Libros para leer junto al fuego en invierno y a la sombra de un árbol en verano

lunes, 16 de febrero de 2009

LA ELEGANCIA DEL ERIZO de Muriel Barbery

Cuando empecé a leer este libro me aconsejaron que aunque al principio no me gustara que no abandonara y siguiera leyendo, que habría un momento en la lectura que cambiaría de opinión.
Así ha sucedido, los primeros capítulos no acababa de entenderlos, sobre todo los de Renée, sin embargo sentía curiosidad por el relato de Paloma. Aunque mi interés por llegar al final surgió cuando aparece en escena el sr. Ozu, a partir de este instante la historia de estos tres personajes toma sentido, incluído el final que para nada esperaba.

Un libro cargado de pensamientos y reflexiones: 

"Pero, al menos, habré acariciado la idea de que sí valía la pena vivir";

"Entonces os pregunto: ¿por qué permanecer en este mundo?"; 


"He leído tantos libros... Sin embargo, como todos los autodidactas, nunca estoy segura de lo que he comprendido de mis lecturas."; 


"Vivir, morir: no son más que consecuencias de lo que se ha construido."; 


"¿Cree usted que la vida tiene sentido?"; 


"Quizá estar vivo sea esto: perseguir instantes que mueren."; 


"Pues, por usted, partir de ahora buscaré los siempres en los jamases."

Contraportada:
En el número 7 de la calle Grenelle, un inmueble burgués de París, nada es lo que parece. Dos de sus habitantes esconden un secreto. Renée, la portera, lleva mucho tiempo fingiendo ser una mujer común. Paloma tiene doce años y oculta una inteligencia extraordinaria. Ambas llevan una vida solitaria, mientras se esfuerzan por sobrevivir y vencer la desesperanza. La llegada de un hombre misterioso al edificio propiciará el encuentro de estas dos almas gemelas.

Traducción del francés de Isabel González-Gallarza