Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

martes, 27 de julio de 2010

BILBAO-NEW YORK-BILBAO de Kirmen Uribe


Premio Nacional de Narrativa 2009

Una novela intimista y muy personal cargada de recuerdos, el propio escritor indaga en su pasado para escribir esta preciosa historia.
Sin un criterio cronológico va entremezclando épocas y personajes, construyendo un libro lleno de nostalgia. Donde hace un repaso a la historia de su tierra, el País Vasco, desde el siglo XX hasta la actualidad. Contada desde el punto de vista de los propios protagonistas, quienes a través de sus recuerdos y vivencias nos describen un pasado muy cercano.
Me ha gustado mucho la forma y el estilo. Kirmen Uribe ha sabido crear una novela de un montón de relatos, teniendo como hilo conductor la búsqueda de sus orígenes.
También tengo que destacar la originalidad de la edición al insertar un desplegable con el cuadro de Aurelio Arteta. Y las reiteradas referencias a pintores y sus obras.
En definitiva, un maravilloso libro que en algún momento volveré a leer y disfrutar.

Algunas frases del libro:

"Los momentos más difíciles van marcando muestras vidas, hasta convertirse en medida de nuestro tiempo. Los días felices al contrario, pasan deprisa, demasiado deprisa, y enseguida se desvanecen".

"Algunas coincidencias se diría que obedecen a un destino tan deseado como improbable. Pero no imposible".

"lo más importante son las historias, sean verdad o mentira, o las dos cosas".

"Yo entonces no tenía monedas en los bolsillos, pero traje los pantalones llenos de poemas."

"La vida a veces nos lleva por distintos caminos. Cuando menos te lo esperas ocurre algo inesperado o aparece alguien de repente, y te cambia la vida de arriba a abajo."

"Ese detalle del cuadro me hizo pensar sobre el proceso de construcción de la novela. Cómo hablar de quienes te rodean sin que aparezca uno mismo. Quería hablar de mi abuelo, de mi padre, de mi madre. Novelar mi mundo, llevarlo al papel. Pero ¿Cómo hacerlo? ¿Debía inventar nombres ficticios o aparecería yo como narrador de la novela?."

"Pues bien, pensé que yo debía mostrar lo que hay detrás de una novela, enseñar todos los pasos que se dan a la hora de escribirla. Las dudas, las incertidumbres. Pero la propia novela no aparecería en la novela. Tan solo el lector podría intuirla".

Contraportada:
Cuando Liborio Uribe supo que iba a morir, quiso ver por última vez un cuadro de Aurelio Arteta. Pasó toda su vida en alta mar, surcó sus aguas a bordo del Dos amigos y, al igual que su hijo José, patrón del Toki Argia, protagonizó historias inolvidables, caídas para siempre en el olvido. Años después y frente a ese mismo cuadro, el nieto Kirmen, narrador y poeta, rastrea esos relatos familiares para escribir una novela. Bilbao-New York-Bilbao transcurre durante un vuelo entre el aeropuerto de Bilbao y el JFK de Nueva York, y desgrana la historia de tres generaciones de una misma familia. A través de cartas, diarios, e-mails, poemas y diccionarios, crea un mosaico de recuerdos y narraciones que conforman un homenaje a un mundo prácticamente extinguido, a la vez que un canto a la continuidad de la vida.

Traducción del euskera de Ana Arregui

martes, 20 de julio de 2010

LA HERMANDAD DE LA BUENA SUERTE de Fernando Savater


Premio Planeta 2008

Cuando leí en la contraportada "una novela de aventuras, aliñada con gotas de metafísica y ambientada en el fascinante mundo de las carreras de caballos", pensé que sería una historia entretenida. Como además tiene el respaldo de un premio literario, estaba convencida de que me gustaría. Pero, qué decepción, me ha resultado aburrida, no sé dónde están esas aventuras, ni siquiera tiene un pocquito de intriga. Incluso el final que parecía trepidante me ha dejado indiferente.
Aunque he de reconocer que esta novela tiene una segunda lectura, y puede hacernos reflexionar sobre las relaciones humanas, y la influencia del azar en el camino que toman nuestras vidas.
Y creo que para cada uno de nosotros la suerte significa algo distinto.

Algunas frases del libro:

"Todos los días, a cada momento, la buena suerte ocurre. Llega sin mirar a quién le toca".

"La página intensa justifica los cientos de páginas aburridas".

"¿Cuál es en realidad la buena suerte para un ser humano, para cualquiera, para todos?"

Contraportada:
Un caballo invencible que ya ha sido vencido, un jockey que desaparece misteriosamente cuando busca el secreto de la buena suerte, dos magnates sin escrúpulos que pretenden zanjar sus rivalidades en la pista del hipódromo... Ya se acerca la fecha de la Gran Copa, la carrera internacional que desata pasiones. Cuatro aventureros deben encontrar al desaparecido a tiempo para que pueda montar en la prueba crucial: mientras, cada uno de ellos lucha contra los fantasmas de su pasado. Su búsqueda los hará enfrentarse con enigmas y peligros, hasta el desenlace en una isla del Mediterráneo donde se encontrarán con la traición... y con el acecho de los leones.

miércoles, 14 de julio de 2010

LOS AMANTES MARIPOSA de Benjamin Lacombe


Este libro es un álbum ilustrado de gran formato.
En el que Benjamin Lacombe es el ilustrador y nos cuenta una leyenda oriental.
Tal vez os suene su nombre porque también es suya la cubierta de “La mecánica del corazón”.

Esta leyenda cuenta que el día que Naoko cumple 14 años su padre le dice que la va a mandar a la ciudad para recibir una correcta educación:


“porque una joven de mundo sólo debe hablar, levantarse, sentarse, sonreír, y casi respirar, en el momento indicado”.


Pero ella no está conforme con estas normas, porque a ella le gusta leer, escribir poemas y haikus, tener la libertad de decidir.
Se le ocurre un plan y con la ayuda de Suzuki, su sirvienta, lo lleva a cabo. Al llegar a la ciudad se disfraza de hombre y así podrá estudiar. Allí conoce a Hamo, que tiene 16 años. Se hacen muy amigos, comparten el gusto por la literatura y se compenetran muy bien. Tanto que acaban enamorándose. Lo que crea un problema a Hamo porque cree que Naoko es un hombre.
Llega una misiva urgente para Naoko, ha de volver a casa. Allí su padre le dice que la ha prometido con un hombre importante.
Mientras Hamo lee la nota que le ha dejado Naoko:


“amor sabrá
si la rana que canta
es él o ella”


Rápidamente va a buscarla pero no puede hacer nada, ella se va a casar con otro. Hamo vuelve a la ciudad.

A partir de aquí ya no cuento nada más, porque es mejor que la leáis y disfrutéis de las ilustraciones que acompañan el texto.
Un libro muy bonito para entender que el sentimiento de libertad es muy importante.

Contraportada:

Una leyenda oriental
sobre la lucha contra el destino
de unos jóvenes enamorados.


Traducción de Elena Gallo Krahe

jueves, 1 de julio de 2010

UNA NOVELISTA EN EL MUSEO DEL LOUVRE de Zoé Valdés


Encontré este libro por casualidad, rebuscando en los estantes de la Biblioteca del Mar, una de las muchas, que por suerte, abren los meses de verano en la playa. Estaba de fin de semana y quería un libro no demasiado extenso. Este reunía ese requisito, 240 páginas. Con el añadido de un título atrayente y una autora a la que había leído hace unos años, “La nada cotidiana”, una historia sobre una mujer cubana que se refugia en la escritura buscando una luz de esperanza en medio de la triste realidad de su país. Y que me gustó especialmente.
Y ahora me he encontrado con esta pequeña joya, porque me ha encantado poder disfrutar del arte de las pinturas y del arte de las palabras.
“Una novelista en el Museo del Louvre” es un homenaje a Manuel Mújica Laínez, un escritor que influyó en Zoé Valdés cuando empezó a escribir, y que tiene un libro titulado “Un novelista en el Museo del Prado”, el cual inspiró esta obra. Los dos han sido publicados por la misma editorial.
En la introducción la autora en primera persona nos relata como estando de visita en el Museo del Louvre le suceden unos hechos extraños, como que el guardia del museo se convierte en el guardián de las palabras, siendo el mismísimo Manuel Mújica Laínez. Y ella empieza a vivir en el museo. Y nos dice:
“todo eso he visto y, en pleno día, y mucho más. No sólo en la noche los cuadros cobran vida, las esculturas danzan; también les fascina recrear sus maldades diurnas”.En cada capítulo hace referencia a un obra de las expuestas en las salas, poniéndonos en antecedentes de algunos datos importantes del pintor, de la época, de los personajes representados. Pero las obras toman vida y la novelista observa las escenas en segundo plano, otras veces directamente forma parte de ellas contándonos algún hecho en el que está involucrado alguno o algunos de los personajes. Ella intenta por todos los medios que nadie descubra lo que sucede cuando el museo está cerrado. Los personajes de los cuadros saben que tienen que volver a ellos antes de que se abran las puertas al público. Aunque a veces algunos visitantes participan en las andanzas de éstos.
Poco a poco vamos recorriendo varias salas, haciendo un repaso de la historia del arte y admirando diversas pinturas, convirtiéndose esta novela en una pequeña guía del Louvre.
Zoé Valdés nos habla del síndrome de Stendhal, una enfermedad que ocasiona vértigo, mareos, entre otros síntomas, cuando alguien se expone a una sobredosis de belleza.
También habla de Manuel Puig y François Cheng, dos escritores que han influido en la autora. Teniendo este último publicado un libro que se titula “Pèlerinage au Louvre”, y que junto al ya nombrado “Un novelista en el Museo del Prado” de Manuel Mújica Laínez le han ayudado a escribir estos relatos.
En definitiva un buen libro si te gusta el arte y la literatura.

Algunas frases del libro:


“Leer es amar”.
“No hay nada mejor y más confortable que nuestro entorno para seguir existiendo”.
“¿No encuentra raro que los humanos se mezclen con los seres imaginados por los artistas, o sea, con los personajes de las obras artísticas?”.
“Estoy atrapada en el tiempo del museo, que desde hace años no consigo salir de estas salas”.
“No podíamos dejar de admirar obras que son a mi juicio imprescindibles”.
“Admiro a Manuel Mújica Laínez, e inspirada en un novelista en el Museo del Prado, decidí escribir este libro”.

Contraportada:Mis pasos resuenan en la galería principal, avanzo solitaria, al ralentí como en los sueños; conos de luz van trazándome el camino. Semejantes a sombreros puntiagudos de suave claridad mortecina, gigantes que penetran azarosos por los ventanales del Museo del Louvre y me invitan a perseguirlos, como en un juego infantil y antiguo. -¡Señorita, señorita, el museo está cerrado! -alguien grita a mis espaldas.
Me doy la vuelta y sólo consigo divisar una silueta, la de un hombre alto, corpulento. (...) De súbito, el vigilante se ha esfumado. Entonces allí -en ese allí que es un poco más allá en el tiempo-, doblo a la derecha, penetro en la sala de La Gioconda o La Mona Lisa. Nadie, nadie, susurro. ¿Será verdad que el museo está cerrado? Y entonces, ¿cómo he podido entrar? ¿Cómo he conseguido introducirme en esta sala en penumbras?Con el extraordinario dominio de la narración que la caracteriza, Zoé Valdés nos invita a entrar en un mundo de penumbras y claroscuros. De su mano recorremos los pasillos que nos mostrarán el rostro oculto, misterioso y desconocido de aquellos que creíamos conocer. Museo de anécdotas literarias por el que desfilan multitud de personajes bajo el misterioso influjo de Mújica Láinez, esta rotunda vuelta de tuerca es la demostración del talento narrativo y su extraordinaria capacidad para asombrarnos, convirtiendo a los guardianes de museos en guardianes de palabras.

El blog de la autora es http://zoevaldes.net/