Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

sábado, 30 de mayo de 2015

EL PROYECTO ESPOSA de Graeme Simsion

Para mi este libro es: Don Tillman, el auténtico protagonista de esta historia. Un personaje especial, que no destaca precisamente por sus relaciones interpersonales, incapaz de sentir amor, de tener empatía, que no entiende los protocolos sociales, que valora su tiempo, que tiene cada minuto programado, marcado por sus rutinas, obsesivo. Pero a la vez aunque parezca inflexible, él mismo dice que tiene capacidad de adaptación a las más extrañas circunstancias. Está acostumbrado a ser gracioso sin proponérselo, y acentúa las cosas que la gente encuentra divertidas, así afronta situaciones sociales complejas. Además, la aparición de Rosie será un refuerzo positivo que influirá en sus conductas sociales y en la interacción con otros humanos.
Es un relato que te saca sonrisas, que contribuye a que te rías con el personaje pero no de él. El autor ha sabido tratar con mucho respeto el tema de las personas con características especiales, con trastornos como el síndrome de Asperger.
Seguramente habréis leído en algunas reseñas que el personaje de Don Tillman recuerda a otro de una serie televisiva (no hace falta que repita a quién, porque si alguien no lo sabe no le podrá poner cara, porque yo si se la he puesto), y es que ambos tienen ciertas actitudes similares. Pero también me ha recordado a otro personaje de novela, digamos que podría ser su réplica en femenino, me refiero a Karen Nieto, protagonista de “La mujer que buceó dentro del corazón del mundo” (reseña aquí) y “El dios de Darwin” (reseña aquí) de la autora Sabina Berman. Por tanto si ya me declaré fan de Karen, ahora añado a Don Tillman como personaje especial que me aporta una visión particular de la vida y me ayuda a ampliar mis horizontes desde otra perspectiva.
Me ha gustado descubrir su mundo, que podrá seguir sorprendiéndome porque ya ha salido publicada la continuación, “El efecto matrimonio”.

Algunas frases del libro:

“Con frecuencia, los humanos no ven aquello que es más cercano y resulta evidente para los demás.”

“Los proyectos importante requieren persistencia.”

“¿Por qué la gente no dice simplemente lo que quiere decir?”

Contraportada:

Me llamo Don tillman, tengo treinta y nueve años y soy profesor adjunto de Genética en la Universidad de Melbourne. Mi trabajo está bien remunerado, me alimento de forma equilibrada y regular, y mi condición física es óptima. En el reino animal, no tendría ninguna dificultad para aparearme, pero en el humano, nunca he logrado tener una segunda cita con la misma mujer. Los motivos de mi fracaso no termino de entenderlos, y como las estadísticas muestran que los hombres casados son, en promedio, más felices y viven más tiempo, he decidido poner en marcha un programa vital para mí, el Proyecto esposa. A tal fin, he creado un algoritmo perfecto que me permitirá excluir las candidatas inadecuadas: las fumadoras, las impuntuales, las desorganizadas, las que dedican demasiado tiempo a su aspecto exterior... en suma, todas aquellas que no respondan a los estrictos criterios que se exponen en el cuestionario de dieciséis páginas que he elaborado. Este libro es el informe científico –aunque me han explicado que hay que denominarlo novela—acerca del resultado de mi proyecto. Quien lo lea descubrirá que la candidata menos apropiada se llama Rosie; y también encontrará la respuesta a una pregunta fundamental: ¿puede el amor cambiar la vida de una persona, incluso de un individuo como yo?

Traducción del inglés de Magdalena Palmer



viernes, 22 de mayo de 2015

LA LEY DE LOS JUSTOS de Chufo Lloréns

Que a nadie le asuste la extensión de esta novela, porque está tan bien construida que no se hace nada pesada, y es de esos libros que no hay que perderse. Seguramente su autor, Chufo Lloréns, ha acertado escribiendo capítulos cortos, que permiten ir pausando la lectura, con el añadido de la alternancia de las historias de los diferentes personajes, que crea a su vez la necesidad de seguir leyendo, porque según vas conociéndolos requieres saber más de ellos, de su presente, pasado y futuro. Cogiendo cariño y simpatía por algunos, mientras que por otros sin remediarlo los pasas al bando de los malvados, porque en esta historia hay buenos y malos. He echado de menos una guía de personajes, pero ha quedado resuelto haciéndomela yo en un papel, pues son bastantes y cada uno en su medida tiene su importancia, lógicamente parte son protagonistas, pero hasta los que aparecen menos tienen un papel clave dentro del desarrollo de la historia. Aparecen y desaparecen, pero todos tienen algo que ver, están vinculados de alguna manera, y cuando menos lo esperas lo mismo surgen en escena, o no...
Me ha resultado muy interesante la detallada y extensa bibliografía relacionada al final del libro, dando muestras del buen trabajo de documentación. Lo que se refleja en el contenido, pues son numerosos los datos históricos, la información minuciosa de edificios (destacando el Liceo), casas de la alta burguesía, restaurantes y cafeterías, locales de moda, calles, barrios, personajes reales, etc. de aquella Barcelona de finales del siglo XIX, haciéndome fácil imaginar aquellos escenarios. Junto a las descripciones muy detalladas, de las cuales entre otras me ha llamado la atención las relacionadas con la vestimenta, la decoración y que aparezca más de una vez el sofá Chester (de moda hoy en día por otros motivos). Todo lo anterior narrado con un vocabulario muy rico, que en  contadas ocasiones me ha hecho acudir al diccionario, lo que siempre resulta enriquecedor.
También son diversos los temas: historias familiares, aventuras amorosas, pasión, injusticias sociales, ideales, venganza, secretos, clases sociales, anarquismo, esclavitud, la iglesia. Además de otros no tan desarrollados pero si presentes: fotografía, ópera, masonería, exorcismo, esgrima, artistas, aborto, espectáculos, etc.
Vividos por familias de la alta burguesía y por familias humildes, marcados por las diferencias entre clases sociales, pues unos son los patronos y otros son el proletariado.
El libro se divide en dos partes: “Tiempo de rosas” y “Tiempo de espinas”, que por cierto me han parecido muy acertados esos títulos. Y a su vez tiene 181 capítulos, que ya he dicho que son cortos, y que también tienen unos títulos muy relacionados con su contenido.
Es una novela ambientada en el último cuarto del siglo XIX, en una Cuba que vive la abolición de la esclavitud y lucha por su independencia, con las plantaciones de tabaco, los indianos y una guerra en ciernes. Y en una Barcelona que despega con la Exposición Universal de 1888 y que al terminar ésta se ve envuelta con el movimiento anarquista cuando muchos de los obreros se ven en la calle. Por un lado hay una ciudad que crece en la modernidad, pues o se sube a ese carro o se queda a oscuras. Y por otro son tiempos revueltos donde profesionales del alboroto calientan las masas y las tensiones sociales están en las calles. En esos mundos distintos, llenos de contrastes, hay dos jóvenes que no entienden de clases sociales cuando el amor es lo importante, y se preguntan porqué hay amores que deben ocultarse, porqué su corazón no puede ser libre para amar a quien quiera. ¿Podrán con las viejas costumbres de la burguesía anquilosada?
En este paseo por la ciudad de los prodigios (que me ha traído a la memoria el libro de Eduardo Mendoza), me he encontrado con personajes de todo tipo, de todas las clases sociales, son muchos, pero no podré olvidar al señor Cardona, dueño de una librería y bondadoso; ni a Pancracia Betancurt, camaleónica y malvada; ni a Luisa, costurera y madre por encima de todo; y junto a ellos y entre otros, en orden aleatorio, Práxedes Ripoll, Orestes Guañabens, Adelaida, Renata, Máximo Bonafont, Juan Pedro Bonafont, Candela Guañabens, Antonio Ripoll, Germán Ripoll, Claudia, Alfredo Papirer, Amelia, Tomaso, Carmen, Teresa, Julián Cifuentes, Almirall, Silverio, Emilio Serrano, Manuela, Juan Massons, Justina, Pelayo.
Me ha parecido una novela muy completa, con una magnífica ambientación, una variedad de temas muy atractivos, unos personajes a los que el destino les tiene preparadas situaciones increíbles, una narración espléndida, está muy bien documentada, y las diferentes historias confluyen de manera muy hábil. Un libro muy recomendable, a cuyo autor pienso seguirle la pista.

Algunas frases del libro:

“Unos nacemos para cargar el mundo sobre nuestras espaldas hasta rompernos el espinazo y otros para gozar del fruto de nuestro esfuerzo y nuestro trabajo.”

“Ningún hombre ha nacido de una sangre diferente, nadie puede poner su bota encima de otro.”

“Por lo visto, en aquella Barcelona, por otra parte tan avanzada, nadie tenía derecho a saltarse un escalón intentando pertenecer a otro estatus diferente de aquel en el que había nacido; los pobres debían estar condenados a ser pobres toda la vida y no tenían derecho a mejorar su condición.”

“En el fondo de su corazón pensaba que era una lástima que dos almas gemelas tan parecidas no tuvieran acomodo en una Barcelona que se regía por castas cerradas.”

“Me gustan las mujeres con personalidad. Si el mundo progresa, se deberá a que ustedes han dado un paso al frente y quieren ocupar su lugar.”

“La vida tiene esas cosas, súbitamente el destino da un giro y lo que ayer era negro hoy es blanco.”

“La vida está llena de ucronías.”

Contraportada:

A finales del siglo XIX, Barcelona vive una época de esplendor. Acaba de celebrarse con gran éxito la Exposición Universal y una burguesía próspera y culta, que busca inspiración en los salones parisinos, exhibe su elegancia en fiestas y veladas musicales. Pero al oro lado de la ciudad, donde las calles se estrechan y huelen a pobreza, el rencor y la injusticia están fraguando una revolución capaz de recurrir a la violencia más descarnada.
En este ambiente cargado de desconfianza y temor, Candela y Juan Pedro, procedentes de clases sociales muy diferentes, tendrán que enfrentarse a los prejuicios de unos y otros para defender su amor.

Gracias a la Editorial Grijalbo por el envío de este libro



viernes, 8 de mayo de 2015

LA LECCIÓN DE AUGUST de R.J. Palacio

En efecto, August da una lección, de superación, de grandeza, de valor. Cualidades en ocasiones olvidadas en nuestro día a día, y que en esta historia es un niño de 10 años y las personas que lo rodean quienes nos hacen pararnos a pensar, a reflexionar sobre la vida.
Nació distinto, pero él se siente normal por dentro, hace cosas normales para un niño de su edad, y aquí van alguna de las cuestiones que se plantean ¿porqué le vemos diferente? ¿qué es ser normal?
El libro está dividido en ocho partes, narradas en primera persona por distintos personajes, lo que contribuye a conocer diferentes puntos de vista. Tres de ellas contadas por August, y las demás por: Via, su hermana; Summer, una nueva amiga del colegio; lo mismo que Jack; Justin, el novio de su hermana; y Miranda, amiga de su hermana.
August con 10 años se enfrenta a una situación difícil, otra más en su corta vida, pues va a ir por primera vez al colegio. Hasta ese momento siempre había estado protegido por los padres, en su casa, quienes lo quieren muchísimo y lo ven una persona maravillosa, pero continúan teniendo una preocupación constante. En este espacio nuevo, que es el colegio, hay un contraste entre las actitudes y comportamientos de los alumnos, unos lo ven raro y no se acercan, pero hay unos poquitos, como Summer y Jack que le tratan con mucha naturalidad, enseguida hay complicidad y confianza entre ellos. Para Summer es el niño más raro que ha visto, pero es un niño. Mientras Jack crece como persona a su lado.
Su hermana, Via, sabe que es especial y que tiene necesidades especiales. Sobre ella recae un peso muy grande, a veces, difícil de sobrellevar. Porque las miradas no sólo recaen sobre August, sino también sobre ella.
Miranda, se siente como su otra hermana mayor, pues lo ha conocido desde muy pequeño.
Y la visión de Justin es muy bonita porque se da cuenta de que aunque parezca que el universo se ha portado mal con este niño, lo compensa con su familia y amigos.
Es un relato contado con sencillez, pues va dirigido a lectores a partir de 12 años, pero no por este motivo debemos perdérnoslo los lectores adultos, pues es un libro de los que llegan al corazón, con el que compartes sentimientos y te toca la fibra sensible. Trata temas importantes y muy serios como es la superación personal, encontrar un lugar en el mundo, la aceptación social, la exclusión, el bullying, la amistad, la familia. Pero también logra sacar sonrisas, pues tiene algunos puntos bastante simpáticos. Todo el argumento tiene un claro destino que es dejar un mensaje positivo sobre las cualidades como el valor, la amabilidad y carácter que nos definen como seres humanos, y nos llevan a veces a la grandeza.

Algunas frases del libro:

“¿A quién le importa lo que piensen los demás?”

“Todos tenemos que aprender a vivir con los días malos.”

“La gente se comportaba como si fuese lo más raro del mundo. Es curioso lo rara que puede ser la gente.”

“Qué cosa tan sencilla, la amabilidad. Qué cosa tan sencilla... Una bonita palabra de ánimo que alguien te ofrece cuando lo necesitas. Un acto de amistad. Una sonrisa pasajera.”

Contraportada:

Su cara lo hace distinto y él solo quiere ser uno más. Camina siempre mirando al suelo, la cabeza gacha y el flequillo tratando en vano de esconder su rostro, pero, aun así, es objeto de miradas furtivas, susurros ahogados y codazos de asombro. August sale poco, su vida transcurre entre las acogedoras paredes de su casa, entre la compañía de su familia, su perra Daisy y las increíbles historias de “La guerra de las galaxias.”
Este año todo va a cambiar, porque este año va a ir, por primera vez, a la escuela. Allí aprenderá la lección más importante de su vida, la que no se enseña en las aulas ni en los libros de texto: crecer en la adversidad, aceptarse tal como es, sonreír a los días grises y saber que, al final, siempre encontrará una mano amiga.

Traducción de Diego de los Santos Domingo