Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

lunes, 31 de enero de 2011

EL LIBRO DE LAS VIRTUDES DE EL PRINCIPITO


He leído “El principito” de Antoine de Saint-Exupéry varias veces en diferentes épocas de mi vida, y nunca me ha parecido estar leyendo el mismo libro, porque cada vez he apreciado y me ha hecho reflexionar una parte de él, ya sea un capítulo o una frase, siempre he aprendido una enseñanza.
Ahora acaban de publicar
“El Libro de las Virtudes de El Principito” en el que precisamente hace un repaso a esas enseñanzas y nos habla de las virtudes. Para ello utiliza citas del libro original y también fábulas de Esopo, Samaniego, Jean de la Fontaine; Cuentos, pensamientos, poemas y frases de diversas épocas y autores como Mark Twain, Aristóteles, Confucio, San Agustín, Dalai Lama, etc. Acompañados de ilustraciones originales del mismo Antoine de Saint-Exupéry.
Este libro es un complemento al original. Está escrito para niños, con un lenguaje sencillo y claro, muy explicativo y comprensible.
Creo que es un buen recurso para trabajar los valores, ya sea con nuestros hijos o en el aula. Es un libro educativo.



Empieza así:
El Principito es un libro de hoy y de siempre. Su protagonista es un niño que permanece en el corazón de todos los que han leído su historia, incluidos aquellos que hoy ya son adultos.
Si has leído “El Principito” alguna vez, te recomendamos que vuelvas a hacerlo.
Sí, aunque te hayas convertido en un adulto. El propio Principito te diría que si quieres ser realmente sabio y feliz tienes que volver a ver el mundo con los ojos de un niño.
Si no lo has leído todavía, y nos prometes que lo harás algún día, aquí te ofrecemos un breve resumen.


Algunas frases del libro:

“Cuenta una anécdota que quienes conocieron a Saint-Exupéry se asombraban de verlo siempre dibujando niños: en sus libretas, en las servilletas de un café, en las cartas que enviaba... Una vez, uno de sus editores le preguntó por qué dibujaba niños, y él respondió: porque siempre dibujo al niño que llevo en mi corazón.
El editor aprovechó la ocasión para darle una idea brillante: escribe la historia de ese niño.”

“Algunos textos son tan antiguos que se han repetido desde el origen de los tiempos y derraman su sabiduría en cada letra.
Si no conoces estos textos, léelos para aprender.
Si los conoces y se te han olvidado, léelos para recordar.
Porque leyendo también se aprende a vivir.”



Contraportada:
El protagonista de “El Principito”, la inmortal obra de Antoine Saint-Exupéry, es un niño muy especial que, hace muchos años, se le apareció a un aviador solitario cuyo aparato había sufrido una avería en el desierto del Sahara. Un niño que dejó su pequeño planeta para recorrer el universo haciendo preguntas a todos los seres con los que se encontraba, aprendiendo de ellos y dejándoles a su vez preciosas enseñanzas.
“El Libro de las Virtudes de El Principito” repasa esas enseñanzas y nos habla de las virtudes –como la bondad, el coraje, la prudencia, el respeto, la paciencia y la solidaridad- que nos convierten en mejores personas. Estas reflexiones están acompañadas de citas del libro original, así como de fábulas, poemas y frases de diversos autores.



Gracias a Ediciones B por el envío de este libro

lunes, 24 de enero de 2011

EL TIEMPO ENTRE COSTURAS de María Dueñas


Me gustan los libros que tratan temas históricos de forma novelada, porque de una manera amena me aportan datos de la historia que no conocía y me hacen recordar otros que desde la época de estudiante se habían quedado olvidados o aparcados en mi memoria.
Hace poco tiempo disfruté muchísimo de una novela de este estilo
“Dime quién soy” de Julia Navarro y ahora también he disfrutado con “El tiempo entre costuras” de María Dueñas.
No voy a comparar estas lecturas, aunque de las dos puedo decir que me han parecido magníficas, y que me ha gustado la coincidencia de que la protagonista en ambas sea una mujer luchadora, valiente, emprendedora y adelantada a su tiempo. Este hecho para mí ha significado la reivindicación del papel de la mujer en la historia y, por tanto, un homenaje a todas las Amelia Garayoa y Sira Quiroga que lucharon y dedicaron su vida a conseguir un mundo mejor.
María Dueñas ha escrito una novela con una trama interesante, muy bien ambientada, ha reflejado historias de personas que vivieron en el Protectorado español en Marruecos. Transportándonos a aquella época y a aquel escenario, mezclando personajes ficticios con personajes reales. El pasado, el presente y el futuro de una mujer es el hilo conductor de esta historia donde la costura y las puntadas pueden salvar muchas vidas. Haciéndonos viajar por Madrid, Tánger, Tetuán y Lisboa. Recordándonos las situaciones políticas e históricas de estas ciudades, así como de los años de la República española, la Guerra Civil, la posguerra y la llegada de la Segunda Guerra Mundial. Mostrándonos como era la sociedad de principios del siglo XX. Para ello no sólo ha utilizado y demostrado una gran creatividad sino que también ha realizado un buen trabajo de investigación y documentación, que queda reflejado en el contenido del libro, y relacionado en la amplia bibliografía que aparece al final del mismo. Sin olvidarnos de un epílogo que culmina este trabajo.

“El tiempo entre costuras” cuenta en primera persona una época de la vida de Sira Quiroga.
Nació en 1911, hija de una humilde madre soltera y criada en un barrio castizo de Madrid.
A los 12 años empieza a trabajar como aprendiz de costurera en el taller de Doña Manuela Godina, donde trabaja su madre.
A los 20 años llega la República y cierran el taller porque la gente acaudalada deja de ir. En este momento su vida es su novio, Ignacio Montes, y preparar una oposiciones. Pero se enamora de otro hombre, Ramiro Arribas. “No habrá boda, ni oposiciones, no aprenderá a escribir a máquina y nunca compartirá con Ignacio hijos, cama, ni alegrías.”Aparece en su vida su padre, Gonzalo Alvarado. Por la situación política de España, él teme por su vida y por eso deja arreglada para su hija la herencia: dinero y joyas. Sira está conmocionada por la extraña sensación que le provoca el saber que tiene un padre con nombre, apellidos, fortuna y sentimientos.
En marzo de 1936 se van Sira y Ramiro a Tánger. Su vida continuó como siempre agitada, divertida, enamorada, y cargada hasta los bordes de insensata ingenuidad. Hasta que Ramiro la abandona llevándose todo el dinero y las joyas
.“En escasos meses había dado un portazo en la cara a todo su ayer; Había dejado de ser una humilde modistilla para convertirse de manera alternativa o paralela en un montón de mujeres distintas. Candidata apenas incipiente a funcionaria, beneficiaria del patrimonio de un gran industrial, amante trotamundos de un sinvergüenza, ilusa aspirante a directiva de un negocio argentino, madre frustrada de un hijo nonato, sospechosa de estafas y robo cargada de deudas hasta las cejas y ocasional traficante de armas camuflada bajo la apariencia de una inocente nativa.”En su nueva vida, a la vez que se produce el alzamiento nacional, monta en Tetuán un taller de costura, Chez Sirah.
Conoce a diferentes personas y entabla amistad con algunas de ellas; Candelaria, dueña de una pensión y que se convierte en un gran apoyo; Félix, del que obtuvo educación, compañía, amistad e ideas para el negocio; Rosalinda Fox, una inglesa extravagante e imprevisible, pero también eficaz, rápida y resolutiva, amante de Juan Luis Beigbeder, Alto Comisario de España en Marruecos; Marcus Logan, periodista inglés, con quién no quiere dar un paso más porque él se irá pronto y a ella le duele la herida de Ramiro.
Vuelve a producirse otro cambio en su vida cuando es reclamada en Madrid, una vez finalizada la Guerra Civil, para colaborar en determinados asuntos.
Sira resume de esta manera lo que ha sido su vida:
“Nos fuimos a Tánger. Me quedé embarazada y Ramiro me abandonó. Perdí el niño. Me vi de pronto sola en una tierra extraña, enferma, sin dinero, cargando con deudas que él dejó a mi nombre y sin tener dónde caerme muerta. Tuve a la policía encima de mí, pasé todo el miedo del mundo, me vi implicada en asuntos al margen de lo legal. Y después monté un taller gracias a la ayuda de una amiga y empecé otra vez a coser. Trabajé de noche y de día, y también hice amigos, gente muy distinta. Me asimilé a ellos y me adentré en un nuevo universo, pero nunca dejé de trabajar. Conocí también a un hombre del que pude enamorarme y con el que tal vez habría podido volver a ser feliz, un periodista extranjero, pero sabía que tarde o temprano habría de irse y me resistí a implicarme en otra relación por temor a volver a sufrir, por miedo a revivir el desgarro atroz que sentí cuando Ramiro se marchó sin mí. Ahora he vuelto a Madrid, sola, y sigo trabajando.”Va a cumplir 30 años y en esta nueva etapa en Madrid su vida da un cambio total, empieza a vivir vidas paralelas: “lo mismo ajustaba el costado de un talle de cóctel que obtenía información.” Convirtiéndose en una mujer independiente que pertenece a una estirpe de mujeres luchadoras y valientes, decide que ya es hora de agarrar las riendas de su existencia, elegir su propio camino y decidir cómo y con quién transitarlo.
Ser propietaria del rumbo de su vida.
Un libro que recomiendo leer porque puede gustar a gente muy variada ya que tiene rasgos de novela histórica, novela de intriga, novela romántica y novela de aventuras. Además, por una parte recupera del olvido una época y la vida de algunas personas que vivieron en el Protectorado español en Marruecos, unos años bastante olvidados en la literatura. Por otra parte es una novela muy bien escrita, con una trama interesante, donde la historia de la vida de Sira nos conduce por la trayectoria de unos acontecimientos importantísimos en la historia de España. Una vida que transcurre entre telas y patrones, llena de desasosiego, que intercala épocas sosegadas con otras llenas de ganas de vivir. Encuentros y desencuentros. Amores y desamores. Honestidades y traiciones. Pobreza y fortuna. Donde el paso del tiempo va cambiando a Sira y al resto de personajes, ninguno es ya quien un día fue, igual que cambian las modas.



Algunas frases del libro:


“A ritmo de himnos no se cambia un país.”

“En cualquier momento y sin causa aparente, todo aquello que creemos estable puede desajustarse, desviarse, torcer su rumbo y empezar a cambiar.”

“Resultaba difícil creer que de aquel ambiente hubiera surgido apenas unas semanas atrás lo que se intuía como una guerra civil.”

“Los escasos diez o quince minutos que duró el trayecto me fueron suficientes para absorber las formas, descubrir los olores y aprender los nombres de algunas de las presencias con las que a diario habría de convivir en aquella nueva etapa de mi vida.”

“Nunca habría podido imaginar que la sensación de volver a tener una aguja entre los dedos llegara a resultar tan gratificante.”

“En el humilde territorio de mis preocupaciones sólo tenían cabida un puñado de miserias cercanas que casi podían contarse con los dedos de una mano: un amor traicionado, una deuda por pagar y un gerente de hotel poco comprensivo, el diario faenar para levantar un negocio, una patria llena de sangre a la que no podía volver y la añoranza de una madre ausente.”

“Pues la verdad es que creo que su vida no corre riesgo, pero yo soy lo único que mi madre tiene en el mundo y ella lo único que tengo yo. Siempre hemos vivido solas, peleando juntas para salir adelante. Sólo somos dos mujeres trabajadoras. Hubo, sin embargo, un día en que yo me equivoqué y le fallé. Y ahora lo único que quiero es recuperarla.”
“Calcule usted mismo si reunir a una madre sin recursos con su única hija es o no es una razón humanitaria; yo no lo sé.”

“Con un cóctel en una mano y un cigarrillo en la otra, cómodos, relajados, hospitalarios y cariñosos. Como si nada pasara; como si en España no siguieran matándose entre hermanos y Europa no anduviera ya calentando motores para la peor de sus pesadillas.”

“Tenemos que ayudar. Tú, yo, todos, cada uno en la medida de sus posibilidades. Tenemos que aportar nuestro grano de arena para que esta locura no siga avanzando.”

“Tú no sabes lo que es vivir en guerra, Sira. Tú no te has despertado un día y otro con el ruido de las ametralladoras y el estallido de los morteros. Tú no has comido lentejas con gusanos mes tras mes, no has vivido en invierno sin pan, ni carbón, ni cristales en las ventanas. No has convivido con familias rotas y niños hambrientos. No has visto ojos llenos de odio, de miedo, o de las dos cosas a la vez. España entera está arrasada, nadie tiene fuerzas para soportar de nuevo la misma pesadilla. Lo único que este país puede hacer ahora es llorar a sus muertos y tirar hacia delante con lo poco que le queda.”

“Nadie es quien solía ser después de una guerra como la nuestra.”
“La normalidad no estaba en los días que quedaron atrás: tan sólo se encontraba en aquellos que la suerte nos ponía delante cada mañana.”

“La normalidad no era más que lo que mi propia voluntad, mi compromiso y mi palabra aceptaran que fuera y, por eso, siempre estaría conmigo. Buscarla en otro sitio o quererla recuperar del ayer no tenía el menos sentido.”

“Cada ola trajo consigo un recuerdo, una estampa del pasado: memorias de la joven que un día fui, de mis logros y temores, de los amigos que dejé atrás en algún lugar del tiempo; escenas de otras tierras, de otras voces. Y sobre todo, el mar me trajo aquella mañana sensaciones olvidadas entre los pliegues de la memoria: la caricia de una mano querida, la firmeza de un brazo amigo, la alegría de los compartido y el anhelo de lo deseado.”

Solapa:
La joven modista Sira Quiroga abandona Madrid en los meses previos al alzamiento, arrastrada por el amor desbocado hacia un hombre a quien apenas conoce. Juntos se instalan en Tánger, una ciudad mundana, exótica y vibrante donde todo lo impensable puede hacerse realidad. Incluso, la traición y el abandono.
Sola y acuciada por deudas ajenas, Sira se traslada a Tetuán, la capital del Protectorado español en Marruecos. Con argucias inconfesables y ayudada por amistades de reputación dudosa, forja una nueva identidad y logra poner en marcha un selecto atelier en el que atiende a clientas de orígenes remotos y presentes insospechados.A partir de entonces, con la contienda española recién terminada y la europea a punto de comenzar, el destino de la protagonista queda ligado a un puñado de personajes históricos entre los que destacan Juan Luis Beigbeder – el enigmático y escasamente conocido ministro de Asuntos exteriores del primer franquismo -, su amante, la excéntrica Rosalinda Fox, y el agregado naval Alan Hillgarth, jefe de la inteligencia británica en España durante la segunda guerra mundial. Entre todos ellos la empujarán hacia un arriesgado compromiso en el que las telas, las puntadas y los patrones de su oficio se convertirán en la fachada visible de algo mucho más turbio y peligroso.

martes, 18 de enero de 2011

KAFKA Y LA MUÑECA VIAJERA de Jordi Sierra i Fabra


Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2007
Jordi Sierra i Fabra a raíz de un artículo, escrito por César Aira, que leyó en el periódico El País en mayo de 2004, que podéis leer aquí
, escribió esta historia titulada “Kafka y la muñeca viajera”. Como dice Sierra i Fabra en el libro: “me he permitido la transgresión: inventar esas cartas, terminar la historia, darle un final imaginario".

Terminando este relato en agosto de 2004, a los 80 años de la muerte de Franz Kafka.
Nos cuenta como un día de 1923 paseando Kafka por el parque Steglitz de Berlín encontró a una niña pequeña llorando desconsoladamente, sin tener muy claro lo que podía hacer, pero viendo que estaba sola y no paraba de llorar, se acercó a ella e intentó averiguar qué le pasaba. Elsi, que así se llamaba la niña, había perdido su muñeca.
Kafka intentando que la niña no estuviera triste le cuenta que su muñeca se ha ido de viaje. Para que la niña pueda creérselo y esté contenta empieza a escribirle una carta diaria durante casi tres semanas, como si fuese la muñeca la autora de ellas.
La niña acude al parque todos los días para reunirse con Kafka, quien se ha convertido en cartero de muñecas. Esta correspondencia mantiene viva la ilusión de la niña. La tristeza va desapareciendo porque su muñeca es libre y feliz.
Kafka tiene 40 años, está enfermo de tuberculosis, y escribe estas cartas con mucha ternura y sensibilidad. Cada vez se siente más involucrado en conseguir hacer feliz a la niña. Intenta que Elsi no sufra por el abandono de su muñeca. Ha de hacerlo bien para que ella no deje de creer en la naturaleza humana. Tiene que mantener viva su esperanza.
Los dos entablan una relación especial. Uno al otro se están ayudando.

Una vez más es un libro infantil / juvenil, en la contraportada indica de 8 en adelante, que sin embargo puede ser mejor apreciado por un público adulto. Para los más pequeños pueden identificarlo como un cuento, los mayores podemos profundizar mucho más en este bonito relato.
Me ha parecido un libro muy bello, con una historia muy tierna, entrañable y que llega al corazón. También nos da una imagen muy humana de Franz Kafka.
Jordi Sierra i Fabra utiliza una narración ligera, fácil de lectura, y convierte un hecho real, casi anecdótico, en una novela deliciosa para todos los públicos.

Como curiosidad Paul Auster en su libro “Brooklyn follies” también habla de esta historia de Kafka y la muñeca viajera.

Además también se ha llevado al teatro, hay una versión que realizó producciones
Come y Calla.

Algunas frases del libro:“Los pequeños quieren creer. Necesitan creer. En su mundo no existe, todavía, la desconfianza humana.”


“La esperanza era más necesaria que la realidad.”

“El mayor absurdo depende de la sinceridad con que se cuenta.”


“La niña creía. Se había transformado en el cartero de muñecas. Creía y eso era más de lo que muchos adultos podían esperar de los niños.”

“Había creado un singular y misterioso enigma: la muñeca viajera.”

“La culpa no sólo era de la carta escrita a lo largo del día, sino también de aquel beso. Se llevó la mano a la mejilla. ¿Por qué los besos de los niños tenían sabor?”

“¿Salvar a una niña no era como salvar al mundo?”

“Los sueños son la base de la vida.”

Contraportada:Un año antes de su muerte, Franz Kafka, paseando por el parque Steglitz, en Berlín, encontró a una niña que lloraba desconsolada: había perdido su muñeca. Para calmar a la pequeña, el autor de “La metamorfosis” se inventó una peculiar historia: la muñeca no se había perdido, se había ido de viaje, y él, convertido en cartero de muñecas, tenía una carta que le llevaría al día siguiente al parque. Aquella noche Franz escribió la primera de las muchas cartas que, durante tres semanas, entregó a la niña puntualmente, narrando las peripecias de la extraordinaria muñeca desde todos los rincones del mundo. Según cuenta Dora Dymant, su compañera aquellos días, el estado febril con el que Kafka escribía esas cartas era comparable al de cualquiera de sus inmortales obras.
Éste es el relato de aquella experiencia, en la que Franz Kafka fue un mago de la palabra para una niña desconocida de la que jamás volvió a saberse nada, como tampoco de aquellas cartas que constituyen uno de los misterios más hermosos de la narrativa del siglo XX.

martes, 11 de enero de 2011

LA BIBLIOTECARIA DE BASORA: una historia real de Iraq de Jeanette Winter



Desde que leí “Wangari y los árboles de la paz” (reseña aquí) tenía muchas ganas de leer este otro libro de la misma autora.
De nuevo vuelve a ser un libro especial porque también está basado en una historia real, en esta ocasión nos habla de la guerra, de los libros, de la solidaridad, de la amistad, del coraje, de la valentía, de la lucha de una mujer, en definitiva, de la colaboración con los demás y el respeto por la cultura.
Jeannette Winter ha escrito e ilustrado esta bellísima historia basándose en una noticia que fue publicada por la periodista Shaila K. Dewan en el New York Times en el año 2003.
Nos relata unos hechos sucedidos cuando comenzó la invasión de Irak, y Alia Muhammad Baker, bibliotecaria de Basora, decidió salvar los libros de la biblioteca.
Este álbum ilustrado está dirigido a niños de 7 a 9 años, pero yo continuo insistiendo en que este tipo de libros no tienen edad, y nos enseñan a todos muchos valores.
Un libro donde el texto y las ilustraciones nos transmiten una historia increíble y sorprendente sobre una mujer y su amor por los libros a pesar de vivir una guerra.



Algunas frases del libro:
“A Alia le preocupa que los fuegos de la guerra destruyan los libros, que para ella son más valiosos que todo el oro del mundo”

“Alia espera. Espera el fin de la guerra. Espera y sueña en la paz”

Contraportada:



Alia Muhammad Baker es la bibliotecaria de Basora.
Durante catorce años la biblioteca fue un sitio de encuentro para todos aquellos que aman los libros.
Hasta que empezó la invasión de Irak.
En un país asolado por la guerra, donde los civiles, y especialmente las mujeres, tienen poco poder, esta historia real sobre la lucha de una bibliotecaria por salvar el valioso fondo de la biblioteca nos recuerda que, en el mundo entero, el amor por la literatura y el respeto por el conocimiento no conocen fronteras.

Una parte de los beneficios procedentes de la venta de este libro será destinado a reponer el fondo de la Biblioteca Central de Basora.

Traducción de María Lucchetti Bochaca

miércoles, 5 de enero de 2011

MEME LO MEJOR DEL 2010

Hasta ahora nunca había hecho un balance de mis lecturas en el blog, pero gracias a Carmina del blog De tinta en vena que me ha pasado este Meme, aprovecho la ocasión y os cuento un poco mi opinión sobre los libros que he leído en el 2010.

1-¿Cuál fue el mejor libro que leíste en el año 2010?

Empezamos con una pregunta complicada, porque elegir 1 de 44 para mi es una difícil decisión, así que nombraré varios:


“La ladrona de libros” de Markus Zusak porque a pesar del tema tan duro que trata me ha parecido una historia llena de momentos hermosos.

“Dime quién soy” de Julia Navarro porque es un repaso a la historia del siglo XX y demuestra lo importante que es conservar la memoria histórica.

Y no sigo porque en la pregunta nº 7 he de poner 10 libros.


2-¿Cuál fue la mejor trilogía o serie o saga que leíste este año 2010?

Sin llegar a ser exactamente serie o saga, pero como en el segundo libro aparecen algunos personajes del primero, selecciono:

“Hija de la fortuna” y “Retrato en sepia” de Isabel Allende, en los dos libros me han encantado los personajes y la fuerza que le dan a la narración, así como la descripción de la época y de la sociedad del siglo XIX.
Estas lecturas me ha hecho volver a reengancharme a esta autora que hacía muchísimos años que no leía.


3-¿Cuál fue el personaje del que te enamoraste al leerlo este año 2010?

Sin llegar al enamoramiento, me gustó mucho Calpurnia la protagonista del libro La evolución de Calpurnia Tate” de Jacqueline Kelly.
Es un personaje tierno, decidido y representa de forma suave pero rotunda la reivindicación del papel de la mujer en la sociedad.


4-De todos los libros que te leíste este año, ¿cuál te pareció el mejor autor/escritor y por qué?

Otra pregunta complicada, elegir uno. Pues va a ser que otra vez me pasaré en número.

Jimmy Liao, un escritor e ilustrador taiwanés, sus historias son para todas las edades y transmiten sentimientos y emociones que nos hacen reflexionar sobre la vida. Este año he leído “La piedra azul”, Desencuentros” y “Secretos en el bosque”.

Juan José Millás, escritor español, que en su novela El mundo ha sabido hablarnos de si mismo con lo difícil que a mi me parece hacerlo.

Stefan Zweig, escritor austriaco, con una narración maravillosa. Este año lo descubrí por las buenísimas opiniones de otros blogs y lo confirmé leyendo “Carta a una desconocida” y “Leporella”.

Y lógicamente si me gustaron los libros también me gustaron los autores: Isabel Allende, Julia Navarro, Markus Zusak.

5-¿Pareja protagonista o secundaria que te encantó al leerla este año?

Eliza Sommers y Tao Chi’en, personajes de “Hija de la fortuna” y “Retrato en sepia” de Isabel Allende. Porque desafían al mundo uniéndose como pareja sin importarles la raza ni sus orígenes.


6-La mejor película basada en un libro que hayas visto este año y ¿De qué libro es?
Creo que este año sólo he visto basada en un libro “El niño con el pijama de rayas”, y no me gustó la adaptación porque faltaban bastantes cosas y el final es diferente.

7-¿10 libros que te encantaron, amaste y recomendarías, que leíste este año?

Sin seguir un orden de preferencia recomiendo no perderse la lectura de:

La invención de Hugo Cabret” de Brian Selznick. Relato e ilustraciones se funden creando un libro precioso. Homenaje a los pioneros del cine.

Me ha hecho poeta la vida” poemas de Miguel Hernández. Un libro diferente por el formato. Sus poesías me llegan muy adentro.

Bilbao-New York-Bilbao” de Kirmen Uribe. Un relato intimista donde el autor convierte en novela su propio pasado.

Las pequeñas (y grandes) emociones de la vida” de Montse Gisbert. Un pequeño libro que transmite muchas sensaciones y ayuda a despertar sentimientos dormidos.

Cometas en el cielo” de Khaled Hosseini. Una novela que no deja indiferente, que nos acerca a la realidad de Afganistán y donde los sentimientos encontrados juegan un papel muy importante.

Dime quién soy” de Julia Navarro. Devoré las más de mil páginas sin pestañear, una novela muy completa.

La ladrona de libros” de Markus Zusak. Me hizo llorar y reír. El personaje de la muerte como narradora es genial.

La evolución de Calpurnia Tate” de Jacqueline Kelly. Una historia donde la complicidad entre el abuelo y la nieta es tierna y me encanta.

Hija de la fortuna” de Isabel Allende. Una novela intensa por los personajes y el tema. Describe muy bien la época en que transcurre.

La forma del agua” de Andrea Camilleri. Recomiendo todos los libros de este autor italiano en los que el protagonista es el comisario Montalbano, un personaje muy peculiar. Novelas de intriga que siempre apetece leer.

Creo que he llegado a los 10. Aunque añadiría a esta lista los álbumes ilustrados, que este año he disfrutado de varios.

8- ¿El o los libros que te sorprendieron este año, que no esperabas mucho de ellos pero resultaron buenos?

“El nombre no importa” de Paula Izquierdo, una autora para mi desconocida, no tenía ninguna referencia ni de ella ni del libro, y me gustó porque es una novela con una parte de suspense y otra una reflexión sobre el comportamiento humano.

El baile” de Irène Nemirovsky, otra autora para mi desconocida, que me ha sorprendido y gustado porque es una novela de hace 80 años que trata el tema de la relación madre – hija adolescente como si ocurriese hoy en día.

9- ¿El peor libro que has leído este año y que no recomendarías a nadie?

Creo que “El ángel más tonto del mundo” de Christopher Moore. Me pareció una historia absurda y con un humor que no me hizo gracia. De momento no voy a volver a leer a este autor.

10- ¿Cuál fue tu mejor momento de lectura del año?

Al lado del mar, por supuesto el Mediterráneo.
Silencio, tan solo el rumor de las olas.
El sol brillante y luminoso cargándome de energía.
Leo:
"Los momentos más difíciles van marcando nuestras vidas, hasta convertirse en medida de nuestro tiempo. Los días felices al contrario, pasan deprisa, demasiado deprisa, y enseguida se desvanecen". Kirmen Uribe
Pero este momento de felicidad no se desvanece.
Cierro los ojos y siento lo mismo que en aquel instante.


He de confesar que me ha costado contestar estas preguntas, porque he dudado en muchas a la hora de elegir libros, autores o personajes.
Ahora debo pasar este Meme a otros blogs y como ya son muchos los nominados y por no andar repitiendo, se lo paso al blog que tenga ganas de superar este reto.

domingo, 2 de enero de 2011

JUNTOS, NADA MÁS de Anna Gavalda



Cuatro personajes diferentes, cuatro seres con un pasado que les ha marcado, cuatro personas que un día el destino hace que se encuentren y que sus vidas se unan. “Juntos, nada más” es una novela donde lo importante son las relaciones humanas, donde vemos que ser diferente no impide la amistad y la convivencia. Donde conseguir dejar atrás la soledad y sentirse tranquilos, felices, sencillamente vivos, es posible.
Camille, hada frágil. Tiene 26 años. Siendo pequeña murió su padre, y la relación con su madre es bastante mala. Dibuja muy bien. Pero se ha abandonado totalmente, malvive en un cuartucho, limpia oficinas y está en los huesos.
Philibert, chuán desarmado. Un joven de origen aristocrático. Apasionado de la historia de Francia. Licenciado. Trabaja vendiendo postales en un museo. Vive en un piso enorme, en el mismo edificio que Camille, hasta que se resuelva un asunto de herencias. Es un caballero del pasado que vive en un París de finales del siglo XX.
Franck, chaval agotado. No conoció a su padre, y su madre lo abandonó. Se ha criado con sus abuelos. Trabaja de cocinero seis días a la semana. El único día libre se lo dedica a su abuela. Es chulo, ligón y vulgar. Su pasión son las motos. Comparte vivienda con Philibert.
Paulette, anciana llena de cardenales. Es la abuela de Franck. Tiene 83 años. Cada vez pierde más facultades y después de varios “accidentes” caseros no queda más remedio que llevarla a un asilo. Para ella lo más importante es su nieto y su casa.
Desde la primera página la autora nos va presentando a los personajes, poco a poco vamos conociéndolos, sabiendo quienes son y como son. Aunque necesitamos todo el libro para saber mucho más de ellos y, sobre todo, para ver su evolución y el cambio positivo que se va produciendo en sus vidas, siempre motivado por el apoyo y la complicidad que surge entre los cuatro.
En un momento casual Philibert y Camille, que son vecinos, empiezan a hablarse, y surje una relación de amistad que en un principio es extraña para dos personas que están acostumbradas a la soledad, porque ellos mismos han decidido alejarse de todo y de todos. Philibert como buen caballero rescata a la dama, Camille, que habiendo perdido todas sus fuerzas se ha abandonado en el cuartucho que vive, y la lleva a su apartamento. Aquí Camille conoce a Frank, quien al principio siente que una mujer se ha entrometido en sus vidas, siente invadido su espacio, pero nos demuestra que es humano y que tiene buen corazón cuando también, a su modo, ayuda a esta mujer.
De esta manera empiezan a convivir tres personas que son diferentes en muchos aspectos, que proceden de mundos distintos, pero que tienen en común que nunca han sido felices ni han tenido una familia de verdad. Todos han tocado fondo. La amistad es cada vez mas intensa, y sin darse apenas cuenta se están ayudando unos a otros. Así es como conocen a Paulette, la abuela de Frank, una mujer que también empieza a formar parte de sus vidas. Y con el tiempo van sacando los mejor de cada uno. No tenían a nadie más en el mundo y ahora se tienen ellos cuatro. 

He disfrutado mucho con la lectura de este libro. El cual escogí para leer gracias a las estupendas opiniones que había leído sobre éste y su autora en diversos blogs, como Cuéntate la vida, Bibliobulimica’s blog, Devoradora de libros, Bitácora de mis lecturas, De todo un poco, y muchos otros blogs (imposible nombrarlos a todos) que sino han leído este libro si otros de esta autora francesa.
“Juntos, nada más” es una hermosa historia que me ha transmitido muchas emociones, en muchos momentos he sentido tristeza y en otros he sonreído. Me ha encantado la conversación que mantiene Frank con su abuela, que es toda una confesión de sentimientos. Y la relación entre los personajes, sus diálogos y la forma en que se van conociendo y profundizando la amistad.
Un libro que recomiendo porque quien lo lea va a disfrutarlo. Le van a gustar los personajes, tan especiales y peculiares y que transmiten mucho encanto. La forma de narrar de la autora que nos lleva por la vida de estas cuatro personas desde la desesperanza hasta la felicidad. Haciéndonos cortas las 543 páginas, porque al final suspiras pensando que historia mas bonita.
Ahora tengo ganas de ver la película, porque me apetece volver a disfrutar de estos personajes, no será igual, porque nunca es lo mismo el cine que un libro, pero podré volver a saborear esta maravillosa historia.
También me apetece continuar leyendo a esta autora, así que más lecturas pendientes.
Y todo un año nuevecito para hacerlo.

Feliz 2011 a tod@s.

Algunas frases del libro:

“No hablaban mucho. Habían perdido la costumbre de compartir una comida. El protocolo no se llevó pues a rajatabla, y a ambos les resultó difícil sacudirse de encima la soledad.”


“Mientras uno se está hundiendo, no puede hacer nada, hay que esperar a tocar fondo para darse su pequeño impulso tan sano con el talón, el único que permite volver a salir a la superficie.”


“En el piso también, cada uno empezaba a encontrar su lugar. Los movimientos incómodos del principios, ese ballet incierto y todos esos gestos torpes se fueron transformando poco a poco en una coreografía discreta y rutinaria.”


“¿De qué sirven las emociones si no se pueden compartir?”

“No hay pena que un libro no pueda consolar.”

“Los tres formamos una buena panda de lisiados.”

“Lo que impide que la gente conviva no es la diferencia, sino la estupidez.”

“Pero déjame que te diga que si ser intelectual significa a uno le guste aprender, ser curioso, atento, admirar, emocionarse, tratar de comprender cómo funcionan las cosas e intentar irse a la cama un poco menos tonto que la víspera, entonces sí, reivindico mi condición totalmente: no sólo soy una intelectual, sino que además estoy orgullosa de serlo.”

“La vida es más divertida cuando hay un poco de desorden.”

“Es una hipótesis. La historia no llegará lo suficientemente lejos como para confirmarla. Y además nuestras certezas nunca son inamovibles. Un día uno quisiera morirse, y al día siguiente, se da cuenta de que bastaba con bajar un par de escalones para encontrar el interruptor y ver las cosas un poco más claras... Sin embargo, esos cuatro estaban a punto de vivir los que tal vez serían los días más hermosos de sus vidas.”

“Nosotros cuatro, aquí, ahora, en este Clío destartalado, liberados, juntos, y que venga lo que tenga que venir.”

“Me gusta que la gente saque lo que lleva dentro. Porque es como un autorretrato con palabras.”

Contraportada:

Camille tiene 26 años, dibuja de maravilla, pero no tiene fuerza para hacerlo. Frágil y desorientada, malvive en una buhardilla y se esmera en desaparecer: apenas come, limpia oficinas de noche, y su relación con el mundo es agonizante. Philibert, su vecino, vive en un apartamento enorme del que podría ser desalojado; es tartamudo, un caballero a la antigua que vende postales en un museo, y el casero de Franck. Cocinero de un gran restaurante, Franck es mujeriego y vulgar, lo cual irrita a la única persona que le ha querido, su abuela Paulette, que a sus 83 años se deja morir en un asilo añorando su hogar y las visitas de su nieto.



Cuatro supervivientes magullados por la vida, cuyo encuentro va a salvarlos de un naufragio anunciado. La relación que se establece entre estos perdedores de corazón puro es de una riqueza inaudita, tendrán que aprender a conocerse para lograr el milagro de la convivencia. “Juntos, nada más” es una historia viva, con un ritmo suspendido en el aire, llena de esos minúsculos dramas personales que seducen por su sencillez, su sinceridad y su inconmensurable humanidad.
Traducción de Isabel González-Gallarza