carmen Forján: reúne ingredientes suficientes para hacer una escapada a Shanghái.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. A mí la autora me gustó mucho en La hija del curandero, me llamadora novela, es la primera reseña que leo y va por buen camino aunque con lo gordo que es que el desenlace sea apresurado me pone en guardia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norah Bennett: es que hacia el final cambia el ritmo, los años pasan más deprisa, y, así como, de Lulú y Violeta conoceremos mucho, sin embargo de Flora hay menos detalles.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. No lo conocía así que tomo nota.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Zamarat: acaban de publicarlo, así que empezarás a verlo por muchos sitios.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Tuve una época en que leí muchas de las novelas de esta autora y las disfruté mucho. Así que este título que nos traes me lo llevo bien apuntado, que estoy segura que lo voy a disfrutar también.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Margari: yo sólo había leído "El club de la buena estrella", y por eso no dudé en leer esta nueva novela.
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Tengo muchas ganas de leerlo, este tipo de libros de historias familiares me encantan
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tatty: entonces no debes perdértelo. Seguro que lo disfrutas.
      Un abrazo

      Eliminar
  8. No lo conocía pero qué buena pinta gracias por un descubrimiento tan sugerente muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Goizeder: está recién salido de la imprenta. Si lo lees ya nos cuentas qué tal.
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Qué curioso lo de los nombres! Quiero leer algo de la autora y ésta parece una buena opción. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tizire: la verdad es que los nombres tienen su atractivo.
      Un abrazo

      Eliminar
  10. Lo estoy terminando y me está gustando mucho, mucho :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marina Ortega: estaré atenta a tu blog para leer tu opinión.
      Un abrazo

      Eliminar
  11. Esa aceleración del desenlace hace que salten un poco mis alarmas, porque con unas seiscientas páginas desde luego que ha tenido como para hacer un final acorde con tanto desarrollo de la historia. Pero tengo curiosidad, creí que había leido algo de Amy Tan, pero no y tendré que solucionarlo...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana Blasfuemia: unos comentarios más arriba, en la contestación a Norah, comento el porqué me ha parecido así el desenlace.
      También puedes leer "El club de la buena estrella".
      Un abrazo

      Eliminar
  12. Había leído de esta autora El Club de la Buena Estrella, y me gusto mucho. Precisamente llevo leídas 200 páginas del libro que comentas y no me esta llenando demasiado, espero que me acabe gustando, ya te contare. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María Ciancas: por favor, cuando lo termines comenta que te ha parecido.
      Un abrazo

      Eliminar
  13. De Amy Tan he leído El club de la Buena Estrella, hace mil años, pero no sé si me animaría con este, aún con las buenas críticas...

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Shorby: bueno, no es necesario leerlo ya, el tiempo dirá si cae en tus manos y te animas :)
      Un abrazo

      Eliminar
  14. Estoy actualmente con ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. albanta: acabo de leer tu reseña, y como te he puesto en un comentario, se nota que disfrutas leyendo a esta autora, y ese sentimiento lo has sabido transmitir.
      Un abrazo

      Eliminar
  15. Me llama sobre todo eso del contraste entre culturas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espe: siempre es curioso descubrir Oriente desde nuestro punto de vista occidental.
      Un abrazo

      Eliminar
  16. Yo al Perpetuo le pillé un tirria... El desenlace también me defraudó un pelín, no es el que me imaginaba.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tabuyo: le tocó el papel del malo.
      Un abrazo

      Eliminar
  17. Tiene muy buena pinta!! La cultura china siempre me ha llamado la atención ;)
    Me lo apunto.

    Besos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mei: seguro que disfrutas con esta novela, ya nos cuentas que te parece.
      Un abrazo

      Eliminar
  18. De esta autora he leído El club de la buena estrella y me gustó. Tendré que conseguir este libro para leerlo.
    Gracias Blanca por la reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mithamard: si te gustó aquel, seguro que vuelves a disfrutar con esta nueva novela.
      Un abrazo

      Eliminar
  19. Blanca:
    he disfrutado de otros libros de ella, así que después de leerte seguro leo este también.
    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ale: yo creo que también éste lo disfrutarás. Cuando gusta una autora es difícil equivocarse.
      Un abrazo

      Eliminar

Pido disculpas si tardo en publicar comentarios y en contestarlos. Este blog es muy importante para mí pero no lo único que hay en mi vida.
Gracias por comentar.