Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

viernes, 25 de enero de 2013

EL INVIERNO DEL MUNDO de Ken Follett


Por fin he leído la segunda novela de la trilogía The Century, más de novecientas páginas que hacen un recorrido por parte de la historia del siglo XX, empezando en 1933 y hasta 1949, centrándose principalmente en la Segunda Guerra Mundial y, por tanto, con largas referencias al nazismo y Alemania, así como al papel que jugó la Unión Soviética, y la descripción de momentos clave en la historia de Estados Unidos como el ataque a Pearl Harbor y el desarrollo de la bomba atómica, incluso nos recuerda la ocupación francesa y la Guerra Civil Española.
Esta vez los protagonistas son los hijos de las cinco familias que conocimos en “La caída de los gigantes” (reseña aquí), procedentes de distintos países y diferentes clases sociales. Manteniendo Ken Follett la magia de los encuentros fortuitos, por muy raro que puede parecer, incluso en una frase hace referencia a este hecho: “el mundo de la diplomacia internacional era como un pañuelo”. Y es que algunos miembros de las diferentes familias cruzan sus caminos en algún momento, por lejano o extraño que nos pueda parecer el lugar. Y al ir creciendo cada familia es más lioso identificar a cada personaje, así que en esta ocasión si he tenido que recurrir varias veces a la guía de principio del libro, por cierto, muy útil. Tal vez por este motivo me ha costado más terminar esta novela, junto a que ningún personaje me ha atraído especialmente,  y me daba un poco lo mismo conocer su futuro, por lo que no me he enganchado a las distintas historias, no he sentido la necesidad de no poder parar de leer porque ansiaba saber qué les iba a suceder. Sensación completamente contraria a la que tuve en el primer libro.
También he notado otra diferencia entre las dos novelas, en la primera las escenas bélicas son bastante descriptivas y recrean el pánico, en este libro son como más superficiales, porque lo que se describe minuciosamente y consigue transmitir el horror, llegando a revolver el estómago, son las escenas de matanzas a seres humanos por ser: viejos o discapacitados o mujeres o niños u hombres o pensar diferente o tener otra religión o ..., sin excepción. Alemanes asesinando a otros alemanes, alemanes a rusos o rusos violando a las mujeres alemanas. Crueldad y terror indiscriminado.
Todas estas vivencias van marcando la vida de los personajes, que ven como va cogiendo fuerza el fascismo y el nazismo, como paso a paso se llega a la Segunda Guerra Mundial, como el mundo está en manos de unos locos. Unos locos al mando de otros locos. Y como se tiene la sensación de que por mucho que se intente evitar no se puede hacer nada o apenas nada, y el conflicto estalla a nivel mundial. Mientras las personas intentan sobrevivir como pueden, teniendo  que tomar a veces decisiones muy difíciles, por ejemplo las mujeres alemanas que sienten estar pagando las decisiones fáciles que los hombres alemanes tomaron un tiempo atrás. Esto se puede relacionar con el libro “El lector” de Bernhard Schlink (reseña aquí) cuando habla de que la generación siguiente al holocausto siente sobre sí misma el peso de la herencia que les han dejado por ser alemanes.
Al principio de la novela está este párrafo: “a mediados de la década de los veinte estábamos más o menos bien. Teníamos un gobierno democrático y la economía crecía. Sin embargo, todo se fue al traste con el crash de Wall Street de 1929. Y ahora estamos sumidos en una gran depresión. Por cada oferta de trabajo se forman colas de hasta cien hombres. Los miro a la cara y veo la desesperación reflejada en su rostro. No saben cómo van a alimentar a sus hijos. Luego los nazis les ofrecen un poco de esperanza y entonces se preguntan a sí mismos: ¿qué puedo perder?”
Y he sentido miedo, por aquello de que la historia son ciclos que se repiten.
Una gran novela épica que hace un resumen de una parte muy importante del siglo XX, que se puede leer independiente de la primera, aunque siempre es mejor leer todas las partes y por orden. En la que he echado de menos que sucede con los padres de Eva Rothmann (después Eva Murray). Que aunque no ha conseguido atraparme en una lectura voraz sino que ha sido más pausada, si espero leer la última parte porque me parece interesante el repaso que hace Ken Follett de la historia y la forma en que lo hace.

Algunas frases del libro:

“Tus amigos nazis no saben nada de historia. Los antiguos egipcios construyeron las pirámides cuando los alemanes aún vivían en cuevas. Los árabes dominaban el mundo en la edad Media y los musulmanes eran expertos en álgebra cuando los príncipes alemanes no sabían ni escribir su nombre. Como ves, la raza no importa.”

“Tenía toda la vida por delante y no quería vivir en una dictadura represiva.”

“La gente debía rebelarse contra la crueldad y las injusticias.”

“Todo porque creía en un mundo mejor.”

“Aquello era peor  que cualquier cosa que hubiera podido imaginar. Hasta ese momento, la idea de la contienda le había evocado el valor ante el peligro, el estoicismo ante el sufrimiento, el heroísmo ante la adversidad. Sin embargo, lo que estaba viendo en ese instante era la agonía, los gritos, el terror irracional, los cuerpos mutilados y la total desconfianza en la lógica de su misión.”

“Yo no puedo creer en un Dios que permite que los nazis maten a niños.”

“Seguían estando en guerra y la vida era algo fugaz. Cada día que pasaban juntos era muy valioso porque podía ser el último.”

“Todo el mundo vivía con la sensación de que podía morir en cualquier momento, de modo que la gente quería disfrutar de la más mínima alegría que pudiera proporcionarles aquella vida de penurias y sufrimiento.”

“Era extraño que en aquel inhóspito paisaje urbano los manzanos y los cerezos lucieran espléndidos, con sus flores blancas y rosadas, y que en los momentos de silencio entre explosiones ella oyera el canto de los pájaros, tan alegres como todas las primaveras.”

Contraportada:

En esta novela narra la historia de los hijos de las cinco familias protagonistas desde los años anteriores a la Segunda Guerra Mundial hasta los inicios de la Guerra Fría. El nazismo, la invasión de la Unión Soviética, el ataque a Pearl Harbor, la guerra civil española y el desarrollo de la bomba atómica son algunos de los acontecimientos que marcarán sus vidas.

Solapa:

En el año 1933, Berlín es un foco de agitación política y social. Lady Maud, ahora la esposa de Walter von Ulrich y madre de dos hijos, publica en una revista semanal artículos que ridiculizan al Partido Nazi, mientras que Walter manifiesta su oposición en el Parlamento. Sin embargo, parece que nada podrá frenar el poder ascendente del canciller Adolf Hitler. Cuando Ethel Williams y su hijo Lloyd visitan a la familia von Ulrich, todos serán testigos de la tiranía y la represión de la nueva Alemania.
El dominio del Tercer Reich se extenderá hasta Francia y más allá de la frontera rusa. Mientras, en Inglaterra, Lloyd Williams, activista político como su madre, luchará en el ejército británico para intentar frenar el avance de los nazis y se alistará en las brigadas internacionales durante la guerra civil española. Participará en la ofensiva de Zaragoza y la batalla de Belchite.
En Gwyn, la mansión familiar de los Fitzherbert en Gales, se alojarán los oficiales británicos y, durante su estancia, el teniente Lloyd Williams se sentirá atraído por la mujer de Boy Fitzherbert, la rica heredera americana Daisy Peshkov.

Traducción de ANUVELA

Gracias a la Editorial Plaza y Janés por el envío de este libro.

miércoles, 16 de enero de 2013

UNA SONRISA ROJA COMO LA SANGRE de Adam Gidwitz


La verdadera y horrible historia de Hansel y Gretel.

Parece que se han puesto de moda algunos cuentos clásicos infantiles con estrenos de versiones cinematográficas y, por supuesto, con nuevas ediciones de libros. Este es el caso, aprovechando los 200 años de los cuentos de los Hermanos Grimm, se ha publicado esta novela en la que su autor ha recopilado las auténticas leyendas sobre la historia de Hansel y Gretel, presentando la parte más dura, triste y terrorífica de las aventuras vividas por estos niños. Viendo la portada ya podéis haceros una idea de su interior.
Hasta ahora conocíamos versiones de los cuentos bastante dulces y suaves, adaptadas a lo que se consideraba adecuado para los niños. Pero los auténticos cuentos son muy distintos, son terribles y oscuros. No aptos para los más pequeños, pero si atractivos para los más jóvenes que sueñan con entrar en un mundo mágico con escenas violentas y sangrientas. Este tratamiento del tema crea un aire misterioso que incita a seguir leyendo para saber qué más puede sucederles a Hansel y Gretel. Porque los acontecimientos transcurren a buen ritmo poniendo las cosas cada vez más crudas y emocionantes.
Entre las leyendas hay intercaladas breves explicaciones del narrador, en las que, sobre todo, indica que si hay pequeños cerca que se vayan o que no escuchen estas historias porque pueden tener pesadillas, reiterándolo en varias ocasiones. Estas intervenciones tienen un toque de humor irónico a la vez que inocente, donde se resalta la crueldad de los hechos, a la vez que hace hipótesis sobre lo que podría pasar o no.
Una versión original, diferente, novedosa, de un cuento popular, que creía conocer y que me ha descubierto y cambiado la perspectiva que tenía de los cuentos que escribieron Jacob y Wilhelm Grimm.

Algunas frases del libro:

“Es la historia de dos niños que descubren el significado de las cosas.”

“El reino de los Grimm puede ser un lugar angustioso.”

“En esta vida, es en las zonas más oscuras donde uno encuentra la belleza más radiante y la sabiduría más luminosa.”

Contraportada:

¡Las maldiciones más mortales!
¡Las armas más certeras!
¡Las brujas más crueles!
¡Los últimos modelos de hornos, con capacidad para albergar cómodamente a dos niños!
Descubre las leyendas originales en que se basaron los hermanos Grimm para escribir algunos de sus cuentos más famosos, como Hansel y Gretel.

Una novela deliciosa... solo para estómagos fuertes.


Traducción de Pepa Devesa