Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

miércoles, 23 de febrero de 2011

LA VUELTA AL MUNDO DE UN FORRO POLAR ROJO de Wolfgang Korn


Premio alemán al mejor libro juvenil de divulgación científica


“La vuelta al mundo de un forro polar rojo: Pequeña historia de la gran globalización”
Con esta frase tan larga Wolfgang Korn da título a este libro donde explica de manera sencilla un tema tan complejo como: qué es la globalización. Para hacerlo nos cuenta unos hechos entre novelados y reales, mezclando narración e información.
La azarosa historia de este forro nos muestra cómo, en la actualidad, todo guarda relación con todo.
Empieza donde alguien habló de él por primera vez, es decir, donde se encargó su confección. A partir de aquí a modo de diario, desde el 10 de mayo de 2005 hasta el 22 de diciembre de 2007, viajamos, junto con el forro polar rojo, desde los Emiratos Árabes Unidos, pasando por Bangladesh, Singapur, Alemania, Senegal, hasta las Islas Canarias.
El autor intercala en el relato unos cuadros explicativos de datos reales sobre los países y otros hechos, indicando además algunas páginas web para visitar.
Un libro que entre otras lanza estas preguntas: “¿te has parado a pensar de dónde procede la ropa que llevas puesta? ¿y el proceso que ha seguido hasta llegar a ti?
El autor ha sabido de esta manera tan original y amena hacernos reflexionar sobre la globalización y la injusticia que domina el comercio mundial, tal vez a partir de este momento cambiemos nuestro concepto de consumo.
Me ha gustado por la sencillez del relato, que está dirigido a un público juvenil, a partir de 12 años, pero que también nos sirve a los adultos para entender un tema, a veces, tan complicado como es la organización económica del mundo. Y el repaso que realiza, a través de los personajes, de los problemas económicos, laborales y medioambientales que nos rodean.



Algunas frases del libro:


“Pero el país donde se fabrican los objetos no es más que una etapa de la historia de su vida. Su viaje completo abarca desde la obtención de las materias primas hasta el uso final, en el vertedero o donde sea.”

“La economía ya no se limita a un pueblo, a una ciudad o a un país, sino que está extendida por todo el planeta, es decir, globalizada: se había dado nombre a la globalización.”

“La globalización está haciendo mayor la diferencia entre pobres y ricos en nuestra sociedad.”

“Al decidirnos por un producto y no por otro estamos decidiendo al mismo tiempo qué artículos y qué empresas obtienen beneficios, qué país puede exportar más mercancías, en qué condiciones trabaja la gente en ellos...”


Contraportada:

La vuelta al mundo de un forro polar rojo muestra el trasfondo y las complejas relaciones que hay detrás de la globalización, ilustrando de una manera impresionante la injusticia que domina en el comercio mundial... Sin duda, la próxima vez que vayamos de compras seremos un poco más críticos.

Traducción de María Condor

lunes, 14 de febrero de 2011

EL HUECO DE TU CUERPO de Paula izquierdo


Es una novela donde uno de los temas principales es la búsqueda de uno mismo.
La protagonista, Blanca, una joven fotógrafa, realiza un viaje hacia su interior tratando de recuperar su vida.
Cada capítulo empieza con unos párrafos escritos en cursiva que nos trasladan al momento actual, para a continuación relatarnos acontecimientos del pasado, nos va desnudando sus recuerdos, sin llevar un orden cronológico.
Así poco a poco vamos conociendo a esta mujer, sabiendo datos de su pasado que nos hacen entender su comportamiento y su actitud ante la gente y la vida.
Relata situaciones que le han dejado huella, como la muerte de su hija recién nacida y las relaciones con tres hombres a lo largo del tiempo.
Blanca desde pequeña vive en su mundo, se aísla. Hay un momento en que siente que nada de lo que ha hecho en la vida la había hecho feliz. Pero el obstáculo mayor al que se enfrenta cada día es ella misma, es quien se impide ser feliz. Llega a odiarse a si misma. Necesita alejar los pensamientos que la devoran. Pero
“¿cómo se puede uno reconciliar con el mundo cuando no se quiere pertenecer a una realidad que se va haciendo crecientemente insoportable?”
Estuvo muchos años mirándose a sí misma sin reconocerse y de repente quiere preguntar quién es ahora ella. Está ante un espejo contemplándose en el silencio de toda una vida.
Aparte de Germán, Jaime y Alberto, sus parejas a lo largo de los años, también son parte importante en su vida otros personajes que en determinados momentos han estado a su lado, dándole las fuerzas necesarias para continuar viviendo. Sus padres, quienes le regalaron su primera cámara de fotos a los 13 años. Su abuelo, quien le dio su primera clase de fotografía. Andrés, compañero de trabajo y amigo con quien puede hablar. Sophie, amiga y la única persona que da algo de coherencia a su vida.

Paula Izquierdo con este libro nos lleva por el mundo de la autodestrucción y su contrario la autoestima. La autora es psicóloga y creo que ha trabajado muy bien el personaje de Blanca.
También me ha llamado la atención el que la fotografía siempre está presente, tanto en el lenguaje como en la propia temática del libro. Siendo incluso clave en algunos momentos de la vida de la protagonista.
Descubrí, por casualidad a este autora el pasado verano, con “El nombre no importa”, (reseña aquí) sorprendiéndome gratamente, y ahora ha vuelto a hacer que disfrute con la lectura de otro libro suyo.

Algunas frases del libro:

“Como cuando uno se despierta, mira el reloj y descubre que todavía tiene tiempo para arrebujarse entre las sábanas, colocar la almohada, hacerse un ovillo y no ser un rato más”

“No importa dónde vayamos, lo que somos nos acompaña siempre, nada de lo ocurrido desapareció del todo de su memoria”

“Eso es precisamente lo que me gusta de la fotografía, todo sucede en milésimas de segundo. Lo que me interesa de la fotografía, lo que me resulta fascinante, es la rapidez con que ocurre la percepción de los susceptible de ser fotografiado. O tienes la fortuna, o la intuición, de ver lo que quieres fotografiar y captarlo en ese momento, o se te muere la imagen”.

“Iba a dedicarse a hacer sus propias fotografías y necesitaba tener un buen equipo; buscaba reconstruir lo que veían sus ojos y experimentar. Para ella, las imágenes eran huecos de la mente por llenar, materia que apresar, materia que hacer propia, para que dejase de estar ahí afuera, y, una vez arrancada, captada, enriqueciese su imaginario: para que dejara de ser una realidad y se convirtiera en su realidad”

“Las cosas no son hasta que no se dicen”

“Que tienen las palabras, de que están hechas para ser capaces de cambiar el modo en que nos vemos”

“Hay otros sentidos que no son la vista, y ahí es donde radica la impotencia de la fotografía”

“No hay que creer en nada más que en lo que uno hace”

Contraportada:

La existencia de Blanca estaba en un punto muerto. Obsesionada por dolorosos recuerdos, vivía completamente aislada de su entorno. Hasta que un amanecer la visión del hueco que acaba de dejar su cuerpo en las sábanas la lleva a tomar una decisión inaplazable. Un inolvidable viaje introspectivo que describe el camino de una mujer en busca de sí misma.

Solapa:
En las primeras horas del amanecer, Blanca, una joven fotógrafa madrileña, hace recuento de los sentimientos contradictorios que han teñido de angustia los últimos años de su vida. Ahora, tras un paréntesis letárgico en el que permaneció aislada de todo y de todos, ha decidido abrir de nuevo los ojos al mundo y empezar a vivir. La pena y el desencanto por la vida en que la sume la muerte de Inés, su hija recién nacida, así como su posterior divorcio de Germán y la decepcionante ruptura con Jaime, son eslabones del pasado que le están impidiendo ser feliz.
Heridas que necesita cicatrizar aunque para ello deba hurgar en su interior, a la búsqueda de un hueco donde descubrirse a si misma. Sus fotografías –fragmentos de cuerpos, fragmentos de vidas- le recuerdan el sentimiento de abandono que dominaba sus días. El blanco y negro debe dar paso al color, la monotonía gris al contraste de tonos... Y el pasado, convertirse en un lugar donde recurrir, pero ya sin ataduras. Blanca sabe que necesita dar un vuelco a su vida y, sobre todo, desprenderse de esa imagen obsesivamente fijada en la memoria: la de una tarde de verano en Mallorca, cuando tenía poco más de veinte años y todo parecía posible.


jueves, 3 de febrero de 2011

EL ÚLTIMO ENCUENTRO de Sándor Márai


“El último encuentro” es la historia de una amistad y de la búsqueda de la verdad, con ingredientes de traición, amor y conspiración, que transcurre en Hungría entre el siglo XIX y el XX.
Henrik y Konrád se conocieron a los 10 años en la Academia Militar, su amistad era seria y callada, los dos supieron desde el primer momento que prevalecería, como cualquier sentimiento importante que dura toda la vida. Ya no temían nada porque no estaban solos.
Henrik pertenecía a una familia adinerada, mientras que los padres de Konrád se esforzaban por darle lo mejor a su hijo. Y para los dos muchachos lo importante era salvaguardar su amistad por encima del dinero.
En su relación había ternura, seriedad, entrega, un afecto sin egoísmos ni intereses. Vivían en un estado maravilloso de la vida humana.
Durante 22 años compartieron los mejores años de su adolescencia, de su juventud y de su madurez, hasta que Konrád huyó sin despedirse.
Ahora, 41 años después, Konrád llega a la ciudad y quiere visitar a Henrik.
La espera de este encuentro durante décadas los ha mantenido con vida.
Dos viejos amigos al final de su vida se acuerdan de muchas cosas. Pero Henrik solo quiere hablar de la verdad. Necesita esclarecer la pregunta de su vida, porque desde entonces vive entre el todo y la nada.
“Uno se pasa toda la vida preparándose para algo. Primero se enfada. A continuación quiere venganza. Después espera.”
Este libro es una reflexión sobre el significado de la amistad, la naturaleza humana y el sentido de la vida. Lleno de sentimientos y pasiones. Donde a través del monólogo de uno de sus personajes, Henrik, nos permite conocer sus sentimientos y sus pensamientos, contándonos recuerdos y revelando algunos hechos, que nos mantienen con la intriga hasta el final.
Aparecen otros dos personajes clave en el entramado de esta historia.
Nini que es la nodriza de Henrik. Sus vidas han transcurrido paralelas. Lo sabían todo el uno del otro. Más que una madre de un hijo o un marido de su mujer, existe algo diferente de todos esos lazos. Han compartido viviendo en la misma casa 75 años. Ahora ella tiene 91. La fuerza de esta mujer llenaba toda la casa. Ella sabía que Henrik sufriría mucho cuando Konrád se fuera.
Krisztina que es la mujer de Henrik, se casaron antes de desaparecer Konrád. Durante ese tiempo su amistad continuó como antes.
Una novela y un autor recomendable. No hay que perdérselo.

Algunas frases del libro:


“La amistad es la relación más noble que pueda haber entre los seres humanos.”

“El deseo de ser diferentes de quienes somos: no puede latir otro deseo más doloroso en el corazón humano.”

“Tenemos que conformarnos con lo que somos.”

“Tenemos que soportar nuestro carácter y nuestro temperamento, ya que sus fallos, egoísmos y ansias no los podrán cambiar ni nuestras experiencias ni nuestra comprensión.”

“El que busca la verdad tiene que empezar buscando dentro de sí.”

“La amistad nacida entre dos personas en la infancia no la puede matar ni siquiera la muerte, puesto que su recuerdo permanece en la conciencia de los hombres.”

Contraportada:
La búsqueda de la verdad como fuerza liberadora, como soporte ético imprescindible para sobrellevar el transcurso de una vida, está en el centro de esta novela magistral, que tras permanecer en el olvido durante más de cincuenta años fue rescatada por la prestigiosa editorial italiana Adelphi y se colocó rápidamente en el primer puesto de los libros más vendidos de Italia. La tremenda exactitud de su prosa, apenas atemperada con un barniz de refinada melancolía, unida a la vigencia de sus propuestas morales, sitúa a Sándor Márai entre los grandes escritores europeos de este siglo.

Un pequeño castillo de caza en Hungría, al pie de los Cárpatos, donde alguna vez se celebraron elegantes veladas y cuyos salones decorados al estilo francés se llenaban de la música de Chopin, ha cambiado radicalmente de aspecto. El esplendor de antaño ya no existe, todo anuncia el final de una época. Dos hombres mayores, que de jóvenes habían sido amigos inseparables, se citan a cenar tras cuarenta años sin verse. Uno ha pasado mucho tiempo en Extremo Oriente, el otro, en cambio, ha permanecido en su propiedad. Pero ambos han vivido a la espera de este momento, pues entre ellos se interpone un secreto de una fuerza singular. Todo converge en un duelo sin armas, aunque tal vez mucho más cruel, cuyo punto en común es el recuerdo imborrable de una mujer.
La tensión aumenta, línea tras línea, hasta que se hace casi insoportable, pero la prosa continúa, implacable, precisa, fiel reflejo del empeño de los protagonistas por hurgar hasta en lo más recóndito de sus almas, allí donde se encuentran esas verdades cuyo descubrimiento provoca, al mismo tiempo, un insoslayable dolor y un incontenible impulso vital.

Traducción de Judit Xantus Szarvas