Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

lunes, 17 de octubre de 2016

ESTIMADO SEÑOR M. de Herman Koch

Una vez más Herman Koch ha conseguido una historia que no deja indiferente, como ya hizo con sus otros libros “La cena” (reseña aquí) y “Casa de verano con piscina” (reseña aquí). Recomiendo leerlos.
Esta vez la trama resulta un poco más compleja, pero según avanza y, sobre todo, hacia el final la madeja se deshace. Y mientras el hilo principal cobra sentido, quedan en el aire preguntas sin respuesta sobre otras cuestiones. Porque algo que caracteriza sus novelas son la crítica social, la ambigüedad moral de sus personajes, los pequeños incisos sobre otros temas que te hacen reflexionar y muchas veces te abre los ojos con sus explicaciones.
De esta manera expone que hay dos tipos de escritores. El que tiene que ir a todas partes en persona, tiene que vivirlo todo para poder escribir sobre ello y acumular vivencias para que el motor de la escritura arranque. Y el otro tipo es el que se queda en casa, adora la regularidad y lo conocido.
Así mismo hay libros en los que aparece el escritor como personaje, o en los que hay un personaje que dialoga con el escritor. Pero en la novela de “Estimado señor M.” el propio narrador dice que no es ningún personaje, que es real. Y es porque por una parte hay un narrador anónimo que va detallando todos los aspectos relacionados con M., su vecino, un escritor, por el que parece que tiene obsesión. Lo que me mantuvo expectante por saber cual o cuales eran los motivos para actuar así.
Y por otro está la historia dentro de la historia, pues parte de la narración es el libro “Ajuste de cuentas” que escribió M. y le llevó a la fama cuarenta años atrás. Ahí relataba un suceso real, que quedó sin resolver, pero al que en la ficción le dio un final, que marcó la vida de sus protagonistas, Laura y Herman. Mientras se van combinando ficción y realidad, las dudas sobre que sucedió van en aumento, a la vez que poco a poco se empieza a desentrañar todo.
Parte de la complejidad está en la casualidad de que el escritor se va a vivir arriba de una persona real, que a su vez él convirtió en personaje de una novela. Una realidad que supera la ficción de cualquier escritor.
Pero al final, lo importante e impactante es hasta dónde es capaz de llegar el ser humano por conseguir el éxito.

Algunas frases del libro:

“Nadie se ve a sí mismo como lo ven los demás.”

“Hay que mirar más allá de los estereotipos.”

“La casualidad que nos ha convertido en vecinos solo resulta creíble porque ha ocurrido en la realidad.”

Contraportada o parte de la misma:

En esta ocasión, el lector se verá atrapado en la red tendida por un narrador anónimo obsesionado con exponer en detalle los aspectos más íntimos de la vida de su vecino, el señor M., uno de los escritores más célebres del país. M. cimentó su fama hace ya muchos años con la publicación de la novela “Ajuste de cuentas”, inspirada en una trágica historia ocurrida por entonces. El relato se centra en Herman, un estudiante de instituto que logra seducir a la bella e inalcanzable Laura después de que ésta rechace a Jan Landzaat, el profesor con quien tuvo una breve aventura. Sin embargo, Landzaat no se resigna a perderla y un día acude a la casa de campo de los padres de Laura, donde la joven pareja se ha recluido para disfrutar de su amor a solas. Pero el destino le reserva a Landzaat un giro inesperado: las carreteras están nevadas, su coche se avería y... nunca más se vuelve a saber nada de él. Y si bien, según la versión de M., los claros sospechosos de la desaparición del profesor son Herman y Laura, también cabe la posibilidad de que M. hay tergiversado los hechos por interés comercial, condenando así a dos jóvenes inocentes a un futuro mancillado por la sombra de la sospecha y la difamación. Ahora, décadas después, quizá el narrador logre descubrir la clave para conocer la verdad.

Traducción del holandés de Maria Rosich


viernes, 7 de octubre de 2016

LA LUZ PRODIGIOSA de Fernando Marías

Este libro es una edición especial por el 25 aniversario de su primera publicación, y que coincide con los 80 años del fusilamiento de García Lorca.
Como novedad contiene un epílogo escrito por el propio autor, en donde entre otras cuestiones explica cómo surgió esta novela, así como los motivos que influyeron para que se hiciese escritor. Y también habla de la adaptación cinematográfica realizada en el 2003, dirigida por Miguel Hermoso y protagonizada por Alfredo Landa. Siendo interesante y curiosa esta parte del libro.
La historia que narra surge de la hipótesis de que el poeta Federico García Lorca hubiese sobrevivido a su fusilamiento en 1936, pues nadie vio el cadáver. Y la desarrolla a partir del encuentro de un periodista con un anciano, en Granada a finales de los años 80. Este señor le empieza a contar su pasado, en el cual parece ser que recogió en una cuneta a un hombre malherido en el año 1936.
Plantea situaciones que hubieran podido haber sucedido o no. Sugiere que la realidad podría haber sido otra. Dejándonos con la incertidumbre de si todo terminó aquel fatídico día o García Lorca tuvo otro final. Resultando atrayente el planteamiento que desarrolla Fernando Marías.

Algunas frases del libro:

“Procedemos de chispazos invisibles que luego, mucho después, la memoria convertirá en relato.”

Contraportada o parte de la misma:

Sustentada en la idea de que Federico García Lorca sobrevivió a su propia muerte, “La luz prodigiosa” inicia la indagación del autor en las relaciones entre memoria y novela.

Gracias a la Editorial Turpial por el envío de este libro.


Otro libro de este autor reseñado en el blog: “Zara y el librero de Bagdad” (enlace aquí)