Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

viernes, 26 de septiembre de 2014

NADARÍN de Leo Lionni

Nadarín es un pez negro como la concha de un mejillón. El único entre muchos peces rojos. Pero por una situación peligrosa se queda sólo y triste. Hasta que se encuentra con hermosas criaturas: medusas, langostas, extraños peces, algas, anguilas, anémonas y más peces rojos. Volviendo a ser feliz. Aunque el peligro continua... ¿Podrá la inteligencia ganar a la fuerza?
Nos encontramos con un álbum ilustrado por el propio autor, que está dirigido a los más pequeños de la casa, pero que los mayores también podemos compartir con ellos y disfrutar. Es una historia educativa, con mensaje, que transmite buenos valores y hace pensar. Además, descubre a esos primeros lectores un variado vocabulario sobre los mares y océanos.
He vuelto a releer este libro porque para mi es especial, pues formé parte de un grupo de animación lectora durante la etapa escolar de mis hijas, y junto a las muchas animaciones también hacíamos (todavía se hace) un maratón de cuentos, y en la 5ª edición, por aquello de ser un número que se merecía una celebración, conseguimos reunirnos la mayoría de madres y padres que a lo largo de los años habíamos colaborado en animación lectora, y representamos esta historia, acompañada de música en directo por una de las escuelas de música de nuestro barrio. Fue emocionante, entrañable e inolvidable compartir este momento con este grupo que tanto me ha dado, y con la satisfacción de conseguir el objetivo de fomentar la lectura en el colegio de nuestros hijos.

Algunas frases del libro:

“Nadaremos muy juntos, como si fuésemos el pez más grande del mar.”









Contraportada: (está en blanco)


Traducción de Xosé Manuel González Barreiro

viernes, 19 de septiembre de 2014

LA GENTE FELIZ LEE Y TOMA CAFÉ de Agnès Martin-Lugand

Mi tercera lectura este año que trata el tema del duelo, las otras han sido “La alargada sombra del amor” de Mathias Malzieu (reseña aquí) y “La vida era eso” de Carmen Amoraga (reseña aquí). Tres libros diferentes con un fondo común.
“La gente feliz lee y toma café” además del título es el nombre de un café literario de París, del que  Diane es medio dueña, la otra mitad del negocio es de un personaje especial, como tal y, sobre todo, para ella. Félix es capaz de ser terapeuta hasta por teléfono, es un gran apoyo en una etapa tan trascendental de su vida. Por cierto, como curiosidad también se llama Félix el personaje que en Tetuán ayuda bastante a Sira en “El tiempo entre costuras” (reseña aquí) y me ha recordado algo a él, aparte del nombre.
Y hasta aquí el café literario, quitando algunas pequeñas referencias, hubiera sido bonito una novela basada en éste, pero entonces habría sido otro libro con otra historia.
Y en ésta nos cuenta la superación personal de Diane tras un gravísimo revés. Después de un año continua sin superar la pérdida de su marido y de su hija. No acepta ayuda. Todo le recuerda a Colin y a Clara. A su vida con ellos. Pero llega un momento en que toma una determinación y se va a Irlanda, aunque no por casualidad, instalándose en un pueblo perdido, en un rincón del mundo para vivir sola frente al mar. Es una huida de todo, de todos y de sí misma.
Me pregunto ¿Por qué es tan complicado vivir el presente, intentar tener un futuro y no poder dejar atrás el pasado?
La nueva vida en Irlanda, es un contraste con Francia, con escenas un tanto simpáticas y curiosas, gracias a los típicos tópicos. Apareciendo nuevos personajes como los amables caseros Abby y Jack, todo lo contrario a su sobrino Edward, que se puede definir como impresentable, arrogante, maleducado, taciturno, bronco y solitario, por lo menos nada más conocerlo. Y en el lado opuesto está su hermana Judith que es la chispa de la vida.
Tiene una parte de tristeza mezclado con situaciones divertidas,  con algo de ternura y una pizca de humor. Aunque el duelo está siempre presente. Curiosos contrastes, en un momento donde el planteamiento es ¿cómo se reconstruye la vida? ¿Se puede volver a ser capaz de disfrutar de los pequeños placeres sencillos?
Me ha parecido un relato con altibajos, creo que le sobraban algunas escenas y le ha faltado profundizar un poquito más en otras. Pero el tema del duelo tiene momentos emotivos, me ha transmitido lo difícil y complicado que es vivir un momento así, el enfrentarse a una vida donde la pérdida te tiene atrapada. Tiene sus mensajes de superación, de que la vida continua, que hay que seguir adelante, que en algún momento la huida puede dar el empujón que faltaba para volver a encontrarte a ti misma.

Algunas frases del libro:

“El azar me llevó al mejor sitio, parecía estar sola en el mundo. Cerré los ojos, mecida por el ruido de las olas que rompían a pocos metros de mí. El viento maltrataba mi piel y me hacía derramar algunas lágrimas, mis pulmones se llenaban de oxígeno yodado.”

“Hacía todo lo posible por regresar al mundo de los vivos.”

Contraportada:

Tras la muerte de su marido y de su hija en un accidente, Diane lleva un año encerrada en casa, incapaz de retomar las riendas de su vida. Su único anclaje con el mundo real es Félix, su amigo y socio en el café literario La gente feliz lee y toma café, en el que Diane no ha vuelto a poner los pies.
Decidida a darse una nueva oportunidad lejos de sus recuerdos, se instala en un pequeño pueblo de Irlanda, en una casa frente al mar. Los habitantes de Mulranny son alegres y amables, salvo Edward, su huraño y salvaje vecino, que le sacará de su indolencia despertando la ira, el odio y, muy a su pesar, la atracción. Pero ¿cómo enfrentarse a los nuevos sentimientos? Y luego, ¿qué hacer con ellos?

Traducción de Juan Carlos Durán Romero

lunes, 15 de septiembre de 2014

EL CUADERNO ROJO de Paul Auster

Azar, casualidad, coincidencia, destino, son el eje de estas historias cortas, independientes pero con alguna conexión, y que por muy increíbles que puedan parecer son historias verdaderas, que llevan a la reflexión de lo frágiles y vulnerables que somos, pues, a veces, por sólo un segundo ... puede producirse un enorme giro en tu vida.
El prólogo, escrito por Justo Navarro, se titula “El cazador de coincidencias” y es un alegato a las casualidades, al azar y las coincidencias, porque “hay coincidencias y casualidades con las que te mueres de risa y hay coincidencias y casualidades con las que te mueres.”
Y vuelvo a escribir las palabras azar, casualidad, coincidencia y destino, pues seguramente estamos bajo su poder. Pudiendo creer en ellas o no, pero lo mismo que Paul Auster nos narra estas anécdotas de su vida o que le han contado, donde no cita nombres sino que indica los personajes con la primera inicial. Y por muy extraño que en algunos casos puedan parecer los encuentros fortuitos que se convierten en destino. Haciendo un repaso a mi vida estoy convencida de que las casualidades existen, que a veces van encadenándose hasta que el círculo se cierra.
El autor suele utilizar el recurso del azar en sus libros, así que tal vez dependas de éste para leer “El cuaderno rojo”.

Algunas frases del libro:

“Quizá los perversos listillos de este mundo creen que todo saldrá siempre como ellos quieren.”

Contraportada:

Nos hallamos antes una historia verdadera, como todo lo que se cuenta en este libro: lo irreal horadando lo real, el novelista ejerciendo de “cazador de coincidencias”, de traductor de las siempre oscuras revelaciones del azar.


Traducción de Justo Navarro

Otro libro de este autor reseñado en este blog: "Viajes por el Scriptorium" (enlace aquí)


martes, 9 de septiembre de 2014

ENTRE LIMONES de Chris Stewart

Chris Stewart fue batería del primer álbum del grupo Génesis, posteriormente trabajó en variopintas cosas y diferentes lugares. Hasta que se afincó en Las Alpujarras (Granada – España), convirtiéndose en el Cristóbal de este libro. Un relato basado en su propia experiencia, la de un inglés que busca, y encuentra, su lugar para vivir, su hogar, en un rincón de la España profunda.
Es una historia optimista y curiosa, donde hace un retrato de la zona y de su gente y, en parte, con anécdotas divertidas, por el contraste de costumbres, idioma y tradiciones entre un extranjero y los alpujarreños. Aunque a mi no me ha provocado carcajadas pero si alguna sonrisa, porque no he conectado con su humor, aunque si lo ha hecho mi marido, que ha devorado este libro y las continuaciones, “El loro en el limonero” y “Los almendros en flor”.
Para Chris (Cristóbal) comprar el cortijo es un reto, y espera que lo que quiera que resulte de la decisión de vivir allí sea mejor que la rutina de la ciudad. Y compartiendo con él esta necesidad de cambio está su mujer, Ana. Lo hacen todo ellos, intentando lograr la autosuficiencia, pero siempre tienen ayuda de algún vecino. No quieren volver a ser esclavos de todas las cosas de las que habían ido a escapar a ese lugar perdido, y a pesar de los inconvenientes siempre ven algo bello en todo lo que hacen. La sencillez de vida les compensa porque les da felicidad.
Me ha resultado una lectura ligera y agradable, que me ha trasladado con la imaginación que proporciona un libro a Las Alpujarras, como ya viajé del mismo modo a Andalucía con “Viento del Sur” de Ian Gibson (reseña aquí). No ha estado mal compartir esta aventura y tener cierta envidia por alguien que ha sido capaz de dejar todo atrás para emprender una etapa nueva, complicada y a la que le ha sabido sacar todo lo positivo. Pues ya lo dice el propio subtítulo “Historia de un optimista”.

Algunas frases del libro:

“Nos habíamos deshecho de todo lo que había de cómodo y previsible en nuestras vidas y nos habíamos lanzado al vacío.”

“¿Qué debe hacer uno el primer día de una nueva vida?”

“El tener una hija granadina nativa que hablaba perfectamente español contribuyó a que al fin tuviéramos la sensación de que habíamos echado raíces.”

Contraportada:

“Entre limones” es una de esas cosas raras y maravillosas: un libro divertido e intuitivo que encanta desde la primera página a la última... y es que alguien que, sin tener ni idea y sin pensárselo dos veces, se mete a reconstruir y llevar un cortijo en un rincón perdido de una sierra de España, claramente no puede estar haciendo nada malo.
Chris nos transporta a Las Alpujarras, una excéntrica región del sur de Granada (España), y nos mete en una serie de contratiempos con una combinación simpática de granjeros y pastores campesinos, viajeros New Age y expatriados. El verdadero héroe del asunto, sin embargo, es el cortijo que él y Ana Compraron: El Valero, un auténtico parche de montaña lleno de aceitunas, almendros y limones, asentado en el lado equivocado de un río, con ninguna vía de acceso, ni abastecimiento de agua ni electricidad. ¿Podría ofrecer la vida algo mejor?.

Traducción de Alicia de Benito Harland

viernes, 5 de septiembre de 2014

EL CUADRO de Mercedes Salisachs

Un relato corto, como un cuento o una parábola, que no ha necesitado describir cada situación, solamente sugerir y dejar al lector la imaginación. Como asimismo se explica en el prólogo, escrito por Carlos Pujol, por cierto, con una redacción muy acertada sobre esta novela. Que además está basada en hechos reales, como indica en la portada.
“El cuadro”, que bien se podría haber llamado “la búsqueda”, es la historia de Elena, marcada por su pasado, y de su hijo Manuel, y la obsesión que tiene éste por saber quién es su padre, ¿será el hombre del cuadro? ¿Puede el presente borrar el pasado? ¿Siempre somos lo que las circunstancias nos obligan a ser? Estas son algunas de las cuestiones que te planteas en esta lectura. Donde la búsqueda de respuestas es el fondo de todo, o acaso nuestra vida no lo es.
El leer esta breve y sencilla obra, narrada con una prosa casi poética, es dejar abierta la ventana a la imaginación y a la fantasía, es visualizar el proceso de como una obsesión puede condicionar una vida, creando una realidad propia.

Algunas frases del libro:

“La imaginación es el ojo del alma” Pensées – Joseph Joubert

“Lentamente fue asimilando su realidad; se había quedado sola, sin familia, sin amigos, sin proyectos, sin su pueblo y sin una razón de ser. Pero ella vivía y no tenía más remedio que ajustar su trastocada vida a lo que la incógnita de su futuro le deparaba.”

“Olvidar no supone arrancar raíces del alma. Las raíces son tercas y casi siempre se adentran en la tierra para rebrotar cuando menos se espera.”

Contraportada:
(hay una breve biografía de la autora)

lunes, 1 de septiembre de 2014

POR FAVOR CUIDA DE MAMÁ de Kyung-Sook Shin

Con las voces de los hijos y del marido se va configurando el retrato de Park So-Nyo, una mujer campesina, humilde, sacrificada y abnegada. Para ellos la desaparición de su madre y mujer les despierta en su memoria recuerdos que creían haber olvidado, reviviendo situaciones que les hacen sentirse culpables, apreciando por primera vez todo lo que ella les ha dado. También esa búsqueda les descubre facetas de su vida que desconocían, formándose una nueva idea del mundo de su madre. Situaciones que me han planteado hasta que punto llegué a conocer como personas a mi madre, y a mi padre, y qué conocen mis hijas de mi.
Es un relato que se desarrolla en Corea del Sur, y trata temas sobre la familia, el amor maternal, las relaciones de los padres con los hijos, entre los hermanos, el matrimonio, los recuerdos familiares, las diferencias generacionales y, principalmente, el papel de una madre. Desde el punto de vista de cada uno de ellos, incluso hay un capítulo con recuerdos de la propia madre, hecho que me ha parecido un poco desconcertante. Así como también me ha resultado curioso la parte donde nos habla del significado de la escultura “La Pietat” de Miguel Angel, la que se encuentra en la Basílica de San Pedro en el Vaticano.
Una novela que, aunque no me ha transmitido emociones, tiene sus mensajes, pues los personajes sienten temores al ir pasando el tiempo y no encontrarla, y echan en falta no haber llegado a decirle algo. Teniendo, además, que aprender a vivir en un mundo sin mamá (yo continúo aprendiendo).

Algunas frases del libro:

“¿Hasta dónde llegan los recuerdos de alguien? ¿Los recuerdos que tienes de mamá?”

“Mamá era un mundo en sí misma.”

Contraportada:

Park So-nyo, una humilde campesina, ha sido durante toda la vida una abnegada madre de familia, una mujer que siempre se ha sacrificado para dar una educación a sus hijos. Ahora, tras haberse perdido en la estación central de Seúl cuando iba a visitar a sus hijos a la ciudad, su búsqueda desesperada se convierte en un encendido elogio de los lazos familiares lleno de emoción.


Traducción de Aurora Echevarría