Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

jueves, 7 de julio de 2011

TRES AÑOS EN NUEVA YORK de Ana Galán

Con esta portada, este título y tras leer la contraportada y las primeras páginas del libro, esperaba más de esta historia. Estaba preparada para recorrer Nueva York de la mano de un adolescente recién aterrizado en la gran manzana.
Para nada imaginaba que de esta ciudad apenas se hablaría, y que la novela se centraría en la actitud de un chaval de 14 años en un instituto estadounidense y su círculo de amigos.
Pero después de terminado el libro, y habiendo cambiado en mi mente la temática del mismo, ha habido partes pasables y otras que no me han gustado.
Por una parte los personajes adolescentes, empezando por el propio protagonista, Ignacio López-Lagos, que es quien narra el relato en primera persona, me han resultado poco creíbles por su forma de actuar. Tienen 14 años y ya roban coches, fuman porros, beben alcohol, se escapan de casa por la noche,... En muchos momentos la sensación es que tienen dos o tres años más.
Tampoco me han convencido las pocas referencias a los padres, quienes transmiten que son ilusos, simples y permisivos. Como cuando se van de viaje y se dejan al hijo de 14 años y la hija de 16 años solos, y supuestamente se van a quedar en casa de unos amigos, pero ni conocen a los otros padres ni hablan con ellos, y a la vuelta se encuentran la casa destrozada porque ha habido una fiesta de jóvenes, tal y como les informa la policía, y ellos se quedan convencidos que han sido unos gamberros y que sus hijos no están implicados. Y ya está no pasa nada.
En general a todos los personajes les falta fuerza, me han parecido muy superficiales.
Por otra parte me ha llamado la atención que siendo una novela juvenil, destinada a que la lean adolescentes de la edad del protagonista, en ocasiones utilice un lenguaje soez.
Y pienso que le sobran los comentarios un tanto despectivos hacia los homosexuales y la actitud machista de Ignacio.
Pero todo no va a ser negativo en este libro, tengo que destacar el que al intercalar frases en inglés, por lo menos puede servir para practicar otro idioma.
Algunas de las descripciones de la sociedad americana son bastante acertadas, se nota que la autora ha vivido en EE.UU.
También me ha llamado la atención que hace una referencia al libro
“El guardián entre el centeno” de J.D. Salinger, un libro que ya comenté en el blog, y que es referente para muchos adolescentes en ese país.
Y hablando de nuevo de Ignacio López-Lagos tiene momentos en los que si refleja bastante bien los sentimientos que le producen ese cambio de vida: otro país, otro idioma, otro instituto, otros amigos, lejos de su novia y, además todo este proceso le sucede en plena adolescencia. Lo que le lleva a sentirse inseguro, a dudar de quien y como era en Madrid y quien es y como es en Nueva York. Por tanto a veces se pueden entender alguna de sus reacciones. Para él esta situación se convierte en vivir nuevas experiencias.
Resumiendo, es una novela juvenil, de lectura ágil y entretenida, con protagonistas adolescentes en Estados Unidos. Toca diversos temas, sin profundizar en ninguno, relacionados con esta edad y el instituto, así como la adaptación de una familia española en Nueva York. Podría haber sido diferente pero entonces hubiera sido otra novela.

Algunas frases del libro:“Ésa fue una de las primeras lecciones que aprendí: en Nueva York no puedes ir por ahí pensando que la gente no entiende lo que estás diciendo. Lo más seguro es que tengas a alguien al lado que hable español.”

“Era incapaz de expresar mis ideas con mis propias palabras.” (Refiriéndose a cuando tiene que hablar en inglés)

“Me daba la sensación de que estaba perdiendo los mejores años de mi vida entre las paredes de aquella casa tan grande, en aquel pueblo tan aburrido, en medio de la nada americana.”

“A partir de ese momento mi vida en Nueva York cambió de manera radical. Pasé de ser un simple espectador que se limitaba a observar y describir las escenas y la gente que me rodeaba, a ser parte del elenco y meterme a tope en la acción. Lo que yo no sabía es que me iba a meter tan de lleno.”

“La oportunidad de vivir algo emocionante me resultaba irresistible.”

“Ya no sabía ni quién era. Sin poder evitarlo, empecé a llorar.”

Contraportada:

«¡¿Tres años en Nueva York?!» Cuando mis padres nos anunciaron a mi hermana y a mí que nos íbamos a mudar a Nueva York… ¡no me lo podía creer! ¿Qué pasaría con mis amigos? ¿Y mi equipo de fútbol? ¿Y Alejandra? No. Yo no me quería ir. Sin embargo, casi sin darme cuenta, ya estaba en mi nuevo high school, con un nuevo grupo de amigos, hablando un inglés casi perfecto… y metido en más de un lío.

12 comentarios:

  1. Siempre me ha llamado la atención este libro.
    Pero dudo mucho porque hay reseñas de todo tipo >.<
    Ya veré si algún día lo leo ^^
    Gracias por la reseña!
    Besitos! :)

    ResponderEliminar
  2. No conocía este libro, pero tampoco me ha llamado mucho la atención, así que lo dejo pasar y así le hago un favor a mi lista de pendientes.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. No lo conocía pero creo que tampoco lo leeré. Gracias por la información. Besos

    ResponderEliminar
  4. No me sonaba este libro, pero la verdad es que en principio no me llama demasiado. Además le tengo un poco de manía a Nueva York; es de las ciudades que menos me ha gustado de las que conozco...

    ResponderEliminar
  5. Por lo que cuentas, no me interesa mucho, así que lo dejaré pasar. Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Este tengo ganas de leérmelo, aunque hay como ya han dicho, reseñas muy muy variaditas. Pero eso está bien jejej que si no sería muy aburrido =)

    Besotess

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué pena! Me he ilusionado al ver el título del libro, ¡me apasiona NY! Pero visto lo visto, creo que no me lo apunto para futuras lecturas. No estoy ya en edad de lecturas para adolescentes :)
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. No de institutos y adolescente, no gracias. Prefiero algo más alejado de mi realidad cotidiana... jeje.
    Besos,

    ResponderEliminar
  9. Yo también he pensado viendo la portada y el título que iría de otra cosa, q pena, porque cuando vas esperando una cosa y encuentras otra suele fastidiar. Bsos

    ResponderEliminar
  10. Hola :) me ha gustado tu blog, te sigo :)

    Bisous ^^

    ResponderEliminar
  11. Gracias a todos/as por los comentarios. Sólo quiero añadir, que aunque el libro no era lo que me esperaba y, además, no me ha gustado demasiado, pero seguro que hay otros que opinan lo contrario, porque cada persona tenemos nuestro gusto literario. Así que quien se sienta atraído por la temática espero que disfrute de su lectura.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Blanca:
    no conocía libro ni autora, pero de momento lo dejo pasar...esos padres permisivos existen, yo conozco varios. Lo malo que tienen es lo mucho que dificultan mi labor cuando yo quiero poner límites a mis hijos (siempre están con que "a x si lo dejan, ni le preguntan a donde va"
    Un beso,
    Ale

    ResponderEliminar

Pido disculpas si tardo en publicar comentarios y en contestarlos. Este blog es muy importante para mí pero no lo único que hay en mi vida.
Gracias por comentar.